Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: hola@psicologiaymente.net

17 tipos de besos para conquistar a tu pareja

Cada uno de los diferentes tipos de beso tiene un significado único según la persona que los dé, en qué zona del cuerpo y quién lo reciba.
Todos los tipos de besos para volver loca a tu pareja. | Imagen de: Pexels.

 

Se dice que son la expresión universal que empleamos los seres humanos para mostrar afecto a quien nos importa. Si bien esta afirmación es cierta, es importante matizar que existen diferentes tipos de besos, cada uno con unas connotaciones distintas y que se realizan de forma variada.

Los 17 tipos de besos que puedes dar a tu pareja

Tiernos, efímeros, intensos o increíblemente fogosos. He aquí algunos ejemplos con variedades de besos.

1. Beso mariposa

Comenzamos por una de esas muestras de cariño que se dan a cortas edades, cuando se comienza a desarrollar un vínculo especial por primera vez hacia alguien. Se trata del “beso mariposa”, que se da de la siguiente manera: los dos implicados deben juntar sus rostros y tratar de tocar las pestañas, unas con las otras. Cuando estén en contacto, uno de los dos abre y cierra los párpados, acariciando las pestañas del acompañante. Luego toca cambiar las tornas.

2. Beso ladeado

Es típico en el besuqueo en la boca que cada uno tuerza la cabeza hacia un lado opuesto al del otro, al más puro estilo Hollywood.

Cómico es el momento en el que la pasión es tal que por error ambos ladean la cabeza en la misma dirección, teniendo que ponerse de acuerdo y corrigiendo la posición para que este beso se pueda dar bien. Para mayor comodidad (y para darle un toque peliculero, que siempre viene bien), se puede ir variando la dirección de la cabeza y complementarlo con un gran abrazo.

3. Beso del ángel

Este es uno de los tipos de besos más tiernos que encontramos. Su ejecución no tiene demasiado secreto: uno de los dos debe cerrar los ojos, mientras que la pareja va a besarle suavemente en uno o los dos párpados. Suele ser un clásico en las relaciones íntimas de pareja y transmite una voluntad de protección por parte de quien lo da, junto con ganas de hacer sentir a esa persona segura de que estamos a su lado.

4. Beso en la mejilla

Probablemente sea uno de los besos con más sentimiento que se puede dar. Es el beso que solemos dar a familiares, amigos y a toda persona mínimamente cercana, sin que haya atracción sexual de por medio (en un principio). Por lo general, son inocentes besos que se dan cuando nos encontramos con alguien, nos despedimos o como muestra de confianza.

No obstante, este es uno de los tipos de besos que puede servirnos como arma de doble filo, especialmente si queremos mostrar que esa persona nos gusta: realizado de forma intensa y sonora o cerca de la comisura de los labios, estamos indicando que ahí hay algo más que una simple amistad...

5. Beso en las comisuras de los labios

Tal y como decíamos: un clásico entre los besos, ideal para encender la caldera. Cuando queremos demostrar a alguien que nos sentimos atraídos y que le deseamos sexualmente, esta fórmula es ideal: basta con besar las comisuras de sus labios. Si la técnica funciona, lo que vendrá a continuación es conocido por todos...

6. Beso de esquimal

Otro beso que no se realiza con los labios. Por todos conocido es el beso de esquimal o “filipino”, que implica la nariz de cada uno de los besantes. Hay que acercar la cabeza mutuamente y acariciar la punta de nuestra nariz con la de la otra persona. Puede ser el preludio de algo mágico.

7. Beso contacto

¿Qué tal se te da imitar a una serpiente? Porque algo parecido te va a tocar hacer: abre la boca ligeramente y saca la lengua. Con ella, acaricia la boca de tu amante, paséala por sus labios, roza sus dientes, introdúcela ligeramente… Añádele suaves caricias y te garantizamos que es uno de los tipos de besos perfectos para comenzar un revolcón apasionado.

8. Francés o de tornillo

El famoso beso con lengua, de ahí lo de “de tornillo”. Especialmente intenso es ese primer beso que dos amantes se dan, totalmente entregados al otro, saboreando el momento y con voluntad de que vaya a más.

Igualmente, estos tipos de besos no están reservados únicamente a los amantes cuyas bocas se encuentran por primera vez; también aquellas parejas que ya llevan un tiempo tienen estos momentos de pasión en los que todavía son capaces de demostrarse que se desean.

9. Beso vampiro

Que los besos pueden darse en zonas más allá de la boca es algo que hemos visto y experimentado varias veces. El ‘beso vampiro’ consta de suaves mordiscos en el cuello, combinados con una lengua algo juguetona y  unos labios que besen suavemente entre pequeñas mordidas.

10. Estrella

Cuando damos paso a nuestro lado más salvaje, es cuando los intercambios de saliva y los movimientos de lengua entran más en juego. Suele ser uno de los tipos de besos que preparan más para la acción.

11. El pico

Además de ser el título de una famosa película del cine quinqui de los 80, ‘el pico’ es ese tierno beso que se da apretando los labios y proyectándolos hacia fuera, para juntarlos con los de otra persona. En parejas, es la forma de saludarse o de decirse adiós habitual, además de uno de los tipos de besos más tiernos e íntimos para momentos en que se necesita el apoyo de ese alguien especial.

12. Beso superior

Para dar este beso con propiedad, uno de los dos debe sostener con sus dientes el labio superior de su amante, mientras que el segundo hace lo propio con el labio inferior de su partenaire.

13. Mordisqueo

Mordisquear suavemente los labios o el cuello son muestras de cariño que denotan que nos sentimos cómodos junto a la otra persona. En el primer caso, este tipo de beso implica deseo y pasión; mientras que, en el segundo, puede ser también un gesto de complicidad.

14. Beso a presión

A veces hay tipos de besos que son cortos pero profundos. Es el caso del bautizado como ‘beso a presión’, que se realiza presionando los labios y proyectándolos hacia fuera, para dar un sonoro beso en la boca de la otra persona, que a diferencia del pico, ésta no lo devuelve. ¡Ahí, que lo oigan en la China si hace falta!

15. Beso en la sien

Si hay tipos de besos que despierten tenura, esos son aquellos que se dan en las sienes. Son ideales para despertar a nuestra pareja de la forma más dulce posible, para no tener que recurrir a otros métodos menos agradables. Pueden darse besos en ambas sienes o también en la frente.

16. Beso explorador

Si olvidamos la boca por un momento, podremos poner en práctica el ‘beso explorador’, que consiste básicamente en recorrer con los labios todas las partes del cuerpo de la otra persona, a fin de que logre excitarse lo máximo posible.

Es uno de los tipos de besos que más agradan, por su grado de intimidad y lo gustoso que resulta tanto darlo, como recibirlo.

17. Beso desatado

No tiene unas características propias que lo distingan de otros tipos de besos que hemos visto, es más su intensidad lo que lo hace especial. Se trata de un apasionado beso donde lengua y dientes entran en juego, en el que literalmente le “comeremos la boca” a la otra persona (evitando babear, eso sí).

Comentarios