Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Distopía: definición, significado, tipos y ejemplos

La distopía nos presenta una hipotética sociedad éticamente cuestionable. Os explicamos el significado de este término y algunos ejemplos.
Fotograma de Blade Runner 2049, adaptación de la famosa distopía de Ridley Scott. | Imagen de: Columbia Pictures.

 

¿Hacia dónde vamos como sociedad? ¿Qué valores estamos transmitiendo a futuras generaciones? Todas esas cuestiones se pueden ver reflejadas en un distopía. Os explicamos la definición y el significado de este concepto y os dejamos algunos ejemplos de la literatura, el cine y la series de ficción.

¿Qué es una distopía?

En este apartado diferenciamos entre la definición que proponen los diccionarios y autores, y lo que significa esta etiqueta para cultura y la sociedad en términos generales.

Definición de distopía

La RAE nos propone la siguiente definición: "Representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causantes de la alineación humana", algo que analizamos más al detalle a continuación.

El término  se refiere a toda aquella sociedad, presentada a través de una obra ficticia, que es indeseable en sí misma por una serie de características o valores comunes. Se cree que el primero en acuñar la palabra fue el filósofo y político John Stuart Mill, utilizándola ó en uno de sus discursos. "Es, quizás, también de cortesía que  les llame utópicos, aunque  deberían más bien ser llamado distópicos o cacotópicos" son sus palabras exactas.

Sgnificado de distopía

El significado es similar al de cacotopía, que describe una sociedad ficticia que es contraria a lo que se puede considerar una sociedad ideal. La distopía es lo contrario de la utopía, que es una representación de la sociedad ideal, y por lo tanto inexistente.

Normalmente, las obras distópicas guardan relación con el contexto real en el que son concebidas. Por decirlo de alguna manera, representan los miedos de algunos individuos contemporáneos a que la sociedad se convierta en algo indeseable. Por lo tanto, tienen un fundamento real pero describen estados sociales y políticos irreales.

En términos generales, también tiene connotaciones trágicas o postapocalípticas, sobre todo por el trato que ha recibido este género en el cine o la ficción televisiva. Es posible que algunas obras literarias se queden desfasadas y hay que tener en cuenta el contexto cultural y tecnológico en el que fueron escritas. Un claro ejemplo es la obra magna de George Orwell, 1984.

Los 4 tipos de distopías

A continuación os presentamos los cuatro tipos de distopías que existen en función de la temática que se ofrece.

1. Política

Este tipo de distopía versa sobre los peligros de llevar al extremo ideologías políticas, de establecer dogmas en la sociedad. En la mayoría de ocasiones, la literatura distópica política pone de manifiesto totalitarismo, la pérdida de identidad del individuo y las reglas sociales como herramienta de opresión. Algunos ejemplos son 1984, de George Orwell o Los Desposeídos, de Ursula K. Le Guin.

2. Tecnológica o científica

En el segundo tipo, es la tecnología y el desarrollo de la misma la que ha desencadenado un efecto indeseado en la sociedad. Por ejemplo, en la novela Un mundo feliz de Aldous Huxley, las castas sociales se establecen en función de la genética, lo que desencadena una sociedad conformista y generalizada.

3. Feminista

Como podemos observar en El cuento de la criada, de Margaret Atwood, la identidad de género, el papel de la mujer en la sociedad y el triunfo del heteropatriarcado es uno de los temas más tratados en el género. Por norma general, estas obras tienen una función crítica y feminista. Muy recomendable también es Swastika Night, de Katharine Burdekin.

4. Ecologista

Por último, la ecología es uno de los temas universales de la literatura distópica. Normalmente, una catástrofe ecológica provocada por la humanidad cambia para siempre el mundo y los humanos deben volver a adaptarse a su entorno en un tiempo récord. Otro ejemplo distinto es Dune, de Frank Herbert, dónde el eje central de la trama es la gestión de recursos como el agua.

Todos los tipos de distopías según la temática que presentan. | Imagen de: Dean Maddocks / Unsplash.

 

8 ejemplos de distopía

Los humanos han imaginado muchas veces cómo seria la sociedad si se impusieran algunos de los rasgos más negativos que nos caracterizan como tal. A continuación os presentamos algunos ejemplos expuestos en obras de ficción.

1. Distopías en la literatura

La literatura posee los ejemplos más claros de distopías. Son tres las obras que han sido catalogadas como precursoras del género.

1.1 Un mundo feliz (Aldous Huxley)

Un mundo feliz es la novela más famosa de este autor británico, que nos describe un futuro en el que los humanos son concebidos con técnicas de reproducción avanzadas y condicionados por procesos de aprendizaje a través del sueño.

La guerra y la pobreza son conceptos que no existen, sin embargo hay muchos otros aspectos como la diversidad cultural, el arte o cualquier expresión de individualismo han sido suprimidos por completo. Un individuo pondrá en duda todo este sistema.

1.2 1984 (George Orwell)

George Orwell imaginó para el año 1984 (se quedó algo corto) un paradigma social bastante turbio. En un Londres futurista el gobierno divide la sociedad en tres estratos: los miembros del Consejo dirigente, los burócratas del estado y una masa social pobre y sedada.

Para asegurar el orden, los burócratas son sometidos a un riguroso sistema de control (el Gran Hermano) que prohíbe y castiga estrictamente cualquier atisbo de disidencia o pensamiento crítico. George Orwell insinuó conceptos que hoy son una realidad, como una red de comunicaciones global. Algo así como el Internet que conocemos.

1.3 Fahrenheit 451 (Ray Radbury)

La novela tiene como protagonista a Guy Montag, un bombero que debe quemar una serie de libros a petición del gobierno. Un día conoce a Clarisse, una chica que le plantea una serie de cuestiones sobre su trabajo. De nuevo, nos topamos con un gobierno tiránico que quiere eliminar cualquier pensamiento contrario a sus ideales.

2. Distopías en el cine

El cine también representa una manera excelente de reflejar sociedades decadentes. He aquí tres ejemplos.

2.1 La naranja mecánica (1971)

Citamos este ejemplo para probar que muchas distopías, como esta que Anthony Burgess escribió en 1962, han sido adaptadas a la gran pantalla. Stanley Kubrick logró una de las obras fundamentales de la historia del cine.

En la Inglaterra del futuro, un grupo de jóvenes encuentra el placer en la música de Beethoven, el sexo y la violencia explícita. Alex, el cabecilla, es capturado por las autoridades y sometido a una terapia conductista que cambiará totalmente su personalidad.

2.2 Blade Runner (1982)

Ficción estadounidense dirigida por Ridley Scott que transcurre en el año 2019 (la versión cinematrográfica de 2018 sitúa esa distopía en 2049). En la obra, una gran corporación crea un robot capaz de superar al hombre en fuerza y agilidad, aunque es idéntico en apariencia.

Entones se produce una rebelión de estos robots, los Nexus-6, que son condenados al exilio en la tierra. Rick Deckard, el protagonista, es llamado al servicio para encontrar un grupo de disidentes que ha escapado de la condena (replicantes).

2.3 Terminator (1985)

La revolución de la tecnología en contra de su creador, el humano, es un tema recurrente en las distopías. Encontramos obras destacables como Yo, robot, aunque una de las películas más taquilleras es Terminator.

Un ciborg viaja al pasado para avisar a la humanidad de que el fin de la humanidad se acerca. Para conseguir su objetivo, tendrá que salvar a un niño que posteriormente se convertirá en el líder de la resistencia.

Ejemplos de distopías en el cine, la literatura y las series de televisión. | Imagen de: Rodion Kutsaev / Unsplash.

 

3. Distopías en las series de ficción

Las series de ficción nos permiten explorar los entresijos de estos mundos ficticios.

3.1 Tha Walking Dead (2010 - ?)

Esta reconocida serie nos presenta una sociedad en la que un virus ha asolado a la humanidad. Unos pocos intentan mantenerse a salvo mientras que la mayoría de la población deambula por el mundo como “muertos vivientes”. La temática zombi es también un clásico distópico.

3.2 Black Mirror (2011 - ?)

Esta serie nos presenta una sociedad distópica en cada capítulo. También nos plantea una serie de cuestiones como hasta qué punto la tecnología es ventajosa para el desarrollo de las relaciones humanas o la prevalencia de algunos de nuestros rasgos más cuestionables.

La cuestión es que en muchos aspectos esa distopía que se nos presenta tiene demasiados aspectos en común con la realidad, y entonces la pregunta es: ¿puede ser una distopía una visión premonitoria de lo que está por venir?

3.3 El cuento de la criada

Sí, sabemos que el último éxito de HBO es una adaptación de la novela de Margaret Atwood, pero el resultado es tan bueno que no podíamos pasarlo por alto. El cuento de la criada nos presenta un futuro en el que los valores cristianos más dogmáticos, entre los que se encuentra el machismo más puro (y la mujer como un mero receptáculo para la procreación) están a la orden del día.

Comentarios