Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Nazismo: qué es, significado y características

El nazismo es el causante de la matanza más despiadada de la historia moderna. Analizamos el significado de esta ideología, así como algunos de sus símbolos y características.
Analizamos las características más importantes del nazismo, así como sus símbolos. | Imagen de: Time.

 

En el periodo comprendido entre 1933 y 1945, Alemania vivió los años más nefastos de su historia bajo el subyugo del nazismo. Analizamos en profundidad en qué consiste esta ideología política y algunas de sus características y símbolos más relevantes.

Un poco de historia: ¿Qué es el nazismo?

El nacionalsocialismo o nazismo se puede definir como la doctrina política impuesta por el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, guiada por una serie de ideales extremistas y fascistas. El precursor de esta filosofía (cuyos pilares se pueden entrever en el libro Mein Kampf) es Adolf Hitler, un político y militar de origen austríaco.

El término nazismo, por lo tanto, es una forma abreviada de nacionalsocialismo. Resulta curioso que los miembros del partido nunca se refirieron a sí mismos en esos términos. En la actualidad, también puede ser un sinónimo de racismo o intolerancia extrema, ya que aún persisten varios grupos de ideología neonazi.

Origen del nazismo

Para entender los ideales del movimiento nazi, primero debemos entender el contexto social en el que se encontraba Alemania antes del ascenso de Adolf Hitler.

La Primera Guerra Mundial acabó con la firma del Tratado de Versalles, un texto que recogía una serie de condiciones para Alemania, el país derrotado en la contienda. Estas cláusulas territoriales, militares y económicas eran consideradas abusivas por buena parte de la población germana. Era una paz brutal y humillante para el enemigo.

Las consecuencias del texto para la economía alemana se agravaron con los efectos de la gran depresión en el año 1929. El resultado fue una profunda depresión económica, una devaluación de la moneda y la necesidad de un gobierno “fuerte” que devolviera al país la gloria de antaño. Ese fue el caldo de cultivo del nazismo de Hitler.

La Alemania nazi

Progresivamente, bajo el dominio del militar Paul von Hindenburg, Alemania se transformó en un estado autoritario, controlando todos los aspectos de la sociedad germana. Hindenburg nombró canciller de Alemania a Adolf Hitler, quien eliminó cualquier atisbo de oposición política y unificó la cancillería y la presidencia.

El 19 de agosto de 1934, mediante un referéndum nacional (Referéndum sobre la Ley de la Jefatura del Estado Alemán) en el que votaron el 95% de los habitantes, Hitler fue nombrado Führer de Alemania. Se consolidaba así el ascenso del partido nazi (NSDAP) y daba comienzo el Tercer Reich. En 1939 empezaría el blitzrieg, la guerra relámpago que supuso el pistoletazo de salida a la Segunda Guerra Mundial.

Adolf Hitler, el ideólogo

Mucha gente se pregunta cómo un líder autoritario y racista pudo ser elegido democráticamente por el pueblo alemán. La respuesta es más compleja de lo que parece.

En primer lugar, Adolf Hitler era una persona con carisma y gran capacidad de oratoria, pero lo que más captó la atención de la población fue su ambición para con el futuro del país. El austríaco creía que la debacle económica y social alemana tenía un culpable claro: la gran conspiración judeo-masónica.

Por ese motivo, hizo partícipe a la población de su lucha y tuvo de su parte un excelente aparato propagandístico, controlando así la información y opinión de los individuos. Los judíos, los discapacitados y los gitanos fueron considerados simples bestias mientras que la “raza pura” alemana (arios) fueron ensalzados como el modelo a seguir.

Símbolos del nazismo

Analizamos los símbolos que utilizó el partido nacionalsocialista y el origen de cada uno de ellos.

1. La esvástica

Aunque la esvástica se interpreta comúnmente como el símbolo de la Alemania nazi, la insignia aparece en otras culturas con anterioridad, recibiendo nombres como cruz gamada, cruz cramponada o Tetraskel. El nazismo lo utilizó con connotaciones místico-esotéricas.

El origen de su uso se remonta a los poetas y escritores nacionalistas como Émile Burnouf, aunque existe una referencia en el Mein Kampf de Hitler como símbolo de “lucha por la victoria del hombre ario”. La esvástica tiene cierta relación con la ascendencia cultural del pueblo alemán (los nacionalistas tenían la tesis que los primeros arios eran de la India).

2. El águila

Por lo que respecta al águila del Partido Nacional Socialista, recibe el nombre de “Reichsadler” y ha sido utilizada por el estado alemán en diferentes momentos de la historia. De hecho, hoy en día sigue apareciendo en el escudo de la nación, aunque sin ningún tipo de connotaciones fascistas o nazis.

3. Las runas

Las runas fueron letras inspiradas en algunas lenguas germánicas. Los nazis se apropiaron de algunas de ellas, como la runa odal  (7ª División de Montaña SS Prinz Eugen) o el Wolfsangel (varias divisiones de las Waffen-SS). Esto tiene que ver con la ascendencia cultural del hipotético pueblo ario.

Características del nazismo

Repasamos algunos de los rasgos distintivos de esta ideología política, características que han servido de pretexto para algunas de las tragedias más brutales de la humanidad.

1. Racismo y antisemitismo

Las leyes de Núremberg, redactadas por el jurista y político Wilhelm Frick, dividieron la sociedad del Tercer Reich en cuatro grupos. Los tres primeros estaban diferenciados según la ascendencia judía de cada ciudadano. El cuarto y último grupo lo conformaban los propios judíos, que fueron privados de la nacionalidad alemana y tenían terminantemente prohibido ocupar cargos públicos.

El fuerte racismo y antisemitismo del régimen alemán derivó, con el tiempo, en un último y funesto plan del Führer llamado ”solución final”. Dicho plan tenía por objetivo poner fin a la “cuestión judía”, un asunto que según el mismo Hitler era la causa de todos los males de la sociedad occidental. En este sentido, la solución pasaba por eliminar la totalidad del pueblo judío en Europa.

 

La solución final, un terrible plan para aniquilar a la población judía. | Imagen de: WikImages.

 

El holocausto nazi dejó más de seis millones de muertos, gran parte de ellos judíos. El principal campo de exterminio fue Auschwitz, donde murieron cerca de 1.400.000 personas.

2. Fascismo

El nazismo presenta las características típicas de un régimen fascista, como pueden ser:

  • El Estado controla cada aspecto del individuo.
  • Uso de la violencia para conseguir el “bien común” de la nación.
  • Exaltación de los valores nacionales y la identidad colectiva.
  • Un único partido político, sin oposición.
  • Un único líder fuerte y autoritario. Como curiosidad diremos que Adolf Hitler medía 1,75 metros de estatura.

3. Anticomunismo

Otro de los asuntos que preocupaban especialmente a los nazis era el comunismo. Para ellos, esta doctrina política formaba parte de la conspiración judeo-masónica que pretendía acabar con el modo de vida de occidente. Sin embargo, no era una obsesión exclusiva de Adolf Hitler. El dictador español Francisco Franco hacía referencia a esta supuesta conspiración internacional en muchos de sus discursos.

4. Propaganda nazi

Como ya hemos destacado, el régimen de Hitler estuvo secundado en todo momento por un fuerte aparato propagandístico, liderado por el ministro Joseph Goebbels. La propaganda servía para adoctrinar a la población a través del cine, los carteles publicitarios y cualquier medio de comunicación alemán. Un "Gran Hermano" orwelliano. Hacían uso de técnicas innovadoras para la época, tanto en el cine como en el resto de soportes, y eso causó un impacto tremendo en la población alemana.

La gente debía tener la certeza de que el pueblo judío era el causante de todos los problemas modernos, y el mensaje caló entre el público, mucho antes de que el NDSAP se hiciera con el control.

Comentarios