Oclocracia: qué es, definición y 4 ejemplos

La democracia se convierte en oclocracia cuando el pueblo sigue los intereses de un individuo o un grupo minoritario. Te explicamos todo sobre este concepto del griego Polibio.

La mayoría social coincide en que la democracia es la forma más avanzada y sofisticada de gobierno, pero pocos saben que puede degenerar en oclocracia, también llamado gobierno de la muchedumbre. Explicamos en qué consiste esta degeneración y exponemos algunos ejemplos.

  • También te puede interesar: Tecnocracia: qué es, definición sencilla y ejemplos.

¿Qué es la oclocracia?

El término fue expuesto por el historiador griego Polibio, quien desarrolló una interesante teoría sobre los ciclos de gobierno. Polibio decía que las formas de gobierno son cíclicas, y que cada una de ellas termina cuando degenera en una versión peor de sí misma. La monarquía acaba en tiranía, la aristocracia termina en oligarquía y la democracia degenera en oclocracia, siguiendo ese orden exacto y volviendo a empezar.

Cuando estamos en democracia, el pueblo tiene (o cree que tiene) la voluntad legítima para autogobernarse, pero ese gobierno puede verse influenciado por la voluntad confusa e irracional de cada individuo, y por lo tanto el pueblo carece de capacidad para el autogobierno. En otras palabras, Polibio expresaba que, como pueblo, quizás no estamos preparados para decidir sobre cuestiones políticas.

"Cuando esta [la democracia], a su vez, se mancha de ilegalidad y violencias, con el pasar del tiempo, se constituye la oclocracia”

La voluntad de un individuo se camufla como la “voluntad de todos”, y para conseguirlo, ese mismo individuo utiliza el sector más ignorante de la sociedad. La oclocracia sugiere, por lo tanto, que la mayoría social puede equivocarse, sobretodo si ha sido manipulada por la propaganda de unos pocos.