Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Los 9 violadores en serie más famosos de la historia

Entre todos los violadores en serie de la historia, estos se han convertido en los más famosos y conocidos por la atrocidad de sus crímenes.
John Magee fue condenado por encubrir a miembros de su congregación que habían abusado sexualmente de niños. | Imagen: Cedida.

 

Después del asesinato, los crímenes contra la libertad sexual son los peores delitos que existen. Por eso vamos a descubrir a los violadores en serie más famosos de la historia; así como sus identidades y vidas.

Desgraciadamente, las agresiones sexuales son una lacra que no ha sido erradicada, y de la que aún continúan conociéndose nuevos casos. Muchos violadores en serie se han caracterizado por una carrera delictiva variada, en la que también se incluían delitos como el robo o el asesinato, así que algunos casos comparten igualmente este puesto con otro en la lista de peores asesinos en serie.

9 violadores en serie más tristemente famosos

Estos violadores en serie han cometido algunos de los crímenes más horripilantes de la historia de la criminología, aunque no todos acababan matando a sus víctimas.

9. Juan Carlos Sánchez, “el lobo feroz”

A finales de enero de 2018 se conocía la noticia del arresto en Venezuela de Juan Carlos Sánchez, un terrible violador en serie, famoso en la zona por su apodo de “el Lobo Feroz”,que se ha ganado a pulso: se le acusa de al menos 274 violaciones a menores.

Este terrible violador serial se dedicaba también a vender vídeos en los que se grababa cometiendo los abusos. Por lo visto, el prolífico depredador sexual llevaba años desarrollando su carrera delictiva (ya se le arrestó en 2008 por mantener relaciones con un menor de 14 años), así que se teme que el recuento final de víctimas pueda ser cercana a 500.

Imagen del rostro del violador colombiano en dos momentos distintos de su vida. | Imagen de: Infobae.

 

8. Julio César Grassi

Durante los últimos años, se han destapado innumerables casos de abusos y violaciones a menores por parte de los sacerdotes. En mayo de 2017 salía a la luz una lista con nada menos que 62 curas denunciados por estas aberrantes prácticas en Argentina.

Uno de los más sonados es el del Padre Julio César Grassi, director de la Fundación Felices los Niños, muy conocido en su país por dejarse ver en diferentes programas de televisión para recaudar fondos para su causa.

Acusado en 1991 por abusar de menores sin que el caso se cerrase, se le abrieron repetidas causas acusándolo de lo mismo en 2000, 2002 y 2006. No sería hasta 2009 que se pudo demostrar que había abusado continuadamente de un menor que vivía en su Organización, por lo que fue condenado a pasar 15 años en prisión.

Julio Cesar Grassi fue un cura Argentino que además de dirigir una famosa fundación cometía abusos sexuales a menores. | Imagen: Cedida.

 

7. Arlindo Carvalho, “el violador de Pirámides”

El siguiente individuo solía preferir a chicas jóvenes (el rango de edad de sus víctimas oscilaba entre los 17 y 22 años de edad), a las que amenazaba con un cuchillo o con un bolígrafo y las llevaba a algún área cercana apartada (descampados o parques) para violarlas sin ser descubierto. Finalizado el acto, robaba sus objetos de valor y huía de allí. En alguna ocasión llegó a estar más de una hora con alguna de las jóvenes y a realizar hasta dos violaciones en un día.

Carvalho fue condenado a una pena de 514 años de prisión por 35 delitos de retención ilegal con agravante de agresión sexual y por 27 atracos. Como muchos otros depredadores sexuales y criminales, compaginaba sus oscuras aficiones con una vida idílica de padre de familia respetado por todos en su barrio

Considerando el tiempo que mantuvo en vilo a la policía, el número de víctimas (hasta 140 mujeres dijeron haber sido atacadas por Arlindo Carvalho) y por su tiempo en activo (entre 1988 y 1996), “el violador de Pirámides” se considera uno de los violadores en serie más famosos de la historia de España.

El Violador de Pirámides apareció públicamente ante las cámaras pidiendo perdón en un canal de televisión español. | Imagen: Cedida.

 

6. Jimmy Savile

El caso de Jimmy Savile es uno de esos en que bajo una apariencia de bondad y altruismo se escondía un verdadero monstruo insaciable. Este hombre fue un conocido presentador de programas insignes de la cadena BBC, entre ellos Top of the Pops y Jim’ll fix It, y era tan querido como respetado por el público inglés; hasta el punto de recibir el título de “Sir”. Además, estaba implicado en varias obras de caridad, de modo que era habitual verle visitando a enfermos en los hospitales.

No obstante, todo eran meras apariencias, pues tras las cámaras, Savile aprovechó para abusar de hasta 200 menores internados en los centros hospitalarios a los que acudía, así como a un número desconocido de adultos, que podría hacer incrementar la cifra de víctimas hasta las 500. Tuvo que pasar un tiempo tras su muerte (en 2011) para conocerse su oscuro secreto: llevaba cometiendo este tipo de abusos desde el año 1955 hasta 2009.

Probablemente estemos ante el violador en serie más conocido en la historia judicial de Reino Unido.

Este excéntrico DJ cometió una cantidad atroz de crímenes. | Imagen: Cedida.

 

5. Henry Lee Lucas

Henry Lee Lucas es el arquetipo de criminal antisocial inadaptado: madre alcohólica que abusaba tanto de él como de su padre (sí, has leído bien), sometiendo a Henry a todo tipo de vejaciones y provocando que creciera con nulas habilidades sociales. Desde bien joven comenzó a delinquir, llevando a cabo pequeños robos y yendo de reformatorio en reformatorio.

Henry estableció un nexo fatal entre el sexo y la muerte a temprana edad, ya que de adolescente se dedicaba a violar animales de granja para degollarlos durante el acto. Con 23 años regresó a su casa para violar y rajarle el cuello a su madre. Tras cumplir sentencia, salió de la cárcel y se juntó con Ottis Toole, un ex-compañero de celda con quien formaría una alianza maléfica. Juntos se dedicaron a asaltar a menores para violarlos, robar y dejar una oleada de cuerpos allá por donde pasaban.

Siempre se ha considerado a Henry Lee Lucas como uno de los asesinos y violadores en serie más famosos y prolíficos de la historia criminal de Estados Unidos; se cree que dejó más de 300 víctimas mortales, a las que habría violado pre y post-mortem.

Henry Lee Lucas posa ante la cámara con tu característica mirada. | Imagen de: Crimefeed.

 

4. Richard Ramírez, “el merodeador nocturno”

Richard Ramírez es uno de los casos de la criminología más difíciles de catalogar. “El merodeador nocturno” no seguía ningún patrón a la hora de delinquir: asaltaba, violaba y mataba; en ocasiones planificaba sus acciones y otras veces actuaba por impulso, descuidando detalles que podrían haberle delatado. Tampoco tenía una predilección por un perfil de víctima específico, ni por los métodos para asesinar, hecho que aumentó la dificultad de la policía para atraparle.

Cometió 14 asesinatos, aunque también intentó matar en otras 5 ocasiones. Le llamaron “el merodeador nocturno” porque se colaba en las casas a través de las ventanas en plena noche y allí daba rienda suelta a sus perversiones. Si se encontraba con parejas, asesinaba al hombre y después violaba a la mujer, consumando hasta 9 violaciones y forzando sexualmente a menores otras dos veces.

Richard Ramírez es un caso muy particular dentro de esta lista. | Imagen de: Lifeder.

 

3. Albert Fish, “el vampiro de Brooklyn”

Parece ser que un rasgo característico de las peores alimañas que ha dado la Historia es haber vivido una infancia traumática en la que las carencias afectivas y los maltratos estaban a la orden del día. Cuando contaba con apenas 12 años, Albert Fish comenzó a descubrir el placer extremo en el masoquismo y tuvo sus primeras relaciones homosexuales.

El violador en serie más famoso de este distrito de Nueva York violó por primera vez con 20 años y ya no pudo parar de hacerlo, incluso habiéndose casado. Pasó una época entre rejas por delitos menores (donde mantendría constantemente encuentros sexuales con otros internos), para volver a violar a niños pequeños de no más de 6 años una vez fuera. Esta espiral de agresiones sexuales se retorcería más cuando, a los 58 años, comenzó a torturar y a alimentarse de la carne de los menores que secuestraba y asesinaba.

Murió en 1936 en la silla eléctrica con 66 años, acusado de 15 crímenes en total, si bien adujo ser el causante de más de 100. No obstante, casi un siglo después de su muerte, se cree que la cuenta podría ascender hasta rondar el medio millar. Debido a su insaciabilidad y por ser un caso archiconocido por su desenfreno y salvajismo, colocamos a Albert Fish en el tercer puesto de nuestra lista de violadores en serie más famosos.

Albert Fish murió en la silla eléctrica. | Imagen de: Stay at home Mum.

 

2. Andréi Chikatilo, “el carnicero de Rostov”

La historia criminal de Rusia también tiene sus nombres asociados al horror. Andréi Chikatilo fue el artífice de 53 de crímenes a pesar de que en principio se le acusaba de 36.

Desde su primera incursión en el crimen en 1978, estableció una malsana asociación entre la sangre y el sexo que determinaría su historial delictivo. Acomplejado desde adolescente por su aspecto físico (llevaba gafas por una aguda miopía), compensó su impotencia sexual violando a sus víctimas y recreándose salvajemente con sus cadáveres, mutilándolos y, en ocasiones, alimentándose de algunas de sus partes.

“El carnicero de Rostov” es uno de los asesinos y violadores en serie más famosos por su sadismo que ha dado el siglo XX, por lo que no puede faltar en esta lamentable lista.

1. Peter Kürten, “El vampiro de Dusseldorf”  (Alemania)

Durante la década de 1920, la ciudad alemana de Dusseldorf vivió una oleada de agresiones sexuales y asesinatos que sumió a sus habitantes en un miedo constante cada vez que llegaba la noche.

Las víctimas no se ajustaban a ningún perfil concreto, ya que entre ellas se encontraban hombres y mujeres adultos, así como niños de corta edad. El autor era además un consumado violador en serie que agredía sexualmente para después torturar y robar al desafortunado que cayera en sus garras. Nadie se esperaba que el que habían catalogado como “el vampiro de Dusseldorf” fuera en realidad un respetable caballero de buenos modales llamado Peter Kürten.

Su historial delictivo comenzó en 1913, tras pequeños hurtos, violaciones y el robo a una casa aparentemente solitaria que acabó con el estrangulamiento de una joven de trece años. No obstante, el pico de depravación tuvo lugar a partir de 1925 y duró hasta la captura de Kürten, en 1930. El caso de este sádico todavía fascina a los psiquiatras, ya que engloba todas las perversiones en un único individuo, así que no lo dudamos a la hora de considerar a Kürten el peor violador en serie más famoso de la Historia.

El recuento final asciende a, que se sepa, 8 asesinatos y 14 agresiones sexuales.

Las últimas palabras de Peter Kürten antes de ser guillotinado fueron:

“Díganme: cuando mi cabeza haya sido cortada, ¿seré capaz de escuchar, ni que sea por un momento, el sonido de mi propia sangre borboteando del muñón que reste en mi cuello? Porque eso sería el placer que ponga fin a todos los placeres”

Peter Kürten escala hasta nuestra posición número 1. | Imagen de: Wikimedia Commons.

 

Comentarios