Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Leyenda: qué es, definición, tipos y 3 ejemplos

¿Qué es una leyenda? ¿Qué tipos de leyendas existen? ¿Qué diferencia hay entre una leyenda y un mito? Conoce el concepto y ejemplos de leyendas famosas.
Existen muchos tipos de leyendas y estas dependen del país o región donde se transmiten. | Imagen de: El Rey Arturo.

 

En el pasado, las leyendas servían para explicar el porqué de algunos sucesos históricos que han ocurrido. De esta forma, las leyendas se han perpetuado a lo largo de los siglos, transmitiéndose generacionalmente hasta nuestros días.

En las próximas líneas profundizaremos en las características de estas narraciones que, como suele decirse, no son del todo verdad, pero tampoco mentira; y ofreceremos algunos ejemplos muy conocidos.

¿Qué es una leyenda?

Las leyendas son historias que se han utilizado para dar sentido a acontecimientos que han ocurrido en la historia de un lugar. No obstante, la leyenda tiene la particularidad de que se mueve entre el terreno de lo realista y de lo sobrenatural, añadiendo toques de ficción al relato, lo que le confiere su seña de identidad más característica.

Ahora bien, una leyenda cuenta con otros rasgos distintivos que pasamos a detallar.

1. Son atemporales

No importa cuántas décadas, siglos o miles de años atrás se supone que ocurrieran, las leyendas se han empleado como recurso para ofrecernos una explicación alternativa a la historia oficial, y no siempre con un soporte sólido de evidencias, sobre ciertos eventos acaecidos.

2. Forman parte importante de la tradición de los pueblos

Gracias a la transmisión oral y escrita a lo largo de generaciones, las leyendas forman una parte importante del folclore de los pueblos y, en consecuencia, de la identidad de sus gentes.

No existe un lugar en el planeta que no tenga arraigado en su tradición oral una leyenda de cualquier tipo, pues como decíamos al comienzo, éstas se han empleado desde tiempos inmemoriales como medio para instruir y entretener.

3. Sufren modificaciones a medida que se transmiten

Una particularidad de las leyendas es que pueden sufrir variaciones según quién la cuente, por lo que no es raro que ocurra que dos narradores diferentes añaden u omiten detalles, o bien alteran en algún punto la historia; aunque el núcleo central y sus elementos principales permanezcan (prácticamente) inalterados.

4. Una explicación misteriosa para sucesos localizados en el tiempo

Siempre se ha dicho que una leyenda no es 100% real, pero que a su vez, tampoco es mentira. 

Esta afirmación viene dada porque una leyenda parte de un suceso con base histórica, pero que a su alrededor se han ido añadiendo capítulos aparentemente ficticios, con tal de maquillar la verdad y hacerla más atractiva; bien sea de forma deliberada o como consecuencia de las distorsiones del boca-oreja.

    5. No confundir ‘leyenda’ y ‘mito’

    A menudo solemos verlas como sinónimos, pero lo cierto es que no son del todo palabras intercambiables.

    Los mitos son relatos puramente fantásticos alrededor de los cuales una cultura determinada trata de dar a conocer sus orígenes. Generalmente, los mitos se sirven de seres sobrenaturales y hechos que tienen lugar en una época incierta, muchos años atrás.

    He ahí la diferencia con la leyenda, pues aunque ésta puede contener y contiene ingredientes fantasiosos, sí que se localiza en un tiempo concreto, lo que le da más credibilidad que al mito, aun sin poder demostrarse del todo.

      Los 5 tipos de leyendas

      Son varias las clases de leyenda que existen, de acuerdo con la naturaleza de los hechos que cuentan, el contexto en el que se ubican o el lugar en el que son populares.

      1. Locales y/o rurales

      Se trata de leyendas propias de una provincia o región, que pueden variar según la localidad o pueblo.

      Por ejemplo, algunos detalles de la leyenda de la Santa Compaña, una de las leyendas más famosas de Galicia, cambian según la zona en la que nos encontremos de esta comunidad autónoma.

      2. Leyenda histórica

      Se trata de aquellas leyendas alrededor de hazañas ocurridas durante importantes guerras o conquistas, o bien relativas a figuras históricas destacadas.

      3. Leyenda infantil

      Las leyendas tienen una función pedagógica que también se emplea para ofrecer a los más pequeños una explicación a algunos fenómenos de la naturaleza de los que todavía no tienen la suficiente capacidad como para asimilar, o para simplemente tenerlos entretenidos. De esta manera, se pretende que conozcan sus propias raíces o las de otros lugares del planeta.

      Son ejemplos de leyendas infantiles la del ‘Hada de los dientes’ (en países anglosajones y en otros europeos) o ‘Ratoncito Pérez’ (según las costumbres españolas e hispanohablantes); incluso la mismísima leyenda de Papá Noël / Santa Claus y sus ayudantes.

      4. Leyenda de terror

      Las leyendas de terror son muy recurrentes y contienen sucesos oscuros relacionados con la muerte o con el tormento de sus personajes. Una famosa leyenda de terror conocida en cualquier rincón del planeta es la de la ‘chica de la curva’: nadie sabe desde cuándo se cuenta, pero múltiples testigos dicen haberla avistado.

      A muchas leyendas infantiles se les han eliminado aquellos elementos no aptos para su edad y se las ha reconvertido en tétricas historias de terror. Siguiendo con el ejemplo navideño anterior, el Krampus, un ser malvado de terrible aspecto, se encarga de llevarse a aquellos niños que no han sido buenos y nunca más se vuelve a saber de ellos.

      5. Leyenda urbana

      Muy dadas a la especulación y difundidas gracias a la rumorología, las leyendas urbanas no disponen de una base tan sólida como otras leyendas al no estar siempre localizadas en un momento temporal exacto. Suelen tratar sobre asuntos que casi todos hemos escuchado alguna vez y que se relacionan con los miedos más profundos de nuestra sociedad.

      Tal y como ocurre con las leyendas corrientes, las leyendas urbanas también se van modificando, por lo que cuesta discernir dónde está la verdad, más si tenemos en cuenta la forma en la que suelen narrarse: “esto le ocurrió a un conocido de un amigo…” o “me lo contó mi abuela hace años que le había pasado a un vecino suyo…” y expresiones similares.

      La misma leyenda de terror de la joven de la curva es una leyenda urbana, como lo es la de los enterrados en vida (aunque por lo visto sí que en el pasado se dieron casos así) o la de los caimanes en las cloacas de ciudades estadounidenses.

      3 ejemplos de leyendas famosas

      He aquí 3 ejemplos de leyendas famosas de diferente clase: de terror, religiosa e histórica.

      1. El Mothman

      Puede que no todo el mundo haya oído hablar de esta leyenda, que también forma parte de la criptozoología, pero en Estados Unidos saben qué es el Mothman u ‘Hombre Polilla’. Fue en 1966, en Point Pleasant (Virginia Occidental), cuando los habitantes de esta localidad comenzaron a ver a un ser de aspecto humanoide y alado sobrevolando el pueblo. Durante las fechas previas a Navidad, y coincidiendo con los avistamientos, algunos vecinos tenían sueños que parecían anunciar una tragedia en ciernes.

      El 15 de diciembre del año siguiente, el puente Silver Bridge se vino abajo, tras no poder soportar el peso de una larga hilera de coches que colapsaba la estructura. El saldo total fue de 46 muertes. Tras el suceso, los lugareños consideraron que las visiones de aquella extraña figura de 2 metros y ojos rojos que habían tenido durante todo un año, habían sido un presagio de muerte.

      A partir de ese momento, el Mothman dejó de verse en Point Pleasant y comenzó a aparecer en otros lugares del planeta durante los años siguientes, hasta la actualidad (Chicago, Cornualles, Santiago de Chile y en el mismísimo Chernobyl, por citar algunos ejemplos).

      La casualidad quiso que previa a todas sus apariciones, se hubiera registrado actividad OVNI en la zona.

      2. El sudario de Turín

      Las religiones han dado pie a muchas leyendas de todo tipo. Leyenda para algunos o evidencia probada para otros, la que concierne a la ‘Sábana Santa’ es una de las más célebres del catolicismo.

      Supuestamente, el sudario de Turín es el manto que cubrió el cuerpo de Jesús durante los 3 días posteriores a su crucifixión antes de resucitar. Tanto sangraba por la gravedad de sus heridas, que en la tela de lino quedó grabada la forma del icónico rostro de Cristo (un hombre de delgadas facciones, con cabello largo y barba). Desde entonces y durante siglos, la prenda se ha conservado como prueba fehaciente de que los sucesos narrados en el Nuevo Testamento son verdad.

      A pesar de que muchos fieles peregrinan a Turín para venerar al manto sagrado cada año, todavía no se ha confirmado su autenticidad y se han barajado múltiples explicaciones plausibles de por qué podría tratarse de un fraude y no de ningún milagro.

      3. El Rey Arturo

      Un ejemplo de leyenda histórica es la que rodea a esta figura, clave para la historia de las Islas Británicas y de la Bretaña francesa. Se dice que Arturo, junto con sus doce valerosos caballeros, recorrieron la campiña inglesa realizando grandes proezas durante la edad medieval, entre ellas querer encontrar la reliquia más famosa de todos los tiempos: el Santo Grial.

      No obstante, los historiadores no se ponen de acuerdo a la hora de ubicar en el tiempo a la leyenda artúrica, ya que nuevas fuentes aseguran que habría tenido lugar a finales de la época romana.

      Sea como sea, ni la existencia de Arturo, Lancelot, Ginebra (o el resto de sus caballeros), ni la de la mítica ciudad de Camelot, han quedado demostradas.

      Comentarios