Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

50 refranes mexicanos cortos y su significado

Los refranes mexicanos cortos son un reflejo de su sentido del humor y el peso de la tradición oral. Descubre el significado de estos 50.
Los referanes mexicanos cortos son un reflejo de la cultura popular. | Imagen de: Frederik Trovatten / Unsplash.

 

Los siguientes refranes mexicanos cortos son la demostración viva de que la cultura mexicana es un pozo de sabiduría popular y transmisión oral que resulta en recursos lingüísticos ingeniosos y muy útiles. ¡Tienen un dicho para todo!

A través de esas frases cortas, irónicas a la par que contundentes, los mexicanos expresan consejos, advertencias y valores para definir situaciones concretas.

El refrán y las frases hechas en la cultura mexicana

El recurso oral del refrán contiene dos esencias que son intrínsecas a la cultura mexicana: la acidez y la tradición. Por eso las frases hechas y refranes forman parte muy importante de la cultura mexicana, pues igual que esta hunde sus raíces en la sabiduría popular que se ha transmitido de generación en generación.

Además, a través de las frases hechas los mexicanos sacan punta a cualquier situación por anecdótica que parezca. Los recursos verbales que se utilizan en estos refranes son una expresión clara del sentido del humor y el ingenio de este pueblo.

50 refranes mexicanos y lo que significan

Por todo esto, a veces los refranes mexicanos son algo encriptados. Nada mejor que la siguiente guía para descubrir el sentido oculto de algunos refranes y disfrutar del sentido hilarante de muchos otros.

1. Debo, no niego; pago, no tengo.

Empezamos la serie de refranes mexicanos cortos con esta frase ingeniosa en la que el deudor reconoce su deuda, y su incapacidad de saldarla.

2. A cada capillita, le llega su fiestecita.

También hay refranes mexicanos bonitos como este que llama al optimismo: las cosas buenas aparecen en cualquier momento.

3. Al nopal solo se le arriman cuando tiene tunas.

El nopal es como los mexicanos llaman al cactus, y su fruto es la tuna. Refrán que habla de los que recurren a uno solo cuando quieren sacar algo de provecho.

4. Botellita de jerez, todo lo que me digas será al revés.

Frase ingeniosa y divertida para repeler con elegancia un insulto o una acusación.

5. ¡A darle que es molle de olla!

El mole de olla es uno de los platos más ricos del país. La frase invita a lanzarse con arrojo a una acción para conseguir lo que se desea.

6. Chocolate que no tiñe, claro está.

Expresa el trabajo mal hecho de alguien o algo que no está funcionando.

7. El que con lobos anda, a aullar se enseña.

Típico refrán en el que se advierte de seleccionar bien las compañías.

8. El que es perico, donde quiera es verde.

El perico es un ave con plumaje verde. El talento de uno le hace destacar donde quiera se encuentre.

9. Matar pulgas a balazos.

Se utiliza para describir la desproporción, cuando nos excedemos en los medios para conseguir un fin.

10. Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre.

Este es uno de los refranes mexicanos bonitos, que nos advierte que todos los extremos acaban siendo malos. Es mejor encontrar el punto medio.

11. Salió más caro el caldo que las albóndigas.

Metáfora para referirse a cuando se gastan más esfuerzos de lo que vale la recompensa final. También cuando lo barato acaba saliendo caro.

12. A falta de pan, tortillas.

Es mejor conformarse con lo que hay, que estar lamentándose.

13. Cuando hay hambre no hay mal pan.

Hay que optimizar los recursos y dar gracias de lo que se tiene, por poco que parezca.

14. A comer y a misa, solo una vez se avisa.

Hay que aprovechar cada oportunidad, porque son contadas.

15. Al mal paso, darle prisa.

A veces tenemos que hacer las cosas aunque no nos gusten.

Te desvelamos el mensaje de algunos refranes mexicanos. | Imagen de: Mafer Benitez / Unsplash.

 

16. Alegre el indio, y le das maracas.

Se dice a las personas que siguen incitando a alguien a cometer malas acciones.

17. Andando y meando, pa no hacer charcos.

Esta frase se dice a alguien para apresurarle a hacer lo que ha prometido.

18. Aunque la changa se vista de seda, Maranga se queda.

Por mucho que uno quiera presumir, no puede esconder su imagen real. La changa es un mono en lenguaje coloquial en México.

19. Gallina que se levanta temprano, agarra el mejor gusano.

Para tener éxito durante el día hay que levantarse temprano y con ganas.

20. Si quieres conocer a Inés, vive con ella un mes.

Frase muy común en México que recuerda que para conocer bien a una persona, con sus virtudes y sus defectos, lo mejor es la convivencia diaria.

21. O todos coludos, o todo rabones.

Llama a la necesidad de justicia y a que no haya privilegiados.

22. Dar el alón y comerte la pechuga.

Cuando alguien quiere obtener mucho ofreciendo poco o nada.

23. Con dinero baila el perro.

Si quieres conseguir algo de alguien, lo más efectivo es ofrecerle dinero.

24. Aprendiz de todo, maestro de nada.

Es mejor centrarse en algo y hacerlo bien, que querer empezar muchas cosas y no acabar ninguna.

25. Acocote nuevo, tlachiquero viejo.

El acocote en México es una planta con frutos, y el tlachiquero el experto en sacar el jugo de las plantas. Lo mejor es dejar las tareas en manos de los profesionales.

26. El burro hablando de orejas.

Cuando alguien critica sin tener en cuenta que tiene los mismos defectos.

27. El que porfía, mata venado.

El que trabaja con constancia consigue su cometido.

28. Hijo de maguey, mecate.

El mecate es una cuerda hecha con las fibras de la planta maguey. La frase se utiliza cuando un hijo actúa igual que su padre.

29. Limosnero y con garrote.

Lo dices cuando alguien te pide algo sin educación o de malas maneras.

30. Mucho ayuda el que no estorba.

Una advertencia para aquellos que no quieren ayudar pero se meten en todo.

Una selección de refranes mexicanos para entender su cultura. | Imagen de: Bernardo Ramonfaur / Unsplash.

 

31. No es lo mismo atrás que en ancas.

Frase comparativa para alguien que está en una situación peor que otro.

32. Según el sapo, la pedrada.

Sobre la importancia de dar una respuesta proporcionada a los problemas.

33. Al que Dios no da hijos, le presta sobrinos.

Por mucho que intentas no meterte en problemas, acabas solucionando los problemas de los demás.

34. Abanicos en verano, y los pesos en la mano.

Aconseja apostar por los negocios seguros, antes que por las aventuras arriesgadas.

35. No completas pa’l jorongo y quieres mercarte tilma.

El jorongo es un poncho, y la tilma una capa que cubre todo el cuerpo. Invita a centrarse en las posibilidades reales de uno mismo antes de intentar abarcar demasiado.

36. No hay que buscarle ruido al chicharrón.

Consejo para no tentar a la suerte cuando se sabe que algo o alguien es peligroso.

37. El que cena con aguardiente, con agua desayuna.

Advertencia para los que beben mucho, recordando las consecuencias de la resaca.

38. El que es buey hasta la coyunda lame.

Se refiere a las personas con un carácter sumiso, destinadas a sufrir las injusticias si no se rebelan. La coyunda es la barra de hierro que une dos bueyes por el yugo.

39. El sordo no oye, pero bien que compone.

Entre los refranes mexicanos corto encontramos este, que hace referencia a aquellos que hablan mal de los demás y escampan rumores de forma intencionada.

40. Amo de lo que callas, esclavo de lo que dices.

Hay que pensar las cosas bien antes de decirlas, y estar muy seguro de lo que se dice.

41. Cuando el tecolote canta, el indio muere.

Este refrán hace alusión a la necesidad de escuchar las señales que advierten de un mal futuro. El tecolote es un ave rapaz nocturna.

42. Dios no cumple antojos, ni endereza jorobados.

La mayor garantía de éxito es el trabajo, y no encomendarse a los milagros.

43. El hambre es canija, y más el que la aguanta.

Advertencia para aquellos que acaban pasando hambre por descuido propio.

44. El que consejo no oye, no llega a viejo.

Para llegar lejos en la vida hay que escuchar las recomendaciones de los demás.

45. Farol de la calle, oscuridad en tu casa.

Refrán corto para aquellos que son héroes en la vida pública pero no predican con el ejemplo en casa.

46. Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.

En esta vida hay que estar listo y siempre atento; la pasividad lleva al fracaso.

47. Ábranla piojos, que ahí les va el peine.

Frase amenazante que sueltan los fanfarrones para amedrentar al otro.

48. Zapatos de charol, ni para el agua ni para el sol.

Aconseja priorizar la utilidad de las cosas antes que su apariencia o la estética.

49. Viejo el mar y todavía hace olas.

Cuando uno mantiene el vigor a pesar de la edad.

50. Nada sabe su violín y todos los sones toca.

Uno de los refranes mexicanos bonitos, dedicado a aquellos que no se dedican a presumir, sino que demuestran sigilosamente su talento.

Bibliografía

Mejía Prieto, J. Albures y refranes de México. Panorama, 1985.

Comentarios