Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

60 frases de películas que han hecho historia

Hay líneas del guión que quedarán para la posteridad. Te presentamos 60 frases de películas que han hecho historia para los locos del séptimo arte.
60 grandes frases de cine que habrás escuchado alguna vez. | Imagen de: Youtube.

 

Las obras cumbre del cine cuentan con geniales líneas de diálogo que han contribuido a ensalzarlos a lo más alto. En sus ingeniosos guiones, encontramos las mejores frases de películas de todos los géneros, algunas de las cuales se han convertido en auténticos lemas de los amantes del séptimo arte.

60 frases de películas inmortales

Te presentamos un recopilatorio con las grandes citas cinematográficas de todas las épocas:

1. Que yo recuerde, desde que tuve uso de razón quise ser un gángster (Uno de los nuestros, 1990)

Con esta declaración de intenciones, comienza Uno de los nuestros (1990), una película icónica del cine de mafias del gran Martin Scorsese.

2. Tengo un mal presentimiento (Star Wars, 1977- actualidad)

Esta es la única de las frases de las películas de Star Wars que está presente en (casi) todos los episodios.

3. Le haré una oferta que rechazará (El Padrino, 1972)

Hacer negocios con los Corleone, conlleva estar en deuda con ellos. Mejor que nos lo pensemos dos veces

4. Dave, tengo miedo (2001: odisea en el espacio, 1968)

Entre las míticas frases de películas de la ciencia ficción, encontramos esta, de 2001: una odisea del espacio (1968), cuando la manipuladora máquina Hal 9000 ruega que no la desconecten.

5. ¡Bravo, Clarice! Me avisará cuando esos corderos dejen de chillar , ¿verdad? (El silencio de los corderos, 1991)

El inteligentísimo Doctor Hannibal Lecter gustaba de jugar con la novata Clarice Starling en El silencio de los corderos (1991).

6. No hemos reparado en gastos (Jurassic Park, 1993)

Sin embargo, “la vida se abre camino” y los dinosaurios logran hacerse con el control de la isla Nublar.

7. Todos nos volvemos locos alguna vez (Psicosis, 1960)

Una de las mejores frases de películas la encontramos en la obra maestra del genio del suspense Psicosis (1960), que resume perfectamente su trama.

8. Necesitará otro barco más grande (Tiburón, 1975)

Cuando pretendes pescar un gran tiburón blanco de 8 metros de longitud, cualquier embarcación parece pequeña a su lado. Y si no, que se lo pregunten al jefe Brody.

9. Es Zodiac quien habla…(Zodiac, 2007)

Entre la filmografía de David Fincher, destacamos Zodiac (2007), uno de sus títulos más reivindicables y, paradójicamente, de los menos alabados.

10. A Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre (Lo que el viento se llevó, 1939)

Aunque el récord está en 11, tan sólo un film tiene el privilegio de contar con 10 premios Óscar: Lo que el viento se llevó (1939).

11. Aléjate de ella, puerca (Aliens, 1986)

¿Segundas partes nunca fueron buenas? Quien dijo eso no ha visto a Ellen Ripley plantando cara a la reina de los xenomorfos.

12. Los modales hacen al hombre (Kingsman, 2014)

Kingsman: servicio secreto (2014) fue uno de los regalos más inesperados de hace unos años. Tal fue su éxito que, el mismo fin de semana de su estreno, ya había confirmada una segunda parte.

13. Ahí está el problema: si no piensas, no hables (Alicia en el País de las Maravillas, 1951)

Las frases de películas Disney también tienen cabida en nuestro listado. Esta es una consigna que muchas personas deberían grabar a fuego en su pensamiento.

14. Un mago nunca llega tarde, Frodo Bolsón. Ni pronto. Llega exactamente cuando se lo propone (El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo, 2001)

El enigmático Gandalf el Gris se presentaba de esta manera al gran público en la magnífica trilogía de Peter Jackson.

15. ¿Cómo es que nadie ha intentado ser un superhéroe? (Kick - Ass, 2010)

La duda corroía a Dave, el empollón del instituto que un buen día, decide combatir el crimen por cuenta propia.

16. El poder de Cristo te obliga (El exorcista, 1973)

Un escalofrío nos recorre el espinazo cada vez que oímos al Maligno a través de la pequeña Regan.

17. ¿Hablas conmigo? (Taxi driver, 1976)

Robert de Niro escaló a la fama mundial gracias a su papel en Taxi Driver (1976), que contiene una de las frases de películas más memorable frente al espejo.

18. Louis, presiento que este es el comienzo de una hermosa amistad (Casablanca, 1942)

Así finalizaba Casablanca (1942), con una de las despedidas más amargas de la historia del séptimo arte y con esta gran cita célebre.

19. ¡Pero si yo nunca he conducido hacia delante! (E.T., 1982)

Esta memorable frase pertenece a una escena del mítico film de Spielberg, en la que los chicos escapan en una furgoneta con el alienígena para liberarlo.

20. Me encanta el olor del napalm por la mañana (Apocalypse Now, 1979)

En el género bélico también encontramos frases de películas inolvidables, como en esta adaptación libre de la novela El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad.

21. ¡Sé que fuiste tú, Fredo! Me destrozaste el corazón (El Padrino: parte II, 1974)

Uno de los momentos cumbre de El Padrino, parte II (1974).

22. La primera regla del Club de la lucha es “No hablar del Club de la lucha” (El club de la lucha, 1999)

Pero, como suele decirse: “las reglas se hicieron para romperlas”.

23. ¿Qué es un fantasma? Un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez… Un instante de dolor quizás, algo muerto que parece por momentos vivo aún (El espinazo del diablo, 2001)

Guillermo del Toro nos quiso hacer reflexionar con una de las frases de películas de terror más interesante sobre los espectros.

24. Dígame, ¿tiene en la tienda algo tan bonito como ella? (Pretty woman, 1990)

Un cuento de hadas que los más románticos nunca se cansan de revisionar.

25. La verdadera cuestión es: “¿todo esto era legal?”. POR SUPUESTO QUE NO (El lobo de Wall Street, 2013)

Una película excesiva llena de polémicas escenas y con diálogos incisivos sobre la ética del poder y el dinero.

26. Sayonara, BABY (Terminator 2: el Juicio Final, 1990)

Al T-800 interpretado por Arnold Schwarzenegger le debemos una de las frases míticas de las películas de acción. Esta segunda parte de la saga iniciada en 1984 supuso toda una revolución en el desarrollo de los efectos especiales, a la que posteriores trabajos le deben mucho.

27. En Texas sólo hay vacas y maricones, recluta Cowboy, ¡y tú no te pareces mucho a una vaca! (La chaqueta metálica, 1987)

El duro sargento Hartman nos heló la sangre con sus métodos de adiestramiento en La chaqueta metálica (1987).

28. Yo no busco el cáliz de Cristo, estoy buscando a mi padre (Indiana Jones y la última Cruzada, 1989)

El pobre Indiana Jones se pasaba media película buscando a su padre, secuestrado por los nazis en la tercera entrega de la saga, la mejor de todas las aventuras del arqueólogo a tiempo parcial.

29. Recuerda quién eres (El rey León, 1994)

El Rey León (1994) es una emotiva historia que contiene una de las frases de películas Disney más reivindicativas.

30. ¿Sabes cómo llaman al Cuarto de Libra con queso, en París? (Pulp Fiction, 1994)

El cine de Tarantino siempre se ha caracterizado por sus extensos diálogos. Un ejemplo perfecto es este, extraído de la conversación entre Jules y Vincent en Pulp fiction (1994).

31. Sin lugar a dudas, me había curado (La naranja mecánica, 1971)

La controvertida película de Kubrick cerraba con esta sarcástica cita del protagonista, donde vemos lo que realmente le pasa por la cabeza mientras pronuncia estas palabras.

32. Dicen que los doble cero tienen una esperanza de vida muy corta, así que seré un error efímero (007: Casino Royale, 2006)

Daniel Craig nos ofrecía al mejor agente James Bond, con permiso de Sean Connery, en su primera misión como “doble-cero”.

33. Estoy demasiado viejo para esta mierda (Arma letal, 1987)

Los 80 no habrían sido lo mismo de no haber sido por Arma Letal (1987), que nos dejó una de las frases del cine de acción más míticas de aquella época.

34. El cine no crea psicópatas, ¡el cine hace que los psicópatas sean más creativos! (Scream, 1996)

Scream (1996) dio una vuelta de tuerca al concepto de ‘película de asesinatos’, reflexionando sobre la influencia del celuloide en la sociedad.

35. Sigue el camino de baldosas amarillas (El mago de Oz, 1939)

Viajamos varias décadas atrás en el tiempo, hasta 1939, para dar con una de las frases de películas míticas musicales de antaño

36. Somos superhéroes, ¿qué nos va a pasar? (Los increíbles, 2004)

Compaginar la vida en familia con salvar el mundo es una tarea ardua, algo que saben muy bien los Parr, la familia de “supers” de Pixar.

37. Si te metes en un callejón de Sin City, puede ocurrir cualquier cosa. CUALQUIER cosa (Sin City, 2005)

En la ciudad del pecado todo es posible.

38. ¿Tengo cara de bromear? (Batman, 1989)

El soberbio Jack Nicholson se puso en la piel del mejor Joker de la historia del cine en el Batman de Tim Burton.

39. Aquel que dijo “más vale tener suerte que talento”, conocía la esencia de la vida. La gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte. Asusta pensar cuántas cosas se escapan a nuestro control (Match Point, 2005)

En la vida, como en un partido de tenis, si la pelota golpea la red, durante unos momentos de incertidumbre no podremos predecir si caerá hacia delante o si botará en nuestro campo y perderemos el punto. Interesantísima reflexión de una de las mejores producciones de Woody Allen.

40. Yippi ka yei, hijo puta (Jungla de Cristal, 1988)

Una de las frases de películas de acción más queridas es este grito de guerra que John McClane, el atípico policía de este clásico del género, dedicaba a sus enemigos

41. ¿Este test es para saber si soy una replicante o una lesbiana? (Blade Runner, 1982)

Rick Deckard era infalible detectando replicantes encubiertos mediante preguntas comprometedoras.

42. Pasé ocho años intentando llegar a él, y otros siete intentando que le dejaran encerrado, porque me di cuenta de que lo que había  tras los ojos de aquel niño era pura y simplemente MALDAD (Halloween, 1978)

Donald Pleasence encarnó al incansable Doctor Sam Loomis, dedicado en cuerpo y alma a detener al asesino en serie Michael Myers.

43. Nadie es perfecto (Con faldas y a lo loco, 1959)

La comedia de Billy Wilder, Con faldas y a lo loco (1959), sí que es prácticamente perfecta.

44. ¡Hay una serpiente en mi bota! (Toy Story, 1995)

Tirando del cordel de su espalda, el muñeco Woody tenía todo un repertorio de frases.

45. ¡Espartanos: preparad el desayuno y alimentaos bien, porque esta noche cenaremos en el infierno! (300, 2007)

Nada hacía detener a las filas de los persas, salvo un pequeño reducto de soldados espartanos parapetados en el paso de las Termópilas. Su líder y rey, Leónidas, animaba a sus soldados a seguir luchando con una de las frases de películas más motivadoras que se recuerdan.

46. ¡Stella! ¡Stella! (Un tranvía llamado deseo, 1951)

Un tranvía llamado deseo (1951) fue llevada al cine por Elia Kazan, con un reparto de lujo, del que destaca la soberbia interpretación de un jovencísimo Marlon Brando.

47. Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad (Spider-Man, 2002)

La primera incursión del trepamuros al cine moderno nos legó una de las mejores frases épicas de las películas de superhéroes.

48. A veces hay tantísima belleza en el mundo que siento que no lo aguanto; y que mi corazón se está derrumbando (American Beauty, 1999)

American Beauty (1999) se llevó cinco premios de la Academia, dos de ellos al mejor guion y al mejor actor para Kevin Spacey, que inmortalizó este título gracias a una de las frases de películas más famosas de finales del siglo pasado.

49. ¿Qué eres, hijo de Satanás? (Depredador, 1987)

Cuando un ser de otro planeta aniquila a todo tu batallón de experimentados soldados, es comprensible hacerse esta pregunta.

50. ¡Está vivo! (Frankenstein, 1931)

Así nacía la icónica criatura creada a partir de diferentes partes del cuerpo de cadáveres, que se convertiría en todo un icono del cine de monstruos.

51. ¡Au revoir, Shoshanna! (Malditos Bastardos, 2009)

Después de un intenso prólogo con aires del cine western clásico, la joven Shoshanna lograba escapar de una muerte segura a manos del Coronel Hans Landa.

52. Tú haces que quiera ser mejor persona (Mejor… Imposible, 1997)

Aunque le cuesta, el personaje de Jack Nicholson en Mejor...Imposible (1997) logra ser amable con quienes le rodean gracias a la paciencia de una camarera, interpretada por Helen Hunt.

53. Quien salva una vida, salva al mundo entero (La lista de Schindler, 1993)

A pesar de la triste historia que nos cuenta, Oskar Schindler no cejó en su afán por salvar a cuantos más judíos pudiera.

54. Cuando ya no quede sitio en el Infierno, los muertos caminarán por la Tierra (Amanecer de los muertos, 2004)

Una de las frases de películas de terror más sombrías que se pueden escuchar en pleno apocalipsis zombi.

55. ¡Buenos días! y por si no nos vemos luego: ¡buenos días, buenas tardes y buenas noches! (El show de Truman, 1998)

El pobre Truman vivía ajeno al hecho de ser la estrella de un reality-show en el que todo el mundo estaba metido.

56. ¡Quita tus sucias patas de encima, mono asqueroso! (El planeta de los simios, 1968)

Los simios se quedaron con el rostro desencajado cuando escucharon a un humano hablar por primera vez.

57. ¡Yo soy DIOS! (Pesadilla en Elm Street, 1984)

Primera aparición de Freddy Krueger, el único asesino en serie capaz de aterrorizarnos donde nadie puede protegernos: nuestros sueños.

58. Olvídalo Jake, ¡es Chinatown! (Chinatown, 1975)

En los bajos fondos de este barrio, la justicia no tiene cabida. Es la triste reflexión que nos deja la obra de Roman Polanski.

59. ¡Tu madre se ha comido a mi perro! (Braindead, 1992)

El director neozelandés Peter Jackson cuenta en su filmografía con títulos desternillantes como este, donde se pronuncia una de las frases de películas más delirante jamás escuchadas.

60. Un momento, Doc, ¿de qué estás hablando? ¿qué nos ocurre en el futuro, nos volvemos gilipollas o algo parecido? (Regreso al futuro, 1985)

El tiempo ha dado la razón a esta gran cita del séptimo arte.

 

Comentarios