Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 7 mejores fiestas populares de España

Las siete fiestas y tradiciones de la geografía española que no te deberías perder. Algunas de ellas tienen siglos de antigüedad, aunque han cambiado mucho a lo largo de la historia.
Dos mujeres bailan en la Feria de Abril, en Sevilla. | Imagen de: EFE.

 

Si de algo no se nos puede acusar a los españoles es de ser gente fiestera. Uno de los grandes atractivos de España para los turistas, dejando de lado las playas y el turismo de borrachera, son sus fiestas populares. Hay una tradición en cada pueblo, en cada provincia y en cada comunidad, y cada una de ellas puede ser muy diferente de la otra, por eso es importante saber apreciar la variedad que nos ofrece la geografía española. Sí, está la típica verbena del pueblo, pero más allá de eso existen una serie de eventos con un valor patrimonial enorme. Os presentamos las siete mejores fiestas populares de toda España.

Las 7 fiestas populares más célebres de España

Estas son las más conocidas de todas. Es posible que nos dejemos alguna por el camino, y es que el país está plagado de tradiciones fantásticas que merece la pena conservar.

7. Fiesta del Pilar (Zaragoza)

Ofrenda de flores a la Virgen del Pilar. | Imagen de: EFE.

 

Fiesta en honor a la Virgen del Pilar, patrona de la ciudad. Se celebra durante el fin de semana anterior al 12 de octubre y se prolonga durante toda una semana. El acto de mayor trascendencia es la Ofrenda de Flores, que se lleva a cabo el 12 de octubre, y en el que miles de aragoneses desfilan ante la virgen para depositar millones de flores a sus pies. Una fiesta claramente religiosa que fue declarada de interés nacional en 1980.

6. La Tomatina (Buñol)

Esta fiesta popular es digna merecedora de aparecer en la lista por su originalidad. Se celebra siempre en el último miércoles del mes de agosto y consiste en lanzarse tomates los unos a los otros. Para aquellos que siempre se han preguntado si un tomatazo duele, las reglas y recomendaciones establecen que hay que aplastar el tomate antes de lanzarlo.

Lanzamiento de tomates en Buñol. | Imagen de: EFE.

 

Aunque existen varias teorías sobre el origen de esta curiosa fiesta popular, todo indica que la fiesta surgió tras una pelea en 1945, cuando un grupo de jóvenes empezó una reyerta en la plaza de la Tomatina, junto a un puesto de verduras. La policía aplacó la reyerta, pero la tradición se repitió años tras año hasta convertirse en un evento festivo.

5. Romería de la Virgen del Rocío (Huelva)

Esta fiesta popular consiste en un homenaje a la Virgen del Rocío durante el fin de semana del Lunes de Pentecostés, durante la Pascua. Las calles se llenan de feligreses (a pie o a caballo) que acompañan a la virgen desde la ermita de El Rocío hasta diferentes puntos de la región. En la actualidad, cuenta con más de 100 hermandades, aunque la presencia de tantas personas ha ocasionado algún problema ambiental en el parque natural de Doñana.

Romería de la Virgen del Rocío, en Huelva. | Imagen de: EFE.

 

Es de las fiestas populares españoles más antiguas, ya que sus orígenes datan del siglo XVII, cuando surgen varias hermandades, tanto en la aldea de El Rocío como en poblaciones cercanas.

4. Carnaval de Santa Cruz de Tenerife

Considerado por muchos como el segundo carnaval más importante del mundo, solo por detrás del de Río de Janeiro, esta fiesta popular tinerfeña cuenta con la colaboración de más de 100 murgas, comparsas y grupos musicales. Fue declarado como fiesta de Interés Turístico Internacional en 1980. Uno de los actos más importantes es la elección de la Reina del Carnaval, una gala espectacular donde las candidatas desfilan con trajes de ensueño.

Carnaval en Santa Cruz de Tenerife. | Imagen de: EFE.

 

El origen de esta fiesta popular es muy antiguo, tanto que las primeras referencias escritas datan de finales del siglo XVIII. Ya entonces se aludía a la costumbre de invertir los sexos mediante los disfraces.

3. Las Fallas (Valencia)

Aunque las que cobran más trascendencia son las de Valencia, las fallas se celebran a lo largo y ancho de la Comunidad Valenciana, durante los días próximos al 19 de marzo (San José). Se caracteriza por tres elementos: las figuras de madera conocidas como “ninots” que se queman durante la noche de la “cremà”, a excepción de uno de ellos que se salva por votación popular. El tercer atractivo de esta fiesta popular, que cada año atrae miles de turistas, es la “mascletà” o exhibiciones pirotécnicas que tienen lugar a diario.

Cremà de los Ninots, durante las Fallas de Valencia. | Imagen de: Kai Foersterling / EFE.

 

Algunos atribuyen el origen de la fiesta popular al gremio de carpinteros, que quemaba en la víspera de San José los trastos viejos sobrantes, haciendo así limpieza en sus talleres. Otros señalan que las Fallas tienen un origen más antiguo, como un ritual pagano de culto al fuego.

2. Los Sanfermines (Pamplona)

Aunque todos tenemos en mente los deleznables sucesos que han acontecido durante los últimos años (violaciones, tocamientos y actitudes machistas), las Fiestas de San Fermín son una de las celebraciones más importantes de todo el país. Pamplona se viste de gala y espera con ansia el “chupinazo” desde el balcón del Ayuntamiento. Después se baila el Riau-Riau en la plaza y da comienzo una semana de encierros.

Imagen de un encierro durante los Sanfermines. | Imagen de: EFE.

 

Los Sanfermines tienen su origen en la época medieval como una feria comercial durante las fechas  religiosas cristianas. La feria fue creciendo hasta que se empezaron a organizar encierros de toros y cabestros, perdiendo completamente su carácter religioso con el paso de los siglos. ¡Gora San Fermín!

1. Feria de Abril (Sevilla)

No hay duda de que la Feria de Abril es una de las fiestas más destacadas de toda España. Durante unos días, miles de personas se reúnen en el Real de la Feria para beber un rebujito (manzanilla con mucho hielo y gaseosa), comer “pescaíto” y pasar la madrugada. Aunque hay algunas casetas abiertas al público, como la del Ayuntamiento de Sevilla, otras son privadas y no se permite el acceso si no es con invitación o acompañado de un socio. Dichas casetas suelen tener un “tablao” donde se bailan sevillanas.

Imagen de la Feria de Abril, en Sevilla. | Imagen de: EFE.

 

Aunque ahora se trata de un espacio de ocio, los orígenes de la Feria de Sevilla se remontan a 1846, cuando dos concejales y empresarios asentados en la ciudad (por cierto, uno de ellos vasco y el otro catalán), trasladaron al Ayuntamiento la petición de realizar una feria agrícola y ganadera. Con el crecimiento de la ciudad, la Feria se transformó hasta convertirse en lo que es hoy. En la actualidad, participan más de 1.000 casetas.

Comentarios