Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

10 plantas en peligro de extinción que debes conocer

Los humanos estamos poniendo la Tierra en grave peligro, y la prueba son estas 10 plantas que ya se encuentran en peligro de extinción por distintos motivos.
Venus atrapamoscas, en peligro de extinción. | Imagen de: Faunatura.

 

Que el planeta Tierra está en una grave situación causada por la acción del ser humano no es ninguna novedad. Entre las especies amenazadas, encontramos tanto miembros de la fauna como también de la flora, así que hoy dedicaremos este espacio para hablar acerca de algunas de las plantas en peligro de extinción que más amenazadas están, por culpa principalmente del cambio climático y de la tala o poda masiva para el tráfico ilegal.

10 plantas en peligro de extinción que hay que conocer

A continuación, presentamos las 10 plantas en peligro de extinción, con ánimo de dar a conocer la dramática situación en la que se encuentran y con la esperanza de que todavía no sea tarde para revertirla.

1. Planta de jarra de Attenborough (Nepenthes attenboroughii)

Abrimos la preocupante lista de plantas en peligro de extinción con esta clase de planta carnívora, cuyo nombre se le debe al naturalista David Attenborough. Las plantas carnívoras siempre han sido fascinantes, debido principalmente a su particular forma de atraer a las presas para que caigan en sus trampas y así poder ingerirlas.

A diferencia de otras, la mayoría de ellas, insectívoras, esta planta de jarra (fácilmente reconocible por su forma de campana invertida), por su tamaño, puede también consumir roedores pequeños.

Parece ser que la distribución de esta planta en riesgo de desaparecer se limita a la zona del Monte Victoria, en Palawan, una de las islas que componen el archipiélago filipino; y está viéndose cada vez más reducida.

2. Orquídea zueco (Cypripedium calceolus)

Una de las orquídeas más amenazadas es esta, de pétalos de color amarillo verdoso y cuya corola tiene una forma que recuerda a la de este típico calzado de las zonas del norte de Europa.

La orquídea zueco solía poblar las zonas verdes de Bélgica y Luxemburgo, sin embargo ya no crecen más por aquí. Ha ocurrido lo mismo en la Península Ibérica, pues ahora hace falta trasladarse hasta la Sierra de los Pirineos para poder contemplarla, cuando años atrás era fácil verla en cualquiera de sus provincias. También habita en América del Norte o Asia, pero su espacio está siendo recortado por momentos, por lo que ha pasado a engrosar el grupo de plantas en peligro de extinción por la recolección masiva y para comercializarse de forma ilegal posteriormente.

3. Árbol medusa (Medusagyne oppositifolia)

Esta clase árbol de ramas enmarañadas entre sí, con pequeñas flores blancas que se esconden en su espesura, está peligrosamente cerca de desaparecer completamente. Crecen a lo largo de la isla de Mahe, en las Seychelles, donde apenas quedan un centenar que, por la naturaleza de sus semillas, no consigue reproducirse de forma normal.

Además, para crecer con éxito, el árbol Medusa requiere de ambientes muy humificados, cuyas condiciones parece que se están perdiendo a causa del cambio climático y que no es posible reproducir en los invernaderos.

4. Drago de Gran Canaria (Dracaena draco)

Si viajamos hasta las islas de Tenerife y Gran Canaria (España), podremos dar con los ejemplares que restan de esta especie de planta arbórea y que ya no se encuentran en ningún otro lugar.

Cuando alcanzan su tamaño máximo, unos 12 metros, la copa de este árbol extiende sus ramas, recordando mucho a la forma de un paraguas abierto. Además, su tronco llega a bifurcarse en otros más pequeños a medida que va haciéndose más alto.

5. Helechos

Solían poblar grandes extensiones del planeta durante la era de los dinosaurios, gracias al clima húmedo generalizado que hace millones atrás había. A pesar de haber sobrevivido al paso del tiempo y de extenderse por todo el globo, parece que su condición de prehistóricas no las libra de ser una de las especies de plantas en peligro de extinción que tenemos actualmente.

Existen varias clases de helechos, la mayoría de ellas ubicados en ambientes húmedos y donde el sol no incide demasiado, como lo son las junglas o las lindes de los ríos. La particularidad de estas plantas reside en que no tienen flores y sus hojas son perennes, por lo que no mudan el follaje después del invierno.

Son varias las clases de helechos que existe, como la Filicopsida (que también se puede llamar con el término Pterophyta) o la Dicksonia antartica (Balantium antarcticum), propia de Australia y muy amenazada por la recolección ilegal.

6. Venda Cycad (Cycas revoluta)

Originaria de Japón, aunque ahora medra en Sudáfrica y zonas con clima mediterráneo, la también conocida como ‘Palma de Sagú’, ha visto menguada la población de sus individuos en la naturaleza por el mismo motivo que afecta a muchas otras plantas en peligro de extinción : la poda masiva, y posterior trasplante, para servir como decoración de interiores.

Tan grave es la situación, que muchos expertos creen que ya no se encuentra en estado salvaje, aunque quedan todavía algunas Venda Cycad en la provincia de Limpopo, al norte de Suráfrica.

7. Venus atrapamoscas (Dionaea muscipula)

Otra planta carnívora de apariencia muy reconocible que está al borde del abismo de la desaparición, es esta Venus atrapamoscas, cuyas mandíbulas, compuestas por sendos lóbulos que se cierran al entrar en contacto con una potencial presa (cualquier tipo de insecto que no sea polinizador), recuerdan a una especie de “boca”.

Esta planta requiere de clima húmedo, especialmente el de los pantanos de Carolina del Norte y del Sur (Estados Unidos); no obstante, el cambio climático está impidiendo que continúen proliferando.

8. Titan Arum (Amorphophallus titanum)

Su nombre común puede que no te diga nada, pero si te decimos que coloquialmente se la llama “la flor cadáver” por su olor como de cuerpo en descomposición, tal vez ya te suene más. Si añadimos además, que el tamaño de esta pestilente flor casi alcanza los 3 metros, puede que ya tengas una idea más clara de qué espécimen hablamos.

La Titan Arum es una de las grandes flores en peligro de extinción, caracterizada porque florece apenas 4 veces a lo largo de su vida, todo un espectáculo de la naturaleza y uno de los acontecimientos más bonitos que los amantes de la botánica desean contemplar.

Lamentablemente, a esta rara flor de Sumatra, también tenemos que hacerle un hueco en nuestro listado, ya que las pocas que quedan se crían en jardines botánicos de grandes ciudades, como Nueva York, Berlín o Bogor (Indonesia) y ya casi no se ven en estado salvaje.

9. Árbol coralino (Erythrina lysistemon)

A este árbol de bonitas hojas rojas lo dieron por extinto a finales de los noventa, pero poco tiempo después, unos pocos ejemplares fueron avistados de nuevo en un terreno de la selva de Tanzania, su hábitat natural.

Pero en la actualidad, el árbol coralino es también otra especie sobre la que la extinción planea para acabar con ella definitivamente.

10. Árbol Pokemeboy (Acacia anegadensis)

El nombre de este árbol poblado de espinas ya deja ver que estamos ante una especie rara de encontrar, y no es para menos, si tenemos en cuenta las zonas del planeta donde todavía pervive: en Isla Antigua Jerusalén y en Isla Anegada, dos pequeños atolones de las Islas Vírgenes Británicas, territorio perteneciente a Puerto Rico.

Gracias a su gran altura, la copa de los árboles Pokemeboy que restan, quedan protegidas contra las crecidas del nivel del mar, por lo que nunca llegan a quedar bajo el agua. Por desgracia, parece ser que apenas quedan unos pocos Pokemeboy en un radio de 10 kilómetros cuadrados.

Loading ...
Comentarios