Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Efecto invernadero: qué es, causas y consecuencias

¿Qué es el efecto invernadero? ¿Cuáles son las consecuencias? ¿Qué causa el efecto invernadero? ¿Es dañino para los seres humanos? ¿Se puede revertir?
Los GEI están dañando el planeta de forma irreversible. | Imagen de: Matt Artz.

 

Todos hemos oído hablar del calentamiento global y del efecto invernadero pero, ¿qué es el efecto invernadero exactamente? ¿qué está causando este problema medioambiental y global? ¿cuáles serán las consecuencias del efecto invernadero a corto, medio y largo plazo?

Tanto si crees conocer las respuestas a estas importantes preguntas como si no sabes de qué estamos hablando, deberías echar un vistazo y leer con atención, porque estamos ante un problema de índole mundial que está repercutiendo al funcionamiento de la civilización y dañando la naturaleza.

¿Qué es el efecto invernadero?

El tan conocido como efecto invernadero es un proceso térmico en el que intervienen varios factores como la radiación solar que llega a la Tierra a través del sol y los gases de efecto invernadero.

Este efecto produce un aumento de la temperatura del globo perturbando los ecosistemas y alterando la flora y fauna del planeta, siendo, el derretimiento de los polos y el aumento del nivel del mar algunos de los signos más evidentes y fácilmente cuantificables.

¿Cómo se produce el efecto invernadero?

El efecto invernadero siempre ha existido (incluso antes de la existencia del ser humano). Esto se debe a que la existencia de la atmósfera permite que en la Tierra haya una cantidad determinada de gases que “atrapan” el calor proveniente del Sol, aumentando así la temperatura de la superficie terrestre.

El problema viene cuando la cantidad de estos gases aumenta en exceso aumentado paralelamente la temperatura media de la Tierra.

Pero para entender bien qué es el efecto invernadero, antes debemos conocer qué son los gases de efecto invernadero, ya que estos son los que lo causa. También se les conoce por sus siglas: GEI.

¿Qué son los gases de efecto invernadero o GEI?

Los GEI o gases de efecto invernadero son un grupo de gases con distintas composiciones. Entre ellos, podemos encontrar: el dióxido de carbono (quizás el más relevante), el metano, el óxido de nitrógeno, el ozono y el vapor de agua.

Estos, si bien son necesarios para mantener la temperatura de la Tierra a unos niveles adecuados para la vida humana (si no existiesen, la temperatura sería de unos -18 ºC), han aumentado en los últimos años de forma exagerada a causa de la industria, los automóviles y otros procesos químicos que liberan los gases ya comentados.

Dicho aumento comenzó al inicio de la Revolución Industrial (a mediados de 1750), propiciado por el uso de combustibles fósiles. Así pues, podríamos decir que el efecto invernadero, como problema mundial, tuvo su nacimiento aquella década.

Aumento de la cantidad de gases de efecto invernadero. | Imagen de: Wikimedia Commons.

 

Causas del efecto invernadero

Uno de los puntos clave para entender todo esto es saber qué causa exactamente el efecto invernadero. Ya hemos introducido con la explicación de lo que son los gases de efecto invernadero un poco este punto, pero vamos a desarrollarlo de acuerdo a dos categorías:

1. Causas naturales

Te presentamos las principales causas del efecto invernadero de origen no-humano; es decir, causas que estaría tanto si el ser humano existiese, como si no.

1.1. Actividad volcánica

Está clásicamente asociado al efecto invernadero, pero lo cierto es que existen investigaciones que demuestran que las erupciones volcánicas pueden, no solo no fomentar el calentamiento global, sino que pueden disminuirlo.

Esto se debe a que determinados compuestos que son expulsados durantes las erupciones reflejan más rayos del sol que calor retienen. Esto produce pequeños picos de enfriamiento. Por supuesto, ni de lejos suficientes como para combatir el efecto invernadero global.

1.2. Corrientes oceánicas

Las corrientes oceánicas se encargan de redistribuir el calor por la superficie de la tierra. Al mismo tiempo, la evaporación del agua actúa también como un gas de efecto invernadero natural.

1.3. Actividad solar

Por supuesto, si no hubiese una estrella que nos calentase, no habría efecto invernadero, pero tampoco vida. Los rayos del Sol son el origen del efecto invernadero, pero el aumento exponencial de este es culpa del ser humano.

1.4. Otros procesos químicos

Desde la descomposición de la carne de un animal hasta una fruta emite gases de efecto invernadero. De hecho, incluso los gases producidos por la digestión de los alimentos, son gases de efecto invernadero, como el metano (sí, estamos hablando de las flatulencias).

2. Causas artificiales (antropogénicas)

Se les llama también causas antropogénicas a aquellas causas del efecto invernadero que tienen su origen (-génico) en el ser humano (antropo-). Los principales gases que emiten (emitimos) los seres humanos son los siguientes:

El dióxido de carbono, el metano, el óxido nitroso y los halocarbonos, que son (estos últimos) gases compuestos por flúor, cloro o bromo. Los principales orígenes de los excesivos GEI son: 

2.1. Generación eléctrica

Hablando siempre de la generación de electricidad que procede de combustibles fósiles y fuentes no renovables de energía, esta es la principal causa del efecto invernadero.

2.2. Industria

Desde la construcción de un teléfono móvil, hasta el empaquetado de comida y su distribución (aunque esto último formaría parte del siguiente punto), son el segundo factor más importante que explicaría el exceso de efecto invernadero en la Tierra.

2.3. Transporte

Los automóviles y el resto de transportes (incluyendo barcos y aviones) son una de las principales causas del efecto invernadero.

2.4. Edificios civiles

Cada ciudadano hace un consumo energético en su casa o en el edificio en el que se encuentre. Los electrodomésticos, son principalmente los objetos que más consumen. Pero tampoco hay que olvidarse de centros como hospitales, supermercados o tiendas.

2.5. Otros

Los denominados como “otros” factores, son aquellos a los que se les atribuye un tercio de la “responsabilidad” del efecto invernadero. Entre ellos encontramos la deforestación, la agricultura y los residuos. Ordenados estos de mayor a menor peso.

Consecuencias del efecto invernadero

Ahora llega la parte más dura y difícil de reconocer: las consecuencias del efecto invernadero. Estas consecuencias, son ya para muchos investigadores irreversibles, porque la mayoría de gases de efecto invernadero tardan entre 10 y 50.000 años en desaparecer (por ejemplo, el dióxido de carbono, dependiendo de varios factores, tarda entre 5 y 200 años).

Así pues, aunque frenásemos la emisión de gases de efecto invernadero, hay consecuencias de este efecto de las que ya no podemos escapar. A continuación, comentamos algunas:

1. Aumento de la temperatura global

La consecuencia más inmediata es el aumento de la temperatura media de la Tierra. Se estima que la media aumentará entre 1,4 y 5,8 ºC en las próximas décadas.

2. Aumento del nivel del mar

Como ya hemos comentado, un aumento de la temperatura hace crecer los niveles de agua de todos los mares y océanos por el deshielo.

Las estimaciones dependen de tantas variables que es difícil dar una cantidad exacta, pero todo apunta a que en las próximas décadas, el nivel subirá entre 9 y 88 cm, dependiendo de la zona del planeta.

3. Tormentas e inundaciones

Según diversos cálculos y modelos informáticos, las consecuencias del efecto invernadero comentadas, tendrán otro efecto muy indeseado; el aumento de la cantidad y la intensidad de tormentas e inundaciones. Muchas de las zonas que se verán afectadas por estas consecuencias son a su vez, territorios altamente poblados.

4. Disminución en los cultivos

Especialmente en áreas tropicales y subtropicales, el efecto invernadero tendrá una consecuencia devastadora a nivel humano y económico: el rendimiento agrícola disminuirá drásticamente.

5. Desaparición de especies

Ya sean insectos, mamíferos o casi cualquier especie de animal, se verá afectada por el efecto invernadero (y ya lo están haciendo).

En el caso de los mamíferos por ejemplo, se estima que en torno al 25% de ellos desaparecerá.

6. Aumento de enfermedades

Las enfermedades transmitidas por insectos como por ejemplo los mosquitos, aumentarán aún más. Por poner un ejemplo, el paludismo (malaria) causa ya más de un millón de muertes al año en todo el mundo. Pues bien, aumentará considerablemente a causa del efecto invernadero.

Bibliografía:

E. Claussen, V. A. Cochran y D. P. Davis, Climate Change: Science, Strategies, & Solutions, University of Michigan, 2001. p. 373.

Legoett, Jeremy (1996). El calentamiento del Planeta. Informe de Greenpeace. México D.F.: Fondo de Cultura Económica.

McKay, C.; Pollack, J.; Courtin, R. (1991). The greenhouse and antigreenhouse effects on Titan. Science.

NASA: Climate Forcings and Global Warming. January 14, 2009.

Vaclav Smil (2003). The Earth's Biosphere: Evolution, Dynamics, and Change. MIT Press. p. 107.

Comentarios