Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Significado de asilo político y cuándo se puede pedir

Se supone que los países de la Unión Europea garantizan la libertad de opinión política, aunque muchos lo dudan. Analizamos qué significa el asilo político y cuándo se puede pedir.
Un grupo de refugiados cruza un recinto vallado. | Imagen de: Cedida.
 

En una época política convulsa en la que varios ideales se cruzan, en ocasiones de forma violenta, cobran importancia conceptos como el asilo político. A continuación analizamos su significado y cuándo se puede pedir. El primer dato sorprendente es que en un año se producen más de un millón de solicitudes de asilo, y son los mismos países de acogida los que determinan si esa persona necesita protección o no. Este tema ha sido puesto sobre la mesa en Europa a raíz de la crisis de los refugiados y nos obliga a plantearnos una serie de preguntas que merecen respuesta.

¿Qué significa asilo político?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que existe una diferencia entre asilo y asilo político, y es que el segundo se produce única y exclusivamente por motivos políticos. El perfil de los demandantes es muy variado e incluye jueces, defensores de los derechos humanos, sindicalistas o políticos que huyen de la represión. Sin embargo, no es tan sencillo decidir si se le concede asilo político al demandante.

Cuando esa persona permanece en una extensión del territorio nacional, como una embajada, un buque de guerra o la sede del consulado, se considera asilo diplomático.

¿En qué casos se puede pedir?

Para saber si una persona cumple con las condiciones de refugiada política, debemos fijarnos en lo que se expone en la Convención de Ginebra de 1951 o la Convención del Estatuto de los Refugiados. Este tratado define quién es en un refugiado y quién no y expone sus derechos fundamentales, así como el hecho de que no debe ser devuelto a su país de origen.

Un refugiado es aquel que “debido a fundados temores de ser perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de su país". Cabe destacar que mientras se procesa la solicitud el ciudadano no puede ser devuelto a su país.

142 países se han adherido a la Convención de Ginebra, entre ellos todos los de la Unión Europea, pero existen diferencias en la aplicación en cada uno de esos países.

Extradición

El país de origen del demandante puede pedir su extradición, que es el proceso por el cual esa persona es detenida en el extranjero y devuelta al primero para que pueda ser enjuiciada. Sin embargo, no se concede la extradición por delitos políticos, ya que estos dejan de serlo cuando quien solicita el asilo cruza la frontera.

En este punto, debemos remarcar que los límites de estos conceptos son flexibles, y por lo tanto están sometidos a interpretaciones. Una persona puede considerar que ha sido perseguida por razones políticas, pero puede ser extraditada si al final las administraciones del país dónde formula su solicitud consideran que su delito no es político.

El marco europeo

Analizamos ahora cuál es la situación en los estados miembros de la Unión Europea y las contradicciones del sistema a las que se enfrentan-

Delitos políticos en España

En su término más amplio, los delitos políticos son todos aquellos que se han cometido contra el Estado o país de origen, aunque su definición exacta es bastante confusa. En España, el Código Penal determina que un delito político es aquél que se comete en contra del régimen constitucional y se agrupan en rebelión, sedición y asonada (tumulto). Otra sentencia judicial considera delito político la infracción que busca el cambio de las instituciones o el sistema de gobierno.

Asilo político en la Unión Europea

En el Tratado de la Unión Europea se estipula que los países miembros suponen lugares seguros y democráticos, y por lo tanto una demanda no debe ser urgente a menos que el Estado miembro del que procede el solicitante se encuentre en estado de excepción. También existen casos excepcionales de violaciones de derechos y libertados, casos que según los penalistas no se han dado hasta el momento.

Si la persona que demanda el asilo político demuestra un “temor fundado de persecución”, o un riesgo real para su integridad física, se procederá inmediatamente a tramitar su asilo.

Las ideologías políticas de los gobiernos pueden ser más o menos tolerantes con los disidentes, haciendo interpretaciones más o menos rígidas de su marco legal. Esto hace que muchos de los solicitantes de asilo que se mueven de un país a otro, dentro de la misma Unión Europea, no puedan acreditar que están siendo víctimas de una persecución por razones políticas. Que esté siendo perseguidas o no por estas razones es un debate más amplio.

Comentarios