Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 15 partes de la vagina (externa e interna) y su anatomía

Te explicamos cuáles son las diferentes partes de la vagina, su anatomía, las funciones y dónde se sitúan. Dividida en vagina externa y vagina interna, el cuerpo de la mujer cuenta con una cantidad considerable de órganos específicos para la reproducción y para los sistemas excretores de la orina.
Estas son las diferentes partes de la vagina externa y de la vagina interna. | Imagen de: Kira Ikonnikova.

 

De las partes de la anatomía femenina, probablemente sean aquellas que conforman su aparato genital las que más desconocimiento generan. Para tratar de esclarecer las dudas al respecto, haremos un repaso a fondo de las partes de la vagina que se encuentran en el cuerpo de la mujer.

7 partes de la vagina externas

Popularmente se habla de forma errónea de ‘vagina’ para referirse a todo el conjunto de los genitales femeninos, tanto externos como internos. Sin embargo, a toda la parte de la anatomía sexual femenina externa se le llama en realidad ‘vulva’, y estas son las partes que la componen.

Para hacer más fácil la comprensión, comenzaremos desde aquellas partes de la vulva situadas más hacia fuera e iremos avanzando hasta las partes de la vagina que quedan más dentro del cuerpo.

1. Monte de Venus

Situado debajo del ombligo, está el Monte de Venus o, sencillamente, ‘pubis’. Se trata de una pequeña elevación (no muy pronunciada) en forma de triángulo invertido, de la parte superior de la vulva.

Por lo general, el Monte de Venus está cubierto de vello púbico, aunque actualmente muchas mujeres optan por depilar esta zona erógena. Aprovechando que hablamos de ello, y aunque no se considere una de las partes de la vagina trascendentales en el placer sexual, lo cierto es que no hay que descuidar acariciar el Monte de Venus durante la estimulación sexual femenina.

2. Labios vaginales mayores

Los labios vaginales recubren la parte de la vagina externa, su abertura, por lo que su función es prácticamente protectora. En el caso de los labios mayores, se trata una zona de de tejido carnoso, más gruesos que los internos, de textura lisa o rugosa según la persona, color rosado u oscurecido y con vello púbico.

Por lo general, suelen ser de mayor tamaño que los internos, que veremos más adelante, aunque este rasgo puede variar y encontrarnos con labios inferiores de mayor tamaño. Sea como sea, los labios vaginales se abren y llenan de sangre durante la estimulación sexual.

3. Clítoris

El botón del placer femenino, el tesoro tan ansiado por muchos hombres y mujeres, el centro neurálgico del orgasmo femenino, el clítoris. En realidad, el clítoris está compuesto de glande, frenillo y capuchón del glande (en el exterior) y del tronco, piernas y raíces (en la parte interna de la vagina).

La parte que asoma de este órgano se encuentra en la abertura de la vulva, semioculto por los labios mayores cuando la mujer no se está excitada. Los labios vaginales menores comienzan en la parte baja externa del clítoris (glande).

Aunque sólo vemos un diminuto punto que asoma, en realidad el clítoris es un complejo entramado que forma una de las partes de la vagina interna y con la única implicaciónde otorgar placer femenino. Igual que el pene del hombre, el clítoris también se erecta.

 

4. Labios vaginales menores

Como decíamos antes, los labios vaginales menores quedan por debajo de los mayores, nacen desde el clítoris (frenillo) y se bifurcan para recorrer toda la vulva hasta la parte inferior de la entrada a la vagina, de modo que también contribuyen a su protección.

No obstante, como son de alguna forma la “puerta” a la cavidad interna de la vagina donde se introduce el pene durante la penetración, los labios inferiores se hinchan y lubrican para permitir el paso del miembro viril hacia dentro del tubo vaginal.

5. Uretra

Este conducto recibe el mismo nombre tanto para mujeres como para hombres. La uretra (u ‘orificio uretral’) comienza en la vejiga y recorre el interior de la mujer hasta la vulva, un poco más arriba de la vagina. Es por donde se expulsa la orina.

6. Punto U

Se trata de uno de los puntos de placer femeninos menos conocidos. Se sitúa debajo de la salida de la uretra, y algo más arriba de la entrada a la vagina. Para poder acceder a él, es necesario que los labios vaginales se abran.

7. Abertura de la vagina

Se trata de la parte de la vagina que da al exterior, por donde se introducen el pene, dedos o juguetes sexuales.

A partir de aquí, comienza lo que conocemos como ‘vagina’, propiamente dicha.

8 partes de la vagina interna

Repasados ya los nombres de la vulva, ahora indagaremos en las partes de la vagina situadas dentro del cuerpo de la mujer.

1. Glándulas de Skene y de Bartolino

La lubricación de las paredes de la vagina se produce gracias a la segregación de un fluido producido por las glándulas de Bartolino, situadas cerca de la boca de la vagina, cuando la mujer comienza a estar sexualmente estimulada.

Si la mujer eyacula durante el orgasmo, las glándulas de Skene secretan un líquido que se expulsa al exterior, similar a una próstata femenina.

2. Vagina

Entendemos por ‘vagina’ al tubo que va desde la vulva hasta el cuello del útero. Se trata de una cavidad muscular de doble función, ya que es donde se mete el pene del varón en el acto sexual y, además, por donde se expulsan los bebés en el parto o la sangre del ciclo menstrual durante cada mes. Precisamente durante estos días, en la vagina se pueden introducir también tampones o las famosas copas menstruales.

Para facilitar la penetración, es necesario que la vagina esté bien lubricada y dilatada, así se evitan molestias o dolores.

3. Himen

El himen es un pliegue membranoso que recubre una parte de la vagina, antes de alcanzar el cuello uterino.

Por lo general, el himen se desgarra durante el primer acto sexual de la mujer y se pierde para siempre, aunque algunas se quedan sin él siendo preadolescentes o adolescentes tras algún movimiento brusco abriendo las piernas o practicando algún deporte.

4. Punto G

Aunque los expertos en sexología no se ponen de acuerdo en si el punto G es una parte de la vagina concreta o, más bien, de todo un área de extrema sensibilidad para las mujeres, sí se sabe que es un punto vital para alcanzar orgasmos.

5. Cuello del útero

También denominado ‘cérvix’, es la separación entre el final de la vagina y el útero.

Es el encargado de permitir la entrada del esperma masculino para que haya fecundación, y también de la salida de la menstruación. Otro papel clave de esta parte de la vagina es su dilatación para posibilitar la salida del bebé en el parto.

6. Útero

Podemos encontrarlo también con el nombre de ‘matriz’, porque es en las paredes de este órgano en forma de pera invertida, recubiertas por una capa de mucosa pegajosa (endometrio), donde se adhiere el feto durante los meses del embarazo para comenzar su desarrollo.

Cuando se produce la estimulación sexual y la mujer se excita, el inferior del útero se expande hacia arriba (en dirección a la barriga), para así agrandar el resto de partes de la vagina, preparándola para la penetración.

7. Trompas de Falopio

Se trata de 2 canales, situados a cada lado del útero, a través de los cuales viajan los espermatozoides hasta su objetivo final, el útero que se ha desprendido del ovario. Si éste queda fecundado, descenderá hasta el útero.

8. Ovarios

Situados a los extremos de sendas trompas de Falopio, se trata de dos glándulas productoras de las hormonas femeninas (estrógenos y, en menor cantidad que los hombres, testosterona; además de otras) y de los óvulos.

Una vez alcanzada la madurez sexual, un óvulo se liberará de los ovarios y, si no es fecundado, se expulsará junto con la sangre del ciclo menstrual. Este proceso durará toda la vida de la mujer, hasta alcanzar el climatelio o menopausia, que será cuando los ovarios dejen de fabricar estas células reproductoras.

Comentarios