Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

¿Mató el rey Juan Carlos a su hermano Alfonso de Borbón?

Juan Carlos juró, de rodillas, que había sido un accidente.
Juan Carlos I y su hermano Alfonso. | Imagen de: El Español.

 

Es un hecho que el rey Juan Carlos I nos ha dado los momentos más surrealistas de la monarquía española, algunos más vergonzosos que otros. Suyo es el mítico “¿por qué no te callas” a Hugo Chávez o su sonrojante cacería en Botswana, seguida de las declaraciones: “Lo siento mucho, no volverá a ocurrir”. En cualquier caso, hay asuntos del rey emérito que son más públicos que otros y, aunque es de sobras conocido que Juan Carlos ha tenido algún que otro lío de faldas, la censura ha hecho que no se conozcan los detalles.

Poco se sabe del accidente que tuvo con su hermano Alfonso de Borbón y que causó la muerte del noble adolescente, solo que a un joven Juan Carlos se le escapó el gatillo de la pistola. El hecho fue rápidamente silenciado por el régimen franquista, pero años después ha dado lugar a numerosas teorías sobre aquel fatídico momento que cambió la historia de España para siempre: la muerte de Alfonso de Borbón.

Los hechos

Ocurrió el 29 de marzo de 1956, cuando un joven Juan Carlos de 18 años sostenía una pistola en el desván de una lujosa mansión de Estoril, una localidad portuguesa. “Alfonsito”, como se conocía a Alfonso de Borbón, estaba con él. Súbitamente, el arma del calibre 22 que sostenía el futuro rey de España se disparó accidentalmente y la bala entró limpiamente en uno de los orificios de la nariz de Alfonsito, que murió a la temprana edad de 15 años. Doña María, la madre de los dos pequeños, estaba en la habitación de al lado y escuchó el disparo, por lo que fue la primera en acudir.

El panorama que se encontraron los infantes fue realmente desolador. Alfonso de Borbón y Borbón yacía muerto en el suelo mientras su padre, Don Juan, intentaba reanimarlo sin éxito. Lo cubrieron con una bandera española mientras algunos obligaban a Juan Carlos a que, de rodillas, jurara que había sido un accidente. Resultó tan duro para el régimen franquista reconocer los hechos que todos los nobles de España callaron ante un suceso de tal magnitud.

Sin embargo, aquella había sido solo la última tragedia en la historia de los Borbón-Battenberg, ya que anteriormente se había escrito una larga lista de muertes en el parto y accidentes mortales de jóvenes infantas.  

Las teorías

Los hechos siempre han estado rodeados de misterio y solo el rey emérito sabrá lo que sucedió en ese desván. Aunque Juan Carlos nunca ha hablado públicamente de la muerte de Alfonso, ha reconocido que estaba muy unido a su hermano y que lamenta profundamente su pérdida. “Echo de menos no tenerlo al lado, el no poder hablar con él, el no poder discutir con él”, señaló a la periodista Laurence Debray.

Juan Carlos I, rey emérito de España. | Imagen de: EFE.

 

También ha trascendido que el día anterior ambos habían estado disparando a las farolas con el arma y que su padre les había prohibido volver a disparar con ella. Sin embargo, encontraron el lugar dónde su padre la había escondido y sellaron su destino para siempre. Hay quien afirma que Juan Carlos tenía un especial interés en que sucediera tan desafortunado accidente, asegurándose así el acceso a la futura corona del reino, aunque siguen siendo teorías sin una base sólida.

Después de ser enterrado en Estoril, los monárquicos españoles viajaron a Portugal para despedir a Alfonsito. Sin embargo, su cuerpo fue trasladado a El Escorial en 1992, por deseo expreso de su padre. La verdad se fue con él.

Comentarios