Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

10 trabajos que nadie quiere pero dan mucho dinero

Nadie quiere ser maquillador de cadáveres, pero alguien tiene que hacerlo.
Empleado de matadero es una de esas cosas que nadie quiere ser. | Imagen de: Shutterstock.

 

Todo el mundo sueña con encontrar el trabajo de su vida y poder vivir de lo que le gusta, o al menos dedicarse a aquello que ha estudiado. Cuando te abres al mercado laboral, empiezas a ver que las oportunidades son más bien escasas y que estudiar bellas artes o historia del arte quizás no era una buena idea. Sin embargo, existe otra opción que pocos jóvenes contemplan: tener un trabajo horrible pero que esté bien remunerado. En otras palabras: quedarte con el empleo que nadie quiere.

Trabajos que nadie quiere y que tienen un buen sueldo

Las ventajas son importantes. En primer lugar, habrá menos candidatos y tendrás muchas más posibilidades de entrar en cualquier empresa. Además, te librarás de los quebraderos de cabeza para poder llegar a fin de mes. Si eres de los que valoran más el dinero que la calidad de tu empleo, te presentamos diez opciones que deberías tener en cuenta.

1. Enterrador

Se trata de uno de los trabajos más duros que existen. Se requiere una excelente capacidad física, ya que estarás levantando peso durante toda la jornada, pero sobretodo se necesita la entereza mental suficiente como para no derrumbarte por el pésimo ambiente laboral. Muchos coinciden en que es uno de los trabajos peores pagados en comparación con la tarea que se lleva a cabo, pero los enterradores llegan a cobrar 1.500 euros mensuales de media. Nada despreciable.

Imagina que tu trabajo consiste en estar rodeado de familias rotas que lloran la pérdida de un ser querido. No es algo que se deba tomar a la ligera, así que no nos extraña que sea un empleo bien remunerado.

2. Taxidermista

Enterrar personas es muy duro, pero disecar animales tampoco es algo agradable. La técnica de la taxidermia se ha practicado durante siglos y tuvo su auge en el siglo XIX, aunque ahora es considerada por muchos como una barbarie. Tener la cabeza de un alce expuesta en la pared es, en todo caso, de muy dudoso gusto. Aunque ser taxidermista no te generará demasiado trabajo, sí que te dará dinero, y es que es uno de los empleos mejor pagados de la lista (siempre que seas un experto).

3. Limpiador de alcantarillas

Una de las peores pesadillas para cualquiera es quedarse encerrado bajo una alcantarilla. Ya no solo por el olor, sino por la enorme cantidad de cucarachas que ahí puedan vivir. Este trabajo es relativamente accesible, ya que casi todos los ayuntamientos tienen un servicio de limpieza municipal al que se puede acceder a través de una bolsa de trabajo. Por lo demás, dudamos que haya demasiada competencia en el sector.

4. Tanatopractor

El chiste fácil del embalsamador es: “Trabajo con gente que no se queja”, una broma de mal gusto que no deja de ser cierta. Si ya es traumático trabajar como enterrador, imagina preparar y maquillar cadáveres para un funeral. Aunque alguien tiene que hacerlo, este es probablemente uno de los peores trabajos que nadie pueda imaginar. Por otro lado, en España un tanatopractor cobra de media unos 2.000 euros al mes. Además, la formación no es demasiado complicada.

Taxidermista trabajando con el cuerpo de una tortuga. | Imagen de: National Geographic.

 

5. Exterminador

Personalmente, todo lo que sea un trabajo relacionado con insectos me repugna, aunque los 1.500 euros de sueldo que se lleva un exterminador cada mes ya no son tan desagradables. Paar mí, todo el dinero del mundo no es suficiente para lidiar con cucarachas, avispas, escarabajos y otras plagas.

6. Minero

Es cierto que el sector minero no es el sector con más futuro en España, pero aún se requieren profesionales de la minería. Se trata de uno de los trabajos más duros a nivel físico, y además permanecer durante horas en un sitio cerrado requiere un gran esfuerzo mental. Sin embargo, el sueldo de un minero ronda los 2.000 euros mensuales. Un dinero que le viene muy bien a cualquiera.

7. Experto en desactivación de explosivos

Nadie quiere saltar por los aires. Por lo tanto, esta profesión no tiene nada de vocacional. Lo que sí tiene es un buen sueldo, acorde con la probabilidad de morir en una explosión cada vez que acudes al trabajo. No se trata de la típica escena de “cable rojo y cable azul” que tantas veces hemos visto en Hollywood pero sí entraña sus riesgos. Ser especialista en explosivos precisa de una preparación especial y la fortaleza mental suficiente como para no perder los nervios delante de un artefacto a punto de estallar.

8. Sexador de pollos

Este trabajo consiste en mirar si un pollo es macho o hembra. ¿Parece sencillo, verdad? Pues bien, el empleo exige 12 horas seguidas mirando el sexo de los pollos, lo que se traduce en más de mil pollitos a la hora y un margen de error que no debe superar el 2 o el 3 %. Esto hace que el empleo sea extremadamente complicado e implique estar horas haciendo lo mismo, una y otra vez.

Sexador de pollos es uno de los empleos mejor remunerados. | Imagen de: Ohmirevista.

 

Para ser sexador de pollos se requieren unos 3 años de formación profesional, aunque aparece en cualquier lista de trabajo bien remunerado. El salario ronda los 4.500 euros al mes. Eso es mucho dinero, más que suficiente para paliar tus problemas económicos.

9. Limpiador de fachadas

Hay gente (mucha gente) a la que dan miedo las alturas. Si no eres una de esas personas, has encontrado un trabajo que te hará ganar bastante dinero por agotador que sea. Además, te permitirá contemplar vistas espectaculares en el caso de que te toque limpiar la última planta de un rascacielos. Pensándolo bien, todo son ventajas.

10. Empleado de matadero

Matar animales con tus propias manos o ver como son ejecutados despiadadamente en una trinchadora es uno de los trabajos más traumáticos que podemos concebir. Sin embargo, existe mucha oferta de empleo y no está mal remunerado. El problema viene cuando el trato que reciben los animales en el momento de su sacrificio es, simplemente, vejatorio.

No me considero vegano y no pretendo serlo, pero en muchas ocasiones el ganado sufre un trato extremadamente cruel cuando está a punto de ser sacrificado. Ovejas en estado de gestación siendo torturadas o el despiece de cerdos mientras aún son conscientes son algunas de las atrocidades que hemos podido contemplar en los últimos tiempos.

Comentarios