Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: hola@psicologiaymente.net

Las 17 partes del cuerpo humano

Cada una de las partes del cuerpo realiza una función específica. Os presentamos las 5 grandes partes del cuerpo humano y sus 12 estructuras secundarias.
Cada una de las partes del cuerpo y sus funciones. | Imagen de: Gerd Altmann.

 

El cuerpo humano es un conjunto de estructuras y sistemas interrelacionados, que posibilita que interactuemos con el medio que nos rodea, así como con otros individuos. Para comprender de qué manera funcionan las diferentes partes del cuerpo humano, es necesario entender que, aunque cada una de ellas cuenta con sus propias funciones, el objetivo final es el funcionamiento óptimo de todo el ser vivo del que forman parte.

Las 5 grandes partes del cuerpo humano y sus 12 estructuras secundarias

Podemos dividir las diferentes estructuras de nuestra anatomía en cinco grandes grupos, cada uno de los cuales cuenta además con sus respectivas partes del cuerpo humano y sus funciones: Cabeza, cuello, tronco, extremidades superiores y extremidades inferiores.

1. Cabeza

Comenzando desde arriba, tenemos la cabeza, que es una de las partes del cuerpo humano más importantes, debido a que dentro de ella se aloja el cerebro, que está protegido por el hueso del cráneo.

Además, cuatro de los cinco sentidos sensoriales tienen sus órganos y vías de entrada por la cabeza. Todos ellos forman la ‘cara’ o ‘rostro’, que se considera diferenciada del resto de la cabeza, aunque esté en la zona anterior del cráneo:

1.1. Ojos

Órganos a través de los cuales se perciben los estímulos visuales. Están conformados por los párpados (apertura y cierre de los ojos), pestañas (protección del interior del ojo) y globos oculares (encargados de ver). Juntos forman el sistema visual.

1.2. Nariz

Parte del cuerpo humano que sobresale del rostro y que capta las partículas suspendidas en el aire para detectar los olores.

A grandes rasgos, la nariz se descompone en las fosas nasales (los dos orificios por los que los olores entran) y tabique (la protuberancia cartilaginosa que separa ambas aberturas y que da forma al perfil de la cara); y juntos son el comienzo del sistema olfativo.

1.3. Orejas

Sendos órganos cartilaginosos situados a los dos lados de la cabeza, que permiten la entrada del sonido hasta el cerebro mediante el rebote de las ondas sonoras. Estas partes del cuerpo humano son también conocidas como ‘pabellones auditivos’ y se consideran el exterior del sistema auditivo.

1.4. Boca

Entrada al aparato digestivo, por la cual ingerimos los alimentos. La boca está dotada de múltiples piezas dentales para triturar la comida, además de una lengua, un órgano musculoso que permite saborear la comida mediante la segregación de la saliva y que también tiene implicaciones en la articulación de sonidos para el habla; y de la garganta, el conducto por el cual el alimento triturado desciende hacia el estómago.

2. Cuello

Parte del cuerpo humano que une la cabeza con el tronco. El cuello es una zona robusta que debe aguantar el peso del cráneo (y en consecuencia, del cerebro), por lo que debe ser firme. Esto se consigue gracias a dos pares de músculos situados a ambos lados del cuello que permiten la rotación de la cabeza, a la par que la sostienen: los esternocleidomastoideos.

3.Tronco

Se conoce como ‘tronco’ a la zona media o central de cualquier cuerpo, sin contar la cabeza ni las extremidades.

En el caso de nuestra especie, el tronco es todo lo que queda por debajo del cuello, se extiende hasta los hombros y desciende hasta la zona superior de las piernas.

Es en el tronco donde tenemos alojadas algunas de las partes del cuerpo humano más trascendentales para nuestra supervivencia.

3.1. Tórax

Área superior del tronco, desde el final del cuello hasta el abdomen. Bajo esta zona, cuyo exterior es el pecho, se encuentran las costillas, unidas por el esternón, una red de huesos que protegen órganos vitales como el corazón, los pulmones y el esófago, entre otros.

3.2. Espalda

Área trasera del tronco. Igual que antes, se considera espalda todo lo que descienda desde el cuello hasta las extremidades inferiores, que comienzan en las nalgas.

La espalda recubre la columna vertebral, que es el eje a partir del cual se estructuran prácticamente todas las partes del cuerpo humano que estamos analizando.

3.3. Abdomen

Área baja del tronco, desde el tórax hasta el inicio de las piernas. Bajo los músculos del abdomen se encuentran varios órganos del sistema digestivo (estómago, hígado o intestinos) y algunos del aparato urinario.

4. Extremidades superiores

La posición bípeda que nuestra especie adoptó millones de años atrás, representó un salto evolutivo que provocó que las extremidades superiores, que en origen servían de apoyo al caminar, se pudieran emplear para otras tareas.

4.1. Brazos

Comienzan en los hombros y se alargan hasta las manos. Estos dos miembros, ubicados a izquierda y derecha, se descomponen en dos estructuras (brazo y antebrazo), que están articuladas gracias al codo, lo que facilita la flexión y extensión del brazo.

4.2. Manos

Cada una de las dos extremidades cuya función es asir objetos. Sendas partes del cuerpo humano están conectadas a los antebrazos por la muñeca, la articulación que posibilita su rotación. La cara superior de la mano se denomina ‘dorso’ y la inferior, más sensible, ‘palma’.

4.3. Dedos

Los cinco en los que termina la mano, articulados en tres falanges (proximal, medial o distal según su cercanía al resto del cuerpo), que posibilitan el agarre y el tacto de objetos: pulgar, índice, corazón, anular y meñique.

Los extremos de los dedos están coronados, en su zona dorsal, por uñas. Estas reminiscencias de nuestros antepasados animales, son de aspecto y forma fibrosos.

5. Extremidades inferiores

Desde la pelvis hasta los pies, las extremidades inferiores nos sirven de base sobre la cual se sostienen todas las partes del cuerpo superiores; además de servir para el desplazamiento.

5.1. Piernas

Se trata de los miembros inferiores propiamente hablando. Se dividen, de arriba hasta abajo, en muslos, rodillas (la articulación que, como los codos con los brazos, facilita la flexión y extensión), piernas (área desde la rodilla hasta los pies) y pies.

5.2. Pies

Las extremidades en las que acaban las piernas. Son el sostén sobre el que se recuesta gran parte del peso corporal, que se distribuye a lo largo de toda la pierna y espaldas.

Como ocurre con los dedos de las manos, los de los pies, aunque no cumplen la misma tarea, se articulan en tres falanges, si bien su movilidad es más reducida que la de sus homólogos superiores.

Comentarios