15 dictadores de la historia que cambiaron el mundo

Os presentamos los peores dictadores de la historia, aquellos que han sembrado el horror y la barbarie. La lista también incluye aquellos con más muertes a sus espaldas.
Mao Tse Tung aplaude un desfile militar.
Mao Tse Tung aplaude un desfile militar. | Imagen de: Wikimedia Commons.

 

La crónica de la Humanidad está repleta de capítulos oscuros que dan fe de que no hay límite alguno cuando se trata de alcanzar las más altas cotas del horror y la barbarie; algo que lamentablemente los peores dictadores de la historia han sido capaces de demostrar.

Los 7 dictadores de la historia con mayor número de muertes a sus espaldas

Los siguientes dictadores de la historia ostentan el triste récord de ser los causantes de los mayores genocidios ocurridos jamás.

7. Kim Il - sung (Corea del Norte)

La dinastía de los Kim lleva perpetuándose desde la ascensión de Kim Il-sung como creador de la República Popular Democrática de Corea, de la que asumiría el cargo de presidente. Con su nombramiento al cargo, tuvo lugar la implantación de la filosofía juche, que a día de hoy sigue su curso gracias a su nieto, Kim Jong-un.

El régimen se cobró, entre los años que 1948 y 1994, más de un millón y medio de muertes, lo que convierte a Kim Il-sung en uno de los dictadores de la historia más crueles que se recuerdan, que se dedicó a recluir a los contrarios a su mandato en campos de concentración (mal llamados ‘de trabajo’) hasta que morían; además de mandar ejecutar a placer.


6. Pol Pot (Camboya)

El mayor genocida de Camboya, fundador de la guerrilla de los ‘Jemeres rojos’, fue Pol Pot, quien durante 30 años (de comienzos de los 60 hasta su muerte, en 1998), asesinó a un número de víctimas que se cree que podrían alcanzar los 2 millones y medio.

Los estudiosos creen que Pol Pot acabó con aproximadamente un tercio del total de la población de Camboya: quienes no murieron en los campos de concentración durante el Holocausto Jemer, lo hicieron víctimas del bloqueo de medicinas que el dictador había impuesto.

5. Hideki Tojo (Japón)

El que fuera el cuadragésimo Primer Ministro del Imperio de Japón a lo largo de los años en los que el país nipón estuvo implicado en la Segunda Guerra Mundial, el General del Ejército Japonés, Hideki Tojo, fue ajusticiado en 1948, tras ser encontrado culpable de graves crímenes de guerra. Se le culpa de hasta 5 millones de muertes.

4. Leopoldo II (Bélgica)

El salvajismo, la hipocresía y la mentira se dieron la mano durante el reinado de Leopoldo II de Bélgica. El monarca encubrió tras un velo de falsa humanidad sus tenebrosos intereses con respecto al Congo, una región muy rica en recursos naturales que Leopoldo II anhelaba, entre ellos el marfil de los elefantes, pero especialmente, el caucho extraído de los árboles.

Entre 1885 y 1906, esclavizó a la población congoleña para que trabajasen en las explotaciones que había abierto, mientras se dedicaba a financiar obras de beneficencia para alimentar su bulo.

A Leopoldo II se le considera uno de los peores dictadores de la historia, culpable de uno de los peores genocidios (hasta 15 millones de muertes), lo que supuso una reducción de hasta un 50% de la población autóctona durante su feroz imperio.

3. Adolf Hitler (Alemania)

El fundador del Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes, el Führer Adolf Hitler, que quería convertir su Tercer Reich en una nación próspera, dejaría un saldo total a sus espaldas de 17 millones de muertos, víctimas del Holocausto Nazi.

Los miembros de la población judía serían asesinados o hacinados en campos de concentración hasta morir, ya fuera a manos de los soldados alemanes o bien por las extremas condiciones en las que se encontraban.

2. Iósif Stalin (Rusia)

Si hablamos de los dictadores de la historia más terribles, no podemos obviar a Yosif Stalin, el gobernante del Partido Comunista ruso. Stalin fue seguidor del legado bolchevique del revolucionario Lenin y autor de lo que recibiría el tétrico nombre de “Gran Purga”, en referencia a las matanzas, llevadas a cabo por los comunistas, de los considerados ‘enemigos’ del cruel sistema,.

Contando el exterminio de los disidentes, de los que morían en los gulag y de los campesinos que pasarían largos y penosos años de hambruna tras el robo de sus víveres en todo Ucrania; y aunque las cifras bailan según qué fuentes consultemos, se cree que Stalin liquidó aproximadamente a 24 millones de personas.

1. Mao Tse Tung (China)

Tras ‘la Larga Marcha’, un éxodo masivo a pie a través de 12 mil kilómetros de todo el Ejército Rojo para huir de los enemigos nacionalistas, Mao Tse Tung llevó la Revolución China a la victoria, fundó la República Popular China y lideró el Partido Comunista.

Es el dictador de la historia causante del mayor genocidio del que se tiene constancia: su reforma proletaria bautizada como ‘Gran salto adelante’ y su ‘Revolución cultural’, segaron unos 45 millones de vidas, que se suman a las “limpiezas de clase” perpetradas contra la burguesía y que implicarían otros 2 millones más de ejecuciones. Si bien es imposible dar un número exacto, muchos hablan de que podría tratarse de hasta 80 millones.

A pesar de todo, la mayoría de la población de China considera a Mao Tse Tung la figura más importante del país de todo el siglo pasado, así como una de las mejor valoradas.


Otros 8 dictadores de la historia que han tenido gran repercusión

Lamentablemente, hay otros dictadores de la historia cuyos nombres nadie nunca olvidará, especialmente quienes sufrieron los horrores de sus políticas.

1. Hugo Chávez (Venezuela)

El que se autoproclamaba a sí mismo el seguidor del legado de Simón Bolívar, el de váyanse al carajo, yankis de mierda”, venerado por unos y despreciado por otros; dejó a Venezuela sumida en en una frágil situación económica que no parece que vaya a mejorar en mucho tiempo.

Además, Chávez realizó recortes a las libertades más básicas de los ciudadanos, sofocando con dureza las protestas en las calles en contra de sus políticas.

2. Idi Amin Dada (Uganda)

Uno de los peores dictadores de la historia fue el ugandés Idi Amin Dada, que recibió el apodo de ‘el carnicero de Kampala’, por las atrocidades realizadas contra la población. Este autócrata monstruoso, aquejado de una megalomanía galopante, murió en 2003 sin responder por ninguno de los 500.000 muertos que se achacan a su despótico gobierno, entre los que se incluyen el asesinato y desmembramiento de una de sus esposas.

Se supo que, además de disfrutar torturando a la gente, Idi Amin practicaba el canibalismo con sus enemigos, algo de lo que el propio dictador se jactaba en sus declaraciones:

Me gusta la carne humana porque es más blanda y salada (...) en un banquete es lo que más extraño cuando estoy fuera de mi país”.

3. Francisco Franco (España)

La dictadura del ‘Caudillo de España’ duró desde el triunfo del Golpe de Estado del bando sublevado (1936) hasta su muerte, en 1975.

A lo largo de este tiempo, el régimen franquista, fuertemente influido por el fascismo de Mussolini y por las ideas de la Alemania de Hitler, sometió a una fuerte represión a los sospechosos de formar parte del bando republicano, a los que mandaba ejecutar, encerrar en campos de trabajo o encarcelar hasta morir.

4. Muamar el  Gadafi (Libia)

El excéntrico militar y dictador Muamar el Gadafi tuvo subyugada a Libia a lo largo de 40 años, después de un golpe militar. Durante cuatro décadas, Gadafi cometió todo tipo de atrocidades contra la población civil, ignorando los derechos humanos fundamentales y torturando a los contrarios a su gobierno. Murió en octubre de 2011, ejecutado a plena luz del día por las fuerzas rebeldes sublevadas.

5. Saddam Hussein (Irak)

Saddam Hussein fue el dictador iraquí que tuvo oprimida a la población desde 1979 hasta su arresto, en 2003.

Artífice de lo que se llamaría ‘Operación Al-Anfal’, que no fue otra cosa que el bombardeo masivo sobre la población kurda y el arrasamiento con armas químicas de ciudades como Halabja; Hussein fue juzgado y acusado de crímenes contra la Humanidad, por lo que se le sentenció a morir ahorcado. La sentencia se hizo efectiva un día antes del fin de año de 2006.

6. Benito Mussolini (Italia)

Mussolini ha pasado a los anales por ser uno de los peores dictadores de la historia de Europa. Fundador del Partido Nacional Fascista Italiano, el régimen de Il Duce sirvió de inspiración a otros tiranos contemporáneos, como lo fueron Hitler o Franco.

La dictadura militar de Mussolini duraría de 1922 hasta 1945 y estaría caracterizada por sus acciones en contra del comunismo, así como por haber metido al país en la Segunda Guerra Mundial. Ya derrocado, fue interceptado por los guerrilleros junto a su esposa, cuando ambos trataban de huir en coche a Suiza. Después de ser apaleados, fueron fusilados y sus cadáveres colgados en la Plaza Loreto de Milán, para ser exhibidos como represalia por tantos años de despiadado gobierno.

7. Augusto Pinochet (Chile)

Desde 1973 hasta 1990, Chile vivió bajo el Régimen militar del General Augusto Pinochet, que usurpó el cargo al presidente Salvador Allende.

En sus 16 años, la dictadura de Pinochet estuvo caracterizada por la manipulación de los medios de comunicación, la ilegalización de partidos contrarios a su régimen, desapariciones misteriosas de personas, torturas y constantes violaciones de los derechos humanos, entre otras cosas. Murió en 2006 antes de que se pudiera dictar una sentencia definitiva por los cargos de los que se le acusaba.

8. Jorge Rafael Videla (Argentina)

“Proceso de Reorganización Nacional” fue la eufemística expresión que Videla, el último de los dictadores de la historia de Argentina hasta la fecha, utilizó para referirse a los 8 años que duró su administración del país.

Después de su caída, Videla estuvo inmerso en varios procesos judiciales, en los que se le acusaba de 8.000 desapariciones (cifras acordes a informes oficiales, aunque se sospecha que podrían ascender hasta 30.000), sumado al tráfico de bebés robados, hijos de los apresados por el régimen. Permaneció en arresto domiciliario debido a su edad, pero tras ser sentenciado por fin a cadena perpetua, pasó sus últimos días en la celda de una prisión bonaerense, fue en mayo de 2013.



Comentarios

envía el comentario