Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

¿Qué hacer en caso de inundación para sobrevivir?

Te presentamos una guía básica de supervivencia para saber qué hacer en caso de inundación. Estos consejos sirven desde que se recibe la alerta hasta que pasa el peligro.
Te ofrecemos una guía básica de cómo actuar en caso de inundación. | Imagen de: PxHere.

 

Una de las catástrofes más devastadoras que podemos vivir es una crecida del agua, ya sea por lluvias intensas o por un tsunami que se aproxima a la costa. Os mostramos qué hacer en caso de inundación y lo que nunca debemos intentar. En la mayoría de veces, los accidentes mortales se producen por negligencia humana, así que es muy importante seguir estos pasos.

¿Qué debemos hacer en caso de inundación?

Antes de que llegue la subida del agua podemos evitarnos muchos problemas definiendo un plan de evacuación con nuestra familia. También es importante establecer un lugar de reunión en caso de que la familia esté separada durante la crecida.

A continuación os ofrecemos una serie de consejos básicos para salir airoso de una inundación. Síguelos de inmediato en cuanto recibas la alerta.

1. Mantén tus bienes a salvo

Un desbordamiento de agua supone una auténtica catástrofe a nivel personal y material. Debemos establecer prioridades cuando vayamos a salvar nuestros bienes y colocarlos en un lugar elevado.

En caso de inundación, debemos intentar mantener lejos del agua la documentación personal y sustancias peligrosas o tóxicas que se puedan esparcir en la corriente (como el material de limpieza). Lo mejor es prevenir y guardar una copia de tu documentación en casa de alguien de confianza o en los servicios de almacenamiento en la nube.

2. Escucha a las autoridades

Las autoridades de cada lugar son las que mejor nos pueden indicar qué hacer en caso de inundación. Sigue sus consejos, ya que estarán informadas en todo momento de la crecida del agua y de las posibles rutas de evacuación.

No hagas caso de los canales no oficiales en redes sociales, ya que pueden ofrecer información contradictoria o inexacta. Infórmate a través de los perfiles oficiales de cuerpos de policía, servicios de emergencia y administraciones públicas.

3. Prepárate para la crecida

Una vez hayas puesto todas tus pertenencias a buen recaudo y hayas recibido la alerta por parte de las autoridades, debes cerrar puertas y ventanas para minimizar los efectos de la anegación. Si contamos con algún tipo de refuerzo mucho mejor, ya que el agua puede bajar con mucha fuerza.

Otra de las tareas que hacer en caso de inundación es colocar trapos en las rendijas de las puertas para que el agua no se cuele. Debemos considerar que estas medidas son de prevención y que, en caso de una gran crecida, debemos priorizar el punto 4.

4. Ponte a salvo

Una de las normas básicas sobre qué hacer en caso de crecida es buscar un punto elevado. Si no puedes acceder a la azotea, súbete al mueble más alto que tengas y espera las instrucciones de las autoridades.

Si nos encontrábamos fuera de casa en el momento de la inundación y el agua ha anegado completamente la planta baja, bajo ningún concepto debemos volver a entrar en nuestro domicilio. En lugar de ello, trataremos de alcanzar un lugar elevado en el exterior.

5. Mantente informado

Cuando te hayas asegurado de que tú y los tuyos estáis a salvo, el siguiente paso es manteneros informados, ya sea a través de Internet o de la radio. Una vez más, remarcamos que los perfiles oficiales de las autoridades son la primera fuente que debemos consultar.

6. No salgas sin permiso de las autoridades

Si estás en un sitio elevado, no bajes al agua a menos que sea con el permiso de las autoridades, que te dirán con exactitud qué hacer en caso de inundación. Puede que pasen horas antes de que alguien acuda a vuestra posición, así que intenta guardar la calma y no tomar decisiones fatales.

Si el peligro de anegación es inminente y no tienes más remedio que abandonar tu posición, avisa a tus familiares para que tengan constancia de que te desplazas. Indícales el lugar de destino para que sea más fácil localizarte.

7. Evita los peligros

Si nos encontramos en el exterior, el procedimiento a seguir es el mismo. Siempre hay que buscar un lugar elevado y evitar las zonas de acumulación de agua como puentes o ríos, ya que la corriente podría tener más fuerza en ese punto y arrastrarnos.

Hay una serie de peligros que debes tener en cuenta en caso de inundación, como los cables de electricidad sueltos o tuberías de gas. Por otro lado, puede que la corriente arrastre animales peligrosos (como serpientes venenosas), así que ve con cuidado y utiliza zapatillas de suela doble. Así evitarás también cortarte con cristales rotos.

8. Después de la inundación

Nunca regreses a la zona afectada hasta que las autoridades te lo permitan. Piensa que las estructuras pueden haber quedado dañadas y en ese caso existe riesgo de derrumbamiento. Nunca ingieras alimentos que haya arrastrado la corriente ni bebas agua hasta asegurarte de que es potable. En caso de duda, hiérvela.

Cuando hayas podido regresar a tu hogar, inspecciona las instalaciones al detalle para cerciorarte de que no hay ninguna anomalía. Informa de los daños en los servicios básicos como el agua o la electricidad. Por último, y siempre que te sea posible, colabora activamente con los servicios de emergencia para que todo vuelva a la normalidad cuanto antes.

Comentarios