Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

12 poemas de amistad para compartir con tus amigos

Estos poemas de amistad son capaces de transmitir los sentimientos que tenemos por esos amigos y amigas cercanos. Una poesía para la verdadera amistad.
La poesía y en especial, estos poemas sobre la amistad permiten transmitir lo que llevas dentro. | Imagen de: Sam Manns.

 

La poesía sirve para expresar un amplio abanico de emociones. En estos poemas de amistad se exalta la relación que hay entre los amigos, los compañeros, y aquellas personas que sin necesidad de un vínculo romántico, pueden llegar a ocupar un lugar muy importante en nuestras vidas.

Esta selección de poemas está hecha para que elijas entre los mejores dentro de esta temática y se los dediques a esos amigos y amigas tan especiales que todos tenemos. Estamos seguros de que será una buena forma de demostrarles tu amistad y consolidarla.

6 poemas de amistad cortos

Primero os hacemos una selección de poemas breves que te encantarán (y a tus amigos también).

1. Amigos siempre tuve

Amigos siempre tuve.

Amigos siempre tendré.

Pero amigos como tu,

nunca olvidaré.


Poema sobre la amistad breve pero directo con el que comenzamos nuestra lista. En ella abordamos la idea de que amistades hay muchas a lo largo de nuestras vidas, pero solo unas pocas tienen un valor trascendental y nos marcan profundamente.

2. Tu amistad sincera

No quiero perlas del mar,

ni perfumes del oriente.

Solo quiero tu amistad,

y que perdure para siempre.


De nuevo, un poema breve pero lleno de verdad. Porque la verdadera amistad merece ser vivida y compartida durante toda la vida.

3. Sé que es a ti a quien quiero

Sé que es a ti a quien quiero,

porque si algo me va mal,

te lo cuento a ti primero;

y porque si algo me va bien

¡te lo cuento a ti también!


Todos tenemos un amigo al que le contamos todas las cosas que nos pasan, tanto buenas como malas. Ese amigo se merece una poesía que esté a la altura, y esta es la más clara y concisa.

4. Suerte la mía

Suerte la mía por tus palabras

porque aún al llorar siento que estás

que me escuchas y me hablas

suerte la mía por tu amistad

y que por muchos años pueda durar


Este gran poema sobre los amigos y amigas nos recuerda la suerte que tenemos al encontrar personas que nos acompañen en la vida (de forma desinteresada). Por eso es tan importante cuidar la amistad, con palabras y hechos.

Poemas cortos de pocos versos para compartir con quien más quieres. | Imagen de: Duy Pham / Unsplash.

 

5. No te preocupes

No te preocupes, aquí estoy

que yo también he sufrido

así que sé lo que has perdido

y te acompaño en estas penas

lo mismo que nos hemos reído

pues para eso es un amigo

no temas;

no me voy.


La amistad se basa en la confianza mútua, saber que alguien te va a tender una mano en la caída. Es importante elegir con cautela a quién brindamos nuestra confianza, para que luego no la echen a perder.

6. Yo tengo un amigo

Yo tengo un amigo

que sabe de todo

que cuenta conmigo

y vale más que el oro.

 

Yo tengo un amigo

que es un mar en calma

sana mis heridas

del cuerpo y del alma.


Terminamos la sección con un poema de amistad para niños. De pequeños, debemos aprender que los amigos y amigas representan un pilar fundamental en la vida, aunque algunos no duren siempre.

6 poemas sobre amistad largos

Vamos con poemas sobre amigos algo más largos pero que, igualmente, vale la pena compartir.

1. Abrazo

Un simple abrazo nos enternece el corazón;

nos da la bienvenida y nos hace más llevadera la vida.

 

Un abrazo es una forma de compartir alegrías

así como también los momentos tristes que se nos presentan.

 

Es tan solo una manera de decir a nuestros amigos

que los queremos y que nos preocupamos uno por el otro

porque los abrazos fueron hechos para darlos a quienes queremos.

 

El abrazo es algo grandioso.

Es la manera perfecta para demostrar el amor que sentimos

cuando no conseguimos la palabra justa.

 

Es maravilloso porque tan sólo un abrazo dado con mucho cariño,

hace sentir bien a quien se lo damos, sin importar el lugar ni el idioma

porque siempre es entendido.

 

Por estas razones y por muchas más...

hoy te envío mi más cálido abrazo.


Con este poema bastante más elaborado y con un título escueto pero sugerente, reflexionamos sobre las implicaciones que puede tener un simple abrazo en las relaciones de amistad. Así pues, es llamativo como una acción tan sencilla y primitiva como es la de abrazar, se haya abordado tantas veces en la poesía, solo por debajo del besar.

2. Haz como el Sol

No te aferres al pasado

ni a los recuerdos tristes.

No abras la herida que ya cicatrizó.

No revivas los dolores y sufrimientos antiguos.

 

Lo que pasó, pasó...

 

De ahora en adelante,

pon tus fuerzas en construir una vida nueva,

orientada hacia lo alto, y camina de frente,

sin mirar atrás.

 

Haz como el sol que nace cada día,

sin pensar en la noche que pasó.

 

Vamos, levántate...

¡porque la luz del sol está afuera!


El Sol puede iluminar nuestro camino, solo hay que dejarlo entrar. En este poema se habla de recuerdos, cicatrices e indirectamente del dolor. Pero al mismo tiempo, de la capacidad que tenemos todos nosotros, con más o menos ayuda, de salir adelante en los momentos difíciles.

3. Del nuevo primer día

Cuando te sientas perdido,

y sepas que nada queda por hacer.

Cuando todos tus sueños se hayan ido,

piensa que más bajo no podrás caer.

 

Así que levántate, amigo.

Sacúdete la melancolía

Y escucha, que muy en serio te lo digo;

¡Celebra el nuevo día!

 

Ahoga las penas,

átalas, guárdalas bajo llave

o grítalas al viento para que éste se las lleve,

y así notarás que a ti ya no te pesan.


De nuevo encontramos el tema de cómo los amigos pueden ayudarnos a salir de los momentos difíciles que (todos) vivimos a lo largo de nuestras vidas. Este poema será ideal para compartir con tus amigos que estén pasando malas épocas y necesiten ayuda.

Poemas largos sobre la amistad para sorprender a quien más te importa. | Imagen de: Rawpixel.

 

4. Aquí por ti

El pasado no se puede deshacer u olvidar;

el futuro es todo a lo que podemos aspirar.

 

Desearía haber estado a tu lado,

todas las veces que has llorado.

 

De corazón te digo que es verdad:

siento mucho lo que has batallado.

 

Pero sola otra vez no estarás,

y la felicidad seguro encontrarás.

 

Tus sueños se verán cumplidos,

y yo podré disfrutarlos contigo.


La verdadera amistad tiene un carácter incondicional. Luchando juntos para conseguir alcanzar las metas y haciendo que estas metas sean comunes y se puedan disfrutar por ambas partes. Un poema sobre la amistad para parejas de amigos luchadores.

5. Amigos

Amigos... seremos siempre amigos,

para contar nuestras penas una a una,

y tendremos así como testigos,

al sol, al viento o a la luna.

 

Viajaremos a un mundo distante,

para buscar con todo el empeño,

¡y seremos como el caminante,

que cabalga buscando su sueño!

 

Amigos siempre, sobre todas las cosas,

como van unidos espinas y rosas,

sin que importe nunca distancia ni tiempo,

tú serás la lluvia... yo tal vez el viento.

 

Y así seguiremos como lo hacen pocos,

buscando en la vida nuestros sueños locos,

y si algo pasara ¡escucha lo que te digo!

para siempre... yo seré tu amigo.


Poema muy enérgico que retrata a la perfección lo que son las verdaderas relaciones de amistad. Porque la amistad es aventura, riesgo y buenos momentos; entre otras muchas cosas.

6. Amigo

Amigo, llévate lo que tú quieras,

penetra tu mirada en los rincones 

y si así lo deseas, yo te doy mi alma entera

con sus blancas avenidas y sus canciones.

  

Amigo -con la tarde haz que se vaya

este inútil y viejo deseo de vencer -.

Bebe de mi cántaro si tienes sed.

 

Amigo —con la tarde haz que se vaya

este deseo mío de que todo el rosal

me pertenezca -,

 

Amigo si tienes hambre come de mi pan.

Todo, amigo, lo he hecho para ti.

Todo esto que sin mirar verás en mi estancia desnuda:

todo esto que se eleva por los muros derechos

— como mi corazón — siempre buscando altura.

 

Te sonríes amigo… ¡Qué importa!

  

Nadie sabe entregar en las manos

lo que se esconde adentro,

pero yo te doy mi alma, ánfora de mieles suaves,

y todo te lo doy…

 

Menos aquél recuerdo…

… Que en mi heredad vacía aquel amor perdido,

es una rosa blanca, que se abre en el silencio…


Acabamos con uno de los poemas de amistad de Pablo Neruda más famosos. El escritor chileno es uno de los poetas más reconocidos en todo el mundo y su estilo es accesible para todos los públicos.

Comentarios