Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 15 mejores marcas de whisky (y más vendidas)

Os proponemos las mejores marcas de whisky (de malta e irlandés) que puedes encontrar en el mercado, así como los whiskys más vendidos en España.
Una selección de las marcas de whisky más refinadas. | Imagen de: Adam Wilson / Unsplash.

 

Te desvelamos las mejores marcas de whisky para degustar esta bebida alcohólica de sabor intenso y no poco glamour. Con uno de estos, te sentirás como un auténtico Humphrey Bogart haciendo tintinear los hielos en el fondo del vaso. Eso sí, tendrás que rascarte un poco el bolsillo: es una bebida de élite.

Las 8 mejores marcas de whisky de malta

Aunque a todos nos gusta fardar con un vaso de whisky en la mano, no es fácil reconocer un buen whisky. Hay varias clases, aunque desde los años 70 el whisky de malta es el favorito del público. Te desvelamos las mejores marcas de whisky.

1. Chivas

Está en el podium de los whiskys por ser uno de los más populares entre los de gama alta. En las refinerías de Aberdeen, en Escocia, se cultiva este blended (mezcla de malta y grano) desde 1801, y desde entonces se ha convertido en el más vendido en Europa.

Su secreto: el cuidado en las barricas y su amplio abanico de whiskys de primer nivel. Podemos degustar Chivas 12 años, suave con gusto añejo y dulzón; el Chivas 18 años, con poso cítrico y picante; el Chivas 25 años y el 30 años, de producción limitada, y el 38 años, una verdadera reliquia solo al alcance de paladares expertos.

2. Macallan

La destilería Macallan tenía la particularidad de que, al principio, solo envejecía sus licores en madera de jerez, importada de Jérez de la Frontera (España). Su éxito contrastado en el mundo la ubica como una de las favoritas y una de las marcas de whisky más caras del mundo:  en 2007 se vendió una de sus botellas por 54.000 dólares (récord mundial).

Una de sus cualidades es la gran variedad que ofrecen, aunque la más extendida es el Macallan 12 años. Se trata de whisky ahumado con un gusto largo y un cuerpo complejo, que puede contener varios matices como el chocolate o el limón. El secreto: sus alambiques más pequeños favorecen el contacto entre el destilado y el cobre.

3. Jack Daniel’s

La destilería más antigua de América cumplió en 2016 un siglo y medio de vida, consolidada como una de las marcas más conocidas que combina elegancia y popularidad. Su embotellado y su etiqueta se han convertido en un icono para varias generaciones.

En una botella cuadrada con la clásica etiqueta negra de letras blancas, la destilería de Tennessee ofrece una distinción: filtra el whisky con arce sacarino, y eso proporciona una bebida que no se parece a las demás. Podríamos definirlo como un whisky estructurado delicadamente con un aroma que combina vainilla, caramelo y frutos secos rematado en largo.

Jack Daniel's, entre las mejores marcas de whisky. | Imagen de: Almos Bechtold / Unsplash.

 

4. Johnnie Walker

Sin duda una de las marcas de whisky más vendidas en todo el mundo, el whisky del “caminante” (por el logo de su etiquetaje) ofrece un destilado de malta y grano con un 40% de graduación, embotellado en una clásica botella cuadrada.

Desde su creación ha lanzado al mercado varias modalidades que van desde un blend de lujo como el Black Label (mezcla de 40 whiskys) hasta el Green Label (mezcla de 4 whiskys con un 43% de graduación). Para paladares más exquisitos, el Johnnie Walker presenta el Gold Label, el Platinum Label o el Johnnie Walker Swing.

5. Crown Royal

Aunque no es una de las más conocidas, es la marca de whisky canadiense más vendida del mundo: en 2017 estuvo en el 12º lugar de los más vendidos y durante varios años ha sido el más comercializado en Estados Unidos.

Durante muchos años Crown Royal ha sacado productos exclusivos de una gran calidad, aunque en este caso estamos hablando de una gama más alta. El embotellado es de alta distinción y ofrece un cuerpo ligero y un aroma suave a la vez que sofisticado: se produce a través de la mezcla de varios whiskys diferentes envejecidos en madera de roble.

6. Old Pulteney

Es sin duda uno de los reyes del momento, y el mejor whisky NAS (No Age Statement), sin edad. Por eso no certifica en la etiqueta los años de maduración en barril. En 2016 fue elegido el mejor whisky de malta, por el equilibrio perfecto de la maduración y el regusto herbáceo. Está envasado al 46% de graduación.

La botella tampoco es excesivamente cara, unos 50 euros. En él encontraremos un whisky de cuerpo ligeramente oleoso con un contraste ahumado y herbáceo en el que tienen cabida muchos matices. No se trata de un whisky convencional, sin duda, pero sí de una experiencia para los sentido y un reto para la experimentación.

7. Glenfiddich

Ubicada en un valle (Glenfiddich en gaélico significa valle de los ciervos) esta destilería produce un whisky etiquetado bajo el nombre de Glenfiddich y la imagen de un ciervo, y con los años se ha convertido en uno de los favoritos del single malt escocés, por su cuidada estructuración en la que no desentona ningún matiz.

El más popular del whisky de los ciervos es el 12 años, una bebida envejecida en barricas de roble, comercializada por unos 25 euros en España y embotellada en cristal verde. En la copa tiene un color dorado con un aroma suave y afrutado. Lo que lo hace especial es la relación calidad-precio, pues obtiene un gran equilibrio de todos sus ingredientes.

8. Yamazaki

Los whiskys japoneses han irrumpido con fuerza en el mercado y hoy en día se consideran los más reputados, por encima de los escoceses. La destilería Yamazaki es una de las más antiguas, y sigue siendo la más reputada: fundada en 1923, comercializa el primer whisky japonés de calidad desde 1984.

El Yamazaki 12 años se caracteriza por un color amarillo pálido y un olor muy parecido a los malta escoceses. Tiene una densidad media y se presenta suave y sedoso al paladar, dejando al pasar por la garganta un agradable sabor anaranjado en el que se mezclan de forma explosiva reminiscencias de frutos secos, vainilla y melocotón.

El precio de la botella, en España, es de unos 50 euros: bastante asequible. Merece la pena.

via GIPHY

Las 4 marcas de whisky más vendidas en España

Este 2018 el whisky se ha mantenido como la bebida destilada más vendida en España, por delante del ron y la ginebra. Con una cuota de 27% de marcado en nuestro país, estas siguen siendo las marcas de whisky más vendidas en España.

1. Cardhu

Además de ser una de las marcas de whisky más caras, Cardhu se ha hecho un hueco como una de las más populares. Producido en Escocia, a partir de 2003 empezó a ser una de las marcas de whisky más vendidas, sobre todo en España. Fue entonces cuando surgió la polémica sobre la denominación.

Y es que, aunque en España el tema pasó desapercibido, en Reino Unido se lió la de Dios es Cristo porque Cardhu dejó de llamar a su whisky single malt y pasó a denominarse pure malt, lo que daba la idea de una mejor calidad, aunque es justo al revés: el single (una sola malta) es superior al pure (mezcla de varias maltas).

Los single malt de la competencia iniciaron una campaña contra Cardhu por comprometer la reputación del single, y de nuevo tuvo que volver a la denominación original.

2. Ballantine’s

La suavidad de su sabor y la ligereza de su cuerpo lo convierte en uno de los favoritos del público medio en España: agrada tanto a expertos como a principiantes. El secreto está en la mezcla, una receta secreta que conservan los mezcladores oficiales de la destilería desde 1827 para conservar los estándares de calidad.

Por eso durante muchos años ha sido número uno de ventas en Europa y es uno de los más vendidos en España. A través de mezclar malta y grano se consigue un producto ligero y fino apto para todos los paladares.

3. J&B

Aunque en los últimos años ha experimentado un ligero descenso de ventas en Europa, sigue siendo uno de los whiskys más vendidos en España. El precio y su adaptación a las nuevas corrientes de los destilados con sabor a miel han conseguido mantener el clásico J&B como uno de los favoritos en nuestro país.

Justerini&Brooks, o más popularmente conocido como JB, es el tercer whisky escocés más vendido y ofrece un blended equilibrado, suave y de sabor clásico y elegante. Su secreto: tiene la exclusividad del agua de los manantiales naturales que rodean sus cuatro destilerías.

4. Jim Beam

Una de las marcas que más ha crecido en los últimos años ha sido el Jim Bean, una destilería norteamericana que en 2008 batió récord de ventas. Sigue siendo una de las marcas favoritas de whisky bourbon entre el público español.

Jim Bean, una de las marcas de whisky más vendidas en España, se destaca por la producción de bebidas aromatizadas que han experimentado un boom en los últimos años. La producción de estos destilados, con aromas de miel y manzana, se orientan hacia un público más joven que prefiere whiskys con sabores más suaves y matizados.

Las 3 mejores marcas de whisky irlandés

Tras el boom del whisky irlandés experimentado en el siglo XIX, la aprobación de la Ley Seca y la independencia de Irlanda a partir de 1919 mermaron mucho la producción y las ventas cayeron en picado. En los años 60 apenas quedaban destilerías de whisky irlandés.

Selección de los mejores whiskys irlandeses. | Imagen de: Camylla Battani / Unsplash.

 

En los años 80, el whisky irlandés volvió con fuerza en el mercado. Estas son las mejores marcas que existen hoy.

1. Jameson

Jameson es una destilería irlandesa que produce whisky blended: se produce con cebada malteada y no malteada. Está en el marcado desde que fuera fundada por el comerciante John Jameson en 1780 en Dublín, y tras dos siglos se ha convertido en la marca de whisky irlandés más conocida fuera de sus fronteras.

Su gran tesoro es el Jameson 18 años, que se consigue mezclando whiskys maduros en barricas de roble español que más tarde maduran en maderas bourbon. De ello resulta una bebida con un toque de vainilla, caramelo, miel y manzanas, rematado con avellanas.

2. Kilbeggan

No solo es una de las destilerías más antiguas de Irlanda, sino también una de las mejores marcas de whisky irlandés que consigue un producto final refinado a través de un proceso que empieza en ollas de cobre y acaba madurando en barricas de bourbon.

La destilería se encuentra en la localidad de Kilbeggan, en Irlanda, e incluye un sofisticado restaurante para experimentar con el maridaje. Por lo que respecta al whisky en cuestión se trata de un malta amarillento con un cuerpo denso y un sabor largo rematado con un gusto de almendras cuya personalidad se encuentra en los matices.

3. Redbreast

Otro whisky irlandés a tener en cuenta es el Redbreast, producido en Middleton, en el condado de Cork. Lo que distingue su calidad es que sus whiskys nunca bajan de los 12 años: se precia la exclusividad y la dedicación paciente al producto.

Se trata realmente de un whisky distinguido, también una de las marcas de whisky más caras, que ofrece un producto de cebada malteada y no malteada. El resultado es una explosión de sabores que combina la naranja y la manzana al horno con un toque de vainilla, y un final fuerte y alargado con pimienta. Fue escogido el mejor whisky irlandés en 2010.

Curiosidades del whisky

¿Sabías que el whiskey viene del gaélico escocés uisge beatha que significa “agua de vida”? Esta bebida ancestral, resultante de la destilación de cebada fermentada, aparece por primera vez en los documentos de los monjes escoceses del siglo XV, aunque algunas teorías aventuran que su origen podría radicar en China tres siglos antes.

Lo que es realmente curioso es que se empezó a tomar como una bebida medicinal (de ahí su nombre “agua de vida”) y no fue hasta el siglo XVIII cuando las destilerías empezaron a venderlo como bebida alcohólica. El siglo XIX marcó el boom del whisky en Escocia, y con su exportación a las colonias escocesas de América se empezó a perfeccionar.

Durante el siglo XX la depuración de su receta original empezó a popularizar el gusto por esta mezcla de cebada, trigo, centeno y maíz, que con los años fue adquiriendo una imagen elitista y refinada. En la actualidad sigue siendo uno de los alcoholes secos más preciados.

Comentarios