Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Cómo dormir rápido con 7 sencillos trucos

Nos pasamos un cuarto de nuestra vida durmiendo. El descanso es importante y por ese motivo te enseñamos cómo dormir rápido con 7 sencillos trucos.
Los consejos más útiles para conciliar el sueño. | Imagen de: Pixabay.

 

Según varios estudios, nos pasamos 23 años de nuestra vida durmiendo. Si eres de los que no concilian el sueño, te explicamos cómo dormir rápido con 7 sencillos trucos. El descanso es muy importante para tener un buen ritmo de vida, aunque a veces el estrés y otros factores hacen que no podamos dormir todas las horas que deberíamos.

En este sentido, los expertos consideran que el rango de sueño aceptable está entre las 6 y las 10 horas, aunque lo recomendable es dormir entre 7 y 9 horas. Este rango varía según la edad, y es que mientras los niños deben descansar un mínimo de 9 horas, los ancianos apenas necesitan 5.

Cómo dormir rápido en 7 simples pasos

Hay personas que recurren a los medicamentos para poder dormir, pero con estos trucos que presentamos a continuación descubrirás cómo dormir rápido sin necesidad de tomar nada.

1. Evita las luces artificiales

Uno de los problemas más frecuentes es que, justo antes de irnos a dormir, la mayoría de nosotros pasa unos minutos (incluso unas horas) mirando la pantalla de su móvil, navegando por las redes sociales o chateando con alguien conocido.

Mirar luces artificiales, concretamente la HEV (High-Energy Visible) o luz azul, es una de las peores cosas que podemos hacer para conciliar el sueño. Esto incluye tanto la luz del móvil como la de la tablet, el ordenador o la televisión. Trata de evitar estos aparatos una hora antes de acostarte y notarás el cambio.

2. Date una ducha caliente

Siempre que alguien pregunta cómo dormir rápido, esta suele ser una de las respuestas más evidentes. Una ducha caliente aumentará la temperatura corporal y enlentecerá el metabolismo. La ducha es como un ritual relajante relajante que podemos repetir cada día a la misma hora, ya que de esta forma nos predispondremos al descanso por condicionamiento.

Si queremos que el efecto sea doblemente efectivo, lo que debemos hacer es salir de la ducha para entrar en una habitación más fría. El motivo es que, según un estudio científico de la Harvard Medical School, un descenso brusco de la temperatura nos ayudará a dormir.

3. El método 4-7-8

Este comentado método funciona en la mayoría de casos. Te explicamos cómo funciona:

  • Coge aire por la nariz durante cuatro segundos, hinchando siempre la barriga. Si no sabes si lo estás haciendo bien, pon una mano sobre tu vientre para ver si se hincha.
  • Haz una pausa de dos segundos aguantando el aire.
  • Suelta todo el aire por la boca durante 8 segundos.
  • Repite el proceso hasta que te sientas más relajado y, al final, te quedes profundamente dormido o dormida.

Algunas personas afirman que, con este método, pueden quedarse dormidas en menos de 1 minuto. Puede que te lleve más tiempo, la cuestión es que te concentres en la respiración y no te obsesiones en dormir rápido.

4. La habitación perfecta

Si te preguntas cómo dormir rápido, puede que la respuesta esté también en la habitación. Como ya hemos señalado antes, el dormitorio debe estar unos grados más frío para provocar un descenso de la temperatura corporal al salir de la ducha. Debe ser también un lugar sin ruidos y luces.

Es importante que tu cerebro asocie el dormitorio a un espacio exclusivo para dormir (y en su defecto, hacer el amor). Cambia de sitio aquellas cosas que te recuerden al trabajo, como el teléfono móvil o el ordenador portátil.

Como es evidente, para tener un buen descanso es esencial un buen colchón que se adapte a tu cuerpo. Se recomienda utilizar almohadas de un grosor medio, ni muy altas ni muy bajas, para no adoptar una mala postura.

5. Evita el alcohol, el tabaco y las comidas pesadas

Más allá de la dieta, también se trata de una cuestión de regularidad y cantidad. Lo ideal es cenar siempre a la misma hora y una cantidad razonable (la medida estándar es un puñado). Un atracón antes de ir a dormir provocará una digestión lenta y hará que no puedas pegar ojo en toda la noche.

No bebas demasiado líquido o tendrás que ir cada dos por tres al baño y, si quieres dormir rápido, evita el tabaco, el alcohol y la cafeína, que contienen sustancias estimulantes que tardan horas en desaparecer de la sangre.

6. Lávate la cara con agua fría

Sumerge tu cara en agua muy fría durante 30 y notarás un descenso de las pulsaciones cardíacas, así como de la presión sanguínea. Se trata de un efecto reflejo de los animales mamíferos para permanecer más tiempo debajo del agua y optimizar el consumo de oxígeno. Este descenso de las pulsaciones hará que nuestro organismo se prepare para dormir.

7. Si nada funciona, consulta tu médico

Si estos trucos no te han servido de nada y eres incapaz de dormir las horas que deberías, consulta a tu médico para ver si padeces un trastorno del sueño. Él te dirá exactamente cómo dormir rápido o te recetará el medicamento apropiado. Este diario de sueño te ayudará a establecer un patrón y a determinar dónde se encuentra el problema.

Loading ...
Comentarios
Tony
Buenisimas recomendaciones hola