Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Los 8 empleos peor pagados de España

No. Vivir de los padres no es una profesión.
Mariano Rajoy posando frente a una oficina de empleo. | Imagen de: El Mundo.

 

España no es uno de los países con mayor expectativa laboral, como todos hemos podido comprobar en algún momento u otro. Si bien es cierto que la tasa de desempleo baja años tras año, hay que tener en cuenta otros factores, como el tipo de contrato, la duración del mismo, la precariedad laboral o el hecho de que muchos agotan sus prestaciones por desempleo.

Los más valientes abandonan el nido y salen de España para conseguir un trabajo digno, y es que no consideran aceptable pagar una carrera de cuatro años para acabar sirviendo cheeseburgers en un McDonalds, y en horario nocturno. Aun así, hay otros conformistas que prefieren la cálida patria y son felices con un salario mínimo interprofesional, que en estos momentos se sitúa en 707 euros.

Nuestro aplicado presidente aseguró que esa cifra se vería incrementada hasta los 850 euros en 2020, pero también afirmó que esta crecida se producirá siempre y cuando se creen unos 450.000 empleos al año, y eso ya suena más a utopía.

Las diferencias salariales en España no radican solo en el empleo sino también en la ubicación geográfica. Según varios estudios, los trabajadores de Madrid y Barcelona tienen un sueldo un 6% más alto que en el resto de España. La peor parte se la llevan las Castillas, Andalucía y las zonas más rurales.

A continuación, os presentamos los ocho empleos peor pagados de nuestro país. Coged papel y boli.

8. Contable

¡Qué gran ironía la de dedicarte a contar dinero y sin embargo no ver un centavo en tu cuenta corriente! Pero esa parece ser la realidad de los contables. Si entramos en Infojobs o en cualquier portal de búsqueda de empleo nos damos cuenta de que los contables están muy solicitados, aunque eso no significa que estén bien pagados. Su sueldo mensual medio es de 1.200 euros.

7. Periodista

Cuando le dices a alguien que eres periodista la reacción suele ser positiva, pero te debemos advertir, amigo aspirante a periodista, que no todo el monte es orégano. El salario medio se sitúa en 1.190 euros, pero en incontables ocasiones el tipo de relación contractual hace que la cifra baje estrepitosamente. Además, la mayoría trabajan como autónomos, una situación casi idéntica a la que se vive en el fotoperiodismo.

Trabajador de la hostelería. | Imagen de: EFE.

 

6. Locutor de radio o presentador

Ya te lo hemos advertido. Aléjate de los medios de comunicación si lo que quieres es acumular una fortuna. Los locutores de radio o presentadores de televisión viven una situación parecida a la de los periodistas, a no ser que seas presentador de Sálvame. Dudamos mucho que Jorge Javier Vázquez cobre unos 1.200 euros mensuales.

5. Camarero

Uno de esos trabajos que te buscas cuando eres un chaval para ir saliendo del paso. La frase más repetida por mis amigos hosteleros suele ser: “es un trabajo muy esclavo”, y por otro lado no creo que alguien sea demasiado feliz sirviendo copas en un bar. Un caso extremo es el de los camareros de discoteca, que incluso tienen que recurrir a las drogas para aguantar las largas jornadas de trabajo.

Si lo tuyo es la hostelería y las relaciones públicas, el trabajo no te faltará nunca en España, pero dudo mucho que puedas llevar una vida de lujos y excesos. El salario medio de un camarero es de 1.166 euros al mes, una miseria en comparación con la cantidad de horas que le echan.

4. Dependiente

Junto con el de camarero, es otro de esos trabajos que puedes encontrar a puñados pero que suele ser temporal, algo para ir ahorrando mientras te pagas la carrera. Si el trabajo cara al público es lo tuyo, es posible que asciendas en la empresa y con un poco de suerte llegues a encargado, pero bajo ningún concepto esperes que esta carrera profesional te solucione la hipoteca, y es que de media un dependiente cobra unos 1.079 euros mensuales.

3. Teleoperador

Si eres de esos que despiertan a los demás humanos de su siesta para informar de la nueva tarifa de tu compañía, pienso que te lo tienes más que merecido. Confinados en pequeños cubículos, los teleoperadores deben llevar a cabo su función bajo una presión asfixiante, igual que sucede con los vendedores a puerta fría, que deben alcanzar un cupo de ventas si no quieren volver de patitas a la calle. Unos 1.050 euros mensuales tienen la culpa.

Obrero sobre un andamio para encofrado. | Imagen de: EFE.

 

2. Leñador

La tecnología ha evolucionado demasiado para los leñadores, aunque con las últimas subidas de la factura de la luz no descarto volver a la chimenea rinconera. El caso es que ser leñador es algo de otra época, como los pantalones acampanados. Sus ganancias están sujetas a la época del año, por lo que es difícil calcular el salario medio mensual.

1. Obrero de la construcción

Hace unos años, en plena burbuja inmobiliaria y con el boom del ladrillo como telón de fondo, trabajar en la obra era muy rentable, a pesar de las inclemencias del tiempo y todo el desgaste físico que estos trabajadores tienen que soportar. No era raro ver a obreros con cochazo nuevo y un apartamento en primera línea de mar, todo financiado por el banco de turno, pero esa generación premillenial se ha visto endeudada hasta el cuello a raíz de la crisis.

Era y es fácil acceder a este trabajo, ya que por norma general no se requiere un título universitario, pero los obreros de la construcción ocupan ahora el primer puesto en la lista de peor pagados. La inmensa mayoría no supera los 1.000 euros mensuales. El peor caso es el de los obreros de Castilla-La Mancha, cuyos ingresos mensuales apenas superan el salario mínimo interprofesional.

Comentarios
sergi
Bueno.. no está reflejado el salario por convenio de los gerocultores o auxiliares de infermeria.. que esta en 950 E aprox.. y que la mayoria de trabajadores/as son mujeres, que alargan la vida a la gente. dberian cobrar 2000 por lo menos