Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Los 5 festivales de música más raros y locos del mundo

Los festivales de música están de moda, pero estos cinco, son simplemente únicos.

En este festival se puede ir desnudo. | Imagen: The Secret Garden Party.

 

 La nueva moda de los festivales es un fenómeno que está arrasando en todo el mundo. Los paradigmáticos Tomorrowland o Rock in Rio, son probablemente dos de los festivales de música más deseados y multitudinarios de hoy en día. Sin embargo, cada vez más gente los tacha de populistas y comerciales, por ofrecer música y actividades poco originales destinados a vender cuanto más mejor.

Por eso, si formas parte de esas personas que buscan algo distinto, raro y excéntrico, que deleite tus sentidos con nuevas experiencias y sensaciones, acompañándolo todo siempre con buena música, este listado de los festivales de música más raros y locos del mundo te dará esperanza y ganas de viajar.

Los 5 festivales más raros del mundo

A continuación, vamos a ver los 5 festivales más raros del mundo y los motivos por los cuales merecen aparecer en esta lista. Por supuesto, existen otros festivales que son casi o igual de raros, pero hemos optado por escoger festivales que apuestan por la extravagancia de formas distintas o incluso opuestas, hasta tal punto que en uno puedes morir congelado y en otro quemado.

5. The Secret Garden Party

Este, cuanto menos, peculiar festival de música (de ahora en adelante SGP) se sitúa en Abbots Ripton, Inglaterra. El SGP comenzó en el año 2004, y desde el principio, ha apostado por una estética de ensueño, cargada de colores y un mundo de fantasía, ideal para escapar de los ambientes urbanos y grises a los que estamos acostumbrados. De hecho, se considera un festival de “música y arte”.

Si te gustan este tipo de festivales, te interesará conocer este artículo: ¿Qué es un Boutique Festival y por qué está de moda?

Concretamente, ese mundo de fantasía se centra sobre todo en la vida del circo. Cuenta con actividades que todos conocemos pero extremadamente raras para un festival. Entre la infinita oferta, encontramos construcción con Legos, guerras de pintura, batallas en el barro (con o sin ropa), paseo relajante en canoa, concursos de disfraces, zona de maquillaje extravagante, baños en el lago natural, zonas donde poder ir desnudo, etc.

El festival es apto para todas las edades, ya que de hecho, cuenta con actividades para los niños, jóvenes y adultos; así como áreas específicas para cada uno de ellos.  

Desde su lanzamiento, han asistido una gran cantidad de deejays, cantantes y grupos, entre los que podemos encontrar: Dj Shadow, Rae Morris, Dua Lipa, Faithless y Gorillaz, por ejemplo.

Por si fuera poco, el último día la música se suele acompañar de una increíble batalla de pintura (al más puro estilo Happy Holi) y llegada la noche, la esperada Gran Hoguera del festival y los posteriores fuegos artificiales. Esta hoguera, que puede recordar a las Fallas de Valencia, guarda una interesante diferencia con estas últimas: está permitido que los asistentes del festival arrojen lo que quieran a la hoguera para verlo arder.

Desgraciadamente, hace poco se anunció que este 2017 sería su último año debido a que muchas personas iban por cuestión de moda o curiosidad, llegando a masificar el festival impidiendo que los verdaderos amantes de este ideal disfrutasen.

Los baños en los lagos y la poca ropa caracterizan al Secret Garden Party | TSGP

 

 
Luz y sonido por todo lo alto. | TSGP

 

4. Igloofest

Este festival de música se celebra en Montreal (Canadá). Normalmente los festivales suelen llevarse a cabo en los mejores meses del año en lo que a temperatura respecta, por cuestión de comodidad y para atraer turistas. Pues bien, el Igloogest funciona justo al revés, y este es el motivo por el cual, debe aparecer en nuestra lista.

Situado concretamente en el Puerto Viejo de Montreal, este festival es capaz de congregar a miles de personas en los meses de Enero y Febrero (fechas en las que se suele celebrar) en uno de los países más fríos del mundo. Llegando a alcanzar temperaturas de entre -5 ºC y -20 ºC, bailar es seguramente la única forma de sobrevivir a este festival.

Cuenta con decoraciones de hielo, estructuras dignas de los grandes festivales del mundo, DJs internacionales y una competición de moda y vestimenta invernal llamada Iglooswag.

Si bien no recomendamos beber alcohol porque a pesar de lo que se cree popularmente, reduce la temperatura corporal y facilita la hipotermia, será difícil resistir la tentación de pedir una cerveza que siempre estará fría en tu mano.

La cantidad de asistentes no ha dejado de aumentar gracias a la variedad de actividades y calidad (que no calidez) del ambiente que se ofrece. | Igloofest

 

Toboganes de hielo y otras muchas construcciones de distintos tamaños se pueden encontrar en todo el recinto. | Igloofest

3. Meadows in the Mountains

Este festival situado en las montañas de Ródope, a 850 metros sobre el nivel del mar, en Bulgaria, es con toda seguridad uno de los festivales que mejor combinan música con espiritualidad y naturaleza.

Podemos considerar al Meadows in the Mountains (MITM) como un festival hippie que si bien se sirve de la música para acompañar el gran abanico de posibles actividades, se salta completamente todos los convencionalismos, rechazando la música comercial.

Solamente para conseguir llegar al festival se requiere de una importante paciencia, ya que es necesario subir en camión durante 4 horas hasta alcanzar el lugar del emplazamiento entre las montañas. Pero la llegada valdrá la pena, porque el hospedaje es en unas bonitas y acogedoras cabañas de estilo rústico.

Cuenta con actividades de meditación en lo alto de las montañas, música en vivo (por supuesto) de estilo indie, techno, house, funk, folk (estos dos últimos más durante el día), clases de yoga y hula-hoops. Asimismo, también hay cantidades importantes de cerveza artesanal, siendo la actividad por escelencia disfrutar de las impactantes puestas de sol desde lo alto de la cordillera.

Las impresionantes vistas desde las que se pueden apreciar las cordilleras ofrecen un auténtico espectáculo visual. | Meadows in the Mountains

 

2. Electric Forest Festival

El Electric Forest Festival es un festival de 8 días destinado a disfrutar de la mejor música de todos los géneros centrándose en la electrónica, las Jam bands y las bandas de rock. Situado en Michigan, en el Double JJ Resort, este lugar cuenta todo el año con una gran sala de piscinas climatizadas y toboganes con un toque del viejo oeste.

Pero el Electric Forest Festival, no sucede ahí exactamente, sino como su nombre indica, en el bosque Rothbury, situado cerca del resort. Lo verdaderamente especial de este festival es la estética forestal/nocturna donde todo lo que hay alrededor es iluminado con luz multicolor. No hay nada similar a este espectáculo audiovisual en medio de la naturaleza.

El EFF es al igual que el The Secret Garden Party un festival de música y artes en general, donde las diferentes actividades y escenarios que lo componen, están distribuidos por el bosque en mitad de la noche, sin ningún tipo de señalización, lo que hará que la experiencia sea todavía más imprevisible y espontánea.

Artistas de la talla de Major Lazer, Diplo, Duke Dumont, Fetty Wap, Zomboy, Oliver Heldens, entre otros llegan dispuestos a disfrutar y hacer disfrutar en partes iguales. Comenzó en el 2008 y ya en el 2015 se estimó que acudieron 45.000 personas, siendo la demanda de asistencia cada vez mayor.

El bosque se convierte en una auténtica imagen onírica lleno de luz y sonido. | Electric Forest Festival

 

1. Burning Man

Como cabría esperar, en el puesto número uno encontramos al inigualable Burning Man. Con una duración de 7 días y su localización en el desierto de Nevada (suponemos que para reducir los daños en caso de accidentes) es el festival de música más bizarro del mundo.

El objetivo de la gente que va, no es solo pasarlo bien, sino crear una ciudad extravagante llamada Black Rock City, llena de gente igual de extravagante. Para demostrarlo, los burners (como se autodenominan los más veteranos) son capaces de realizar casi cualquier tipo de actividad que se pueda imaginar.

Esta ciudad tan rara tiene su propio sistema económico, basado en trueques y regalos. Es decir, el dinero no tiene ningún valor. Por eso, si quieres ir, más vale que lleves todo lo necesario para poder intercambiarlo con otras personas.

No existe ningún tipo de edificio, dado que obviamente el festival se encuentra en medio del desierto. Por lo que debes llevar contigo tu “casa”, ya sea en forma de caravana o cualquier opción que se te ocurra.

Por último y para advertir a cualquier persona que quiera ir, cuando se compra el ticket de la “entrada”, se debe firmar que si te ocurre algo o incluso mueres, es bajo tu propia responsabilidad. De todos modos y sabiendo la de cosas que este festival ofrece, es un riesgo más que asumible.

La cantidad de personas y su preparación para asistir a este certamen musical, artístico y cultural supera lo nunca visto. | Burning Man
Comentarios