Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Budismo zen: qué es y 20 frases para entenderlo

El budismo zen es el inicio de nuestro despertar espiritual. Te ofrecemos una explicación sencilla de esta filosofía y 20 frases para entenderlo.
Un explicación sencilla de en qué consiste el budismo zen. | Imagen de: Sasin Tipchai/Pixabay.

 

Te contamos qué es el budismo zen y 20 frases para entender su dimensión filosófica y su método práctica. Porque a diferencia de otras tradiciones doctrinales del budismo, el budismo zen es un método para alcanzar la verdad y el despertar.

El budismo zen consiste en una serie de prácticas de meditación para conectar con nuestra mente y nuestra consciencia, y alcanzar así la verdad.

Budismo zen: qué es

Como todas las tradiciones del budismo, el budismo zen parte de las enseñanzas del maestro Buda, en este caso orientadas al “despertar”, en el sentido de guiar a los demás hacia la comprensión directa y personal de la verdad. La clave del zen está en el predominio de la experiencia sobre la abstracción a través de la mente.

Así, el budismo zen se concreta en un método práctica de espiritualidad, experiencia, meditación y conexión con las acciones internas de nuestro ser.

El budismo es una filosofía oriental que predica el camino a la liberación y la superación trascendental del yo a través de la renuncia de lo material, la práctica de la meditación, y el cultivo de la sabiduría, la bondad y la compasión.

De esta religión no teísta surgida entre los siglos VI y IV a.C. surgieron dos tradiciones, una de ellas es Mahayana (Gran Camino). Esta era más un método que una doctrina, pues pretendía ser un método para descubrir la verdad, y de ahí surgió el budismo zen.

Según el budismo zen la mente o conciencia es idéntica a lo que percibe. Para alcanzar la plena experiencia del despertar uno debe contactar directamente con la naturaleza de la mente y la conciencia en su sentido más profundo, y eso se consigue a través de la meditación.

Toda la filosofía budista incluye la meditación, pero solo el budismo zen la utiliza como herramienta directa para llegar al despertar. La palabra Zen, de origen japonés, hace referencia a la absorción meditativa que surge del ejercicio de concentración. Por lo tanto, el Zen consiste en concentrarse y meditar para abrir lo que tenemos dentro.

Cómo se practica el budismo zen

La clave para la práctica del budismo zen es el zazen. Esta metodología es la más común y efectiva para la meditación, y necesita de algún tiempo para consolidar su ejercicio y su efectividad. Aunque no es tan fácil como parece, hay algunas claves interesantes que pueden ayudarte a practicarlo:

1. Preparación del espacio

Todas las prácticas del budismo zen requieren un ambiente favorable que nos ayude a conectar con lo más profundo de nuestro ser. Para el zazen necesitamos un espacio libre de malas energías, relajante y que nos haga sentir a gusto.

Para el budismo, también en su versión Zen, la conexión del individuo con la naturaleza es esencial. Puedes hacer budismo zen en tu casa sin ningún problema, pero es recomendable que ornamentes el espacio de meditación con hierbas, flores, inciensos, conchas de mar o piedras. Las velas y una baja iluminación pueden ayudarte.

2. La posición

Lo más importante para realizar bien el zazen es la postura corporal. Para hacerlo, siéntate en un almohadón redondo y cruza las piernas en posición de loto. Lo más importante es que tu cuerpo esté relajado y consigas una posición cómoda.

Por eso, la posición del cuello y la cabeza es muy relevante. Mantén la columna vertebral erguida y alineada con el cuello. La nuca debe estar estirada y el mentón entrado. Es muy importante relajar la mandíbula y los músculos de la cara, a la vez que relajamos los brazos poniendo las manos con las palmas hacia arriba.

3. La respiración

La respiración zen es una técnica de las más antiguas y tiene una técnica muy depurada. Se respira siempre por la nariz, empezando con una respiración lenta, fuerte y natural. La clave está en inspirar largo y profundo, con una fuerza que baje hasta el vientre, y expulsar el aire lentamente y con silencio.

La técnica requiere de un aprendizaje con los maestros zen, quienes comparan este tipo de respiración con el mugido de una vaca.

4. La meditación

Al relajar el cuerpo y profundizar la respiración, nuestro subconsciente se va despertando generando imágenes, pensamientos y recuerdos de forma espontánea y natural. Tenemos que dejar que esas imágenes crucen por nuestra mente sin provocarlas ni frenarlas, hasta que poco a poco y por sí mismas vayan desapareciendo.

Entonces la mente se queda en blanco, los pensamientos desaparecen. La parte consciente del cerebro descansa, y gracias a la posición corporal y la respiración la sangre riega las partes más profundas del cerebro, generando un estado de bienestar, relajación y armonía al mismo tiempo que vamos despertando del estado de somnolencia.

Así, encontramos la paz y el bienestar de forma plenamente consciente a través del subconsciente. Los maestros del Zen aseguran que el zazen es difícil de entender y mucho más de lograr: requiere de mucha práctica y paciencia.

20 frases del budismo zen

La filosofía Zen y sus maestros han escrito frases que ayudan a la meditación, además de ser un camino de conocimiento que nos hace entender mejor en qué consiste. Estas son algunas de las más inspiradoras.

1. Cuanto más sabes, menos necesitas.

La pronunció el maestro Yvon Chouinard y resume perfectamente el mensaje del budismo de la búsqueda de lo inmaterial para alcanzar la plenitud espiritual.

2. Hay que aprender a dejar ir.

La inacción es uno de los principios esenciales de la filosofía budista: el hombre tiene que encontrar su armonía con la naturaleza y el fluir natural de las cosas.

3. El Zen es la liberación del tiempo.

La clave del Zen es reducir el espacio temporal al ahora. Por eso todos los esfuerzos tienen que ir encaminados a liberarse del pasado y del futuro, y centrarse en lo momentáneo.

4. El amor verdadero nace de la comprensión.

Según la filosofía budista y el Zen, el amor es un concepto íntimamente ligado a la capacidad de comprensión, entendido como descubrimiento, despertar.

5. Tres cosas no pueden ser escondidas: el Sol, la luna y la verdad.

Fue una frase originalmente expresada por el maestro Buda, que nos resume el mensaje del budismo: alcanzar la verdad conectando con el cosmos.

6. Mejor que mil palabras vacías, una sola palabra que pueda traer paz.

Uno de los principales mensajes que transmitió el maestro Buda fue la importancia del silencio como medio de expresión.

7. Vale más viajar bien que llegar.

La importancia para la metodología zen es disfrutar y aprovechar al máximo el proceso de una acción, sin preocuparse por el resultado final.

8. El sentido de la vida espiritual es darte cuenta de la verdad.

Expresa el sentido de la verdad como el descubrimiento de lo que llevamos dentro, lo cual puede ser solo realizado a través de la actividad espiritual.

9. Si quieres aprender, enseña; si necesitas inspiración, inspira a otros. Si estás triste, anima a alguien.

El Zen se basa en el descubrimiento de la verdad dentro de nosotros para que pueda ser revelada a los demás. Todos podemos ser maestros al llegar a la Iluminación.

10. Los sentimientos van y vienen como nubes en un tiempo ventoso. La respiración es mi ancla.

Es una metáfora genial expresada por un maestro Zen: tenemos que librarnos del vaivén de las emociones a través de la meditación.

Frases del budismo zen para entender esta filosofía. | Imagen de: Honey Kochphon Onshawee/Pixabay.

 

11. Camina como si estuvieras besando la tierra con tus pies.

Pronunciada por uno de los mayores maestros del budismo, es un reclamo a reforzar el ahora y el aquí, centrarse en el momento presente y el lugar donde estamos.

12. La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo.

La finalidad última del budismo zen es alcanzar la verdad a través de la autoexploración y la meditación, y por eso la victoria es llegar a nosotros mismos.

13. No temas demorarte, ten miedo a detenerte.

Una de las claves de la meditación es tener paciencia y obrar sin estrés. Estar relajado y encontrar tiempo para hacerlo nos ayuda a llegar a nuestro objetivo.

14. Tu casa está ahí donde están tus pensamientos.

Para el budismo zen el espíritu está en la mente, pues esta es el centro de todo. A través de los pensamientos (y la meditación) llegamos a nuestro ser.

15. Al igual que los padres cuidan de sus hijos, deberías tú cuidar del universo.

Nos recuerda que nosotros y el cosmos estamos conectados, solo debemos encontrar la manera de entrar en conexión con él y volvernos universales.

16. Un buen maestro te abre la puerta, pero tú debes cruzarla.

Esta frase destaca la importancia del maestrazgo, pero aún más lo relevante que es la acción personal y la fuerza de voluntad.

17. Abre tus ojos para cambiar, pero no dejes escapar a tus valores.

La observancia y el análisis son fundamentales para iniciar el proceso de mutación espiritual, pero sin perder lo que llevamos dentro. Frase del Dalai Lama.

18. Cuando llegues a la cima de la montaña, sigue subiendo.

Esta es una frase que resalta el carácter superador del budismo, su entendimiento de la vida como un ciclo de perfección que nunca acaba y siempre se regenera.

19. La vida consiste en morir joven, pero lo más tarde posible.

Esta frase recoge la importancia de tener una larga vida en la que además podamos mantener un espíritu joven a través de su constante renovación.

20. Cada mañana nacemos de nuevo, lo que hacemos hoy es lo que importa.

Frase del maestro Buda acerca de la importancia de centrarnos en el hoy, en el momento, en lo que podemos hacer en el presente, y tomar la vida como un regalo.

Comentarios