Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: hola@psicologiaymente.net

Las 12 mejores series españolas de todos los tiempos

Te presentamos las elegidas como mejores series españolas de todos los tiempos. Como podrás ver, hay alguna series españolas de los años 90, o incluso anteriores. También hay series españolas actuales que están revolucionando la televisión internacional como muchos sabrán.
La Casa de Papel es actualmente la serie española más reconocida a nivel mundial. | Imagen de: La Casa de Papel.

 

¿Quién ha dicho que únicamente las grandes series tienen el sello de productoras norteamericanas? Este formato televisivo (ahora también on-line) de larga duración, ha dado lugar a productos salidos de fronteras muy alejadas de la gran industria. Por ello, y a modo de revival, hemos recogido las que creemos que son las mejores series españolas de las últimas décadas.

Las 12 mejores series españolas de ayer y de hoy

Si eres una persona seriéfila, te proponemos que anotes algunas de las mejores series españolas en tu lista de ‘pendientes’.

Te garantizamos que pasarás un rato estupendo y que nada tienen que envidiar a las grandes obras provenientes del gigante Hollywood.

12. Águila Roja

Esta imaginativa propuesta nos traslada a la España del Siglo de Oro (s. XVIII), durante el reinado de Felipe IV. En el Madrid de esa época, un héroe enmascarado que se hace llamar ‘Águila Roja’ se dedica a impartir justicia, a la vez que trata de desbaratar los planes de una sociedad secreta que parece estar detrás del asesinato de su mujer.

Durante nueve temporadas, esta producción con denominación de origen española cautivó a cada vez más telespectadores, llegando a emitirse en países vecinos como Francia o Reino Unido.

11. Polseres vermelles

De la cadena autonómica catalana ha salido una de las mejores series españolas de los últimos años. Tanto gustó Polseres vermelles (‘Pulseras rojas’), que los estadounidenses, en un increíble alarde de originalidad, crearon su propia versión llamada The Red Band Society.

La trama versa alrededor de un grupo de niños y adolescentes que padecen todo tipo de enfermedades, que se conocen en el área de Pediatría de un hospital. Un hermoso canto a la vida que ensalza la amistad por encima de todas las cosas.

10. La casa de papel

Ha entrado con fuerza en el corazón de la audiencia, y eso que sus comienzos en la cadena Antena 3 no auguraban sino otro fracaso estrepitoso. Aun así, La casa de papel ya prepara su tercera temporada para deleite del público.

Los cinéfilos encontrarán referencias a grandes películas, nada sutiles por cierto (Reservoir Dogs y Plan Oculto sin ir más lejos), en la trama de esta ficción sobre el robo a un banco que no acaba de ser lo que aparenta y que, gracias a la plataforma digital Netflix, ha renacido de sus cenizas convertida en una de las mejores series españolas de la actualidad.

9. El ministerio del tiempo

Los realizadores de esta magnífica ficción se despojaron del tópico de que en España únicamente se ruedan series dramáticas o de época. ¡Y vaya si lo lograron! Con El Ministerio del Tiempo demostraron que los realizadores ibéricos también cuentan con una gran imaginación, al idear una sociedad secreta que se dedica a realizar viajes en el tiempo para impedir que la historia de España varíe lo más mínimo y se mantenga tal y como se cuenta en los libros.

Una magnífica oportunidad para refrescar las lecciones del colegio de una atípica manera.

8. Médico de familia

Desde 1995 hasta 1999, la cadena Telecinco mantuvo a varios millones de espectadores pendientes de las peripecias de la familia Martín, encabezada por Nacho, el cabeza del clan que acaba de enviudar y debe hacerse cargo de sus tres hijos, junto a su anciano padre.

Tal fue el éxito de Médico de familia, que el formato fue inmediatamente adaptado en Italia, Alemania y Portugal, entre otros países; ansiosos por aprovechar el tirón de la que fue para muchos noventeros una de las mejores series españolas de aquella época.

7. Verano azul

Nos acercamos al ecuador de nuestra selección con una serie añeja que, como el buen vino, debe saber paladearse con calma para disfrutarse plenamente. Viajamos hasta 1981, a una localidad incierta de la Costa del Sol, para conocer a una pandilla de siete chavales que están allí de vacaciones. En apenas 1 temporada dividida en 19 episodios, nos bastó para cogerles un tremendo cariño a Quique, Bea, Piraña y compañía; además del elenco de secundarios que les acompañaba.

Si a alguien le queda duda de que se trata de una de las series españolas más queridas por el público de aquella época, tenemos que añadir que, cada vez que Televisión Española repone el que es uno de sus buques insignia, éste se convierte en Trending Topic.

6. Isabel

De nuevo, una serie de temática histórica, esta vez sin ficción de por medio, para contarnos cómo fue el reinado de Isabel I de Castilla, más conocida como ‘“la Católica”. Durante tres temporadas somos testigos de las tramas que se vivieron en palacio, donde no faltarán las traiciones, matrimonios de conveniencia y las alianzas de poder.

Isabel está considerada por muchos historiadores una de las recreaciones más fieles del periodo en el que los Reyes Católicos gobernaron la Península Ibérica, gracias a las interpretaciones, la impecable factura técnica y la cuidadosa recreación de los escenarios y del vestuario.

5. Farmacia de guardia

Si tienes como mínimo 25 años recordarás esta serie, ambientada en una pequeña farmacia de guardia de en un barrio de clase obrera de la capital. A lo largo de 4 años nos convertíamos en uno más del variopinto cóctel de personajes que a diario visitaban la botica de Lourdes Cano, quien tenía que sacar adelante a sus tres hijos tras haberse separado de su marido.

¿Se había olvidado alguien del despistado comisario Romerales y de su compañera de patrullas, María de la Encarnación, con aquel “¡Para dentro, Romerales!”?

Por cierto, Farmacia de guardia ostenta actualmente el récord de ser la serie española más vista de toda la programación, así que otro motivo más para añadirla.

4. Aquí no hay quién viva

Cualquiera que viva en una comunidad de vecinos se sentirá identificado con la premisa de Aquí no hay quién viva: el día a día de un grupo de entrometidos vecinos, a cada cual más pintoresco que el anterior, que viven en el número 21 de la calle Desengaño.

Pocas veces una serie coral nos ha mantenido tan enganchados a la pantalla como lo hizo esta divertida (y surrealista por momentos) serie, que no sería nada sin su entrañable portero Emilio; el devoto presidente de la comunidad Juan Cuesta y su manipuladora señora Paloma, así como las ancianas entrometidas del 1ª A, Marisa y Vicenta. Una de las mejores series españolas para ver y rever sin miedo a cansarnos.

3. 7 vidas

“¿Quién podía imaginar que volvería de este viaje?”. Así es como rezaba el estribillo de la cabecera de 7 vidas, la divertida comedia que emulaba a las clásicas situation comedies norteamericanas, pero aderezada con un toque a la española que le otorgó identidad propia y la convirtió en todo un referente.

Nada menos que 15 temporadas y 7 años en antena casi logran que la serie del creador Victor García, se convierta en la más longeva de la parrilla, pero pronto otra competidora que encontraremos unos puestos más arriba le arrebató el honor. Sea como sea, las risas con el elenco actoral de 7 vidas están garantizadas desde la primera hasta la última temporada, manteniendo como rasgo principal las collejas de Amparo Baró, cuyo personaje fue de los pocos que se mantuvo a lo largo de toda la ficción.

2. Historias para no dormir

Si hablamos de realizadores que hayan tenido un peso excepcional en la televisión española, no podemos obviar la obra cumbre de Narciso ‘Chicho’ Ibáñez Serrador, Historias para no dormir, una especie de “Alfred Hitchcock presenta a la española”.

Este reconocido director y guionista, nos aterrorizó con una serie de episodios independientes de corta duración, muchos de los cuales adaptaban grandes obras de horror de escritores míticos como Poe o Bradbury. Todavía nos recorre un escalofrío cada vez que revisamos: El asfalto (1966), La casa (1968) o El televisor (1974).

1. Cuéntame cómo pasó

Y por fin llegamos al clímax de este nostálgico revival televisivo. Ya desde su estreno, el éxito de Cuéntame cómo pasó auguró que nos encontrábamos ante la mejor serie española de toda la historia de la televisión nacional. Y es que de eso se trata: de un relato fidedigno de lo que fue la última etapa del franquismo (comienza en abril de 1968) y la no menos convulsa época de la Transición.

La familia de los Alcántara, cuyos miembros hemos visto crecer y evolucionar a partes iguales a cada temporada, se convierten en testigos ficticios que nos han permitido conocer cómo se vivía en la España de finales de los 70 hasta quién sabe cuándo, pues la última temporada finalizó con el atentado de Hipercor, en 1987. ¿Llegarán hasta nuestros días? Por nosotros, que no se diga.

Comentarios