Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

¿Cómo hacer crepes en casa en 3 fáciles pasos?

Para todos aquellos que tienen antojos repentinos de crepes, os enseñamos como hacerlas en casa en 3 fáciles pasos. Nunca algo tan sencillo fue tan delicioso.
La crepa de chocolate es uno de los recursos más fáciles. | Imagen de: Pixabay.

 

No hace falta ser un experto o experta en la cocina para hacer cosas increíbles. Te enseñamos cómo hacer una crepe en casa en 3 fáciles pasos. Todo lo que debes hacer es reunir los ingredientes y hacerte con una sartén antiadherente o una crepera (por un módico precio). También te sugerimos algunas ideas de crepes dulces y saladas para poner a prueba tus habilidades culinarias.

Cómo hacer crepes en casa en 3 fáciles pasos

Os detallamos, paso a paso, cómo hacer una crepe en condiciones, que deje boquiabiertos a tus invitados.

Ingredientes

Esto es todo lo que necesitas para hacer la base de la crepe o crepa, que nos servirá para añadir después casi cualquier cosa. Por suerte, estos ingredientes son muy comunes en la cocina y se pueden encontrar en cualquier lugar.

  • 2 huevos
  • 150 gr de harina
  • 250 ml de leche
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva virgen extra para engrasar la sartén
  • Opcional: 1 cucharada de brandy

3 pasos para hacer crepes

A través de estos sencillos pasos comprobaremos que hacer crepes en casa está al alcance de cualquiera y nos llevará muy poco tiempo.

1. Hacer la masa

En primer lugar, ponemos todos los ingredientes en un recipiente y los batimos muy bien hasta que quede una mezcla sin grumos, con una textura cremosa. Si nos ha quedado muy espesa podemos añadir un chorro de leche. Aunque ya podemos utilizar la mezcla, también la podemos dejar reposar en la nevera durante una hora.

2. Tostamos la mezcla

El segundo paso consiste en echar una cucharada de aceite de oliva virgen extra a la sartén antiadherente. Si tenemos una crepera, no será necesario engrasar. Cuando la sartén esté bien caliente, vertimos parte de la masa (un cazo grande) y la movemos para que quede uniforme. Cuando vemos que los bordes empiezan a dorarse, le damos la vuelta.

Si hacemos las crepes en casa, esta primera se suele desechar, ya que contienen demasiada grasa y no queda demasiado bien. Para las siguientes veces no será necesario añadir aceite a la sartén, ya que la crep se hará en un santiamén.

3. Apilamos las crepes

Para que se mantengan calientes mientras las vamos preparando, hacemos lo siguiente: ponemos un cazo con agua a fuego bajo. Encima colocamos un plato con papel aluminio y vamos apilando las crepas encima. No tendrás demasiados problemas porque no se pegan.

Ideas para tus crepas

La crepe es una de las recetas más versátiles que podemos encontrar. Una vez tengamos claro cómo hacer la crepe, le podemos añadir casi cualquier cosa, tanto dulce como salada. A continuación te presentamos una lista con 4 de las ideas más deliciosas. Echa a volar tu imaginación porque las posibilidades son casi infinitas.

Recetas de crepes dulces

Vamos primero con las crepes para los amantes de lo dulce. Ideales para poner el broche de oro a un buen menú.

1. Crepes de manzana y canela

Corta 3 manzanas ácidas a cuadraditos y échalas a la sartén. Añade una cucharada de mantequilla y otra de azúcar hasta que la manzana esté dorada. Rellena la crep y espolvoréala con canela. ¡A disfrutar!

Deliciosas crepes de manzana, un postre fácil y apetitoso. | Imagen de: Youtube.

 

2. Crepes de nutella

Una de las recetas favoritas de todo el mundo y muy fácil de hacer en casa. La reina de las crepes dulces. Todo lo que debemos hacer es esparcir la nutella y doblar la crepa. En lugar de Nutella podemos utilizar cualquier tipo de chocolate y tendremos un postre excelente para cualquier ocasión.

Recetas de crepes saladas

Si lo tuyo es más el salado, no te preocupes, te ofrecemos algunas ideas para hacer crepes como plato principal.

3. Cintas de crepes al pesto

Por último, te ofrecemos una idea curiosa y muy deliciosa. Cortamos la crepe en tiras y, en una sartén, cocinamos salsa pesto. Cuando esté caliente, la añadimos a un plato con las crepes y colocamos unos tomates cherry.

4. Crepes de bechamel con pollo y espinacas

Una receta tremendamente original. Preparamos una bechamel bien espesa y salteamos las espinacas con aceite y ajo (el ajo, siempre al gusto de cada uno). Mezclamos el salteado y la bechamel y añadimos dados de pollo a la plancha. Por último, rellenamos la crepe como si fuera un pañuelo.

Comentarios