Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Las 10 mejores series románticas para ver en pareja

Una selección de las mejores series románticas para ver en el sofá de casa con tu pareja. Dramas y comedias con el amor como principal protagonista.
Series románticas de amor ideales para ver con tu pareja. | Imagen de: Sharon McCutcheon / Unsplash.

 

Si no sabes qué hacer con tu pareja este fin de semana te proponemos un plan. Escoge una de estas series románticas (hemos seleccionado solo las mejores) y vé preparando las palomitas.Al fin y al cabo, un fin de semana tranquilo siempre es bienvenido y es una de las mejores opciones cuando la edad te impide soportar las resacas. Estas series románticas, algunas de época y otras actuales, son ideales para ver en pareja, pero no hay ningún inconveniente en disfrutar de ellas en soledad.

Mejores series románticas en Netflix

Primero echamos un vistazo a las series de amor que puedes ver en Netflix, la plataforma de streaming con más suscriptores en la actualidad.

1. Love

¿Qué mejor serie romántica que una que lleva por título la palabra “amor”? La serie es perfecta para ver en pareja porque nos hace ver que ninguna pareja es perfecta. De hecho, los dos actores principales ni siquiera son conocidos por el gran público, pero sacan provecho a un presupuesto bastante reducido y nos proponen una historia de amor creíble y poco acaramelada. Te atraparán por su química y sus guiones cargados de drama y humor, tan naturales como la vida misma.

 

2. Gossip Girl

No hace falta presentación para este drama adolescente contado por una bloggera omnisciente que se acaba enterando de todo lo que pasa en el instituto. El argumento no es demasiado complicado y las historias de amor no son nada del otro mundo, pero si algo hay que reconocer es que Gossip Girl es una serie entretenida como pocas. No podemos olvidar que esta producción fue un auténtico fenómeno en Estados Unidos, convirtiéndose en un referente incluso para el mundo de la moda.

 

3. Las chicas Gilmore

Pasamos de un drama adolescente a una serie romántica más madura, pero no menos divertida. Las chicas Gilmore es una sucesión de diálogos agudos y ocurrentes (hablamos de la incontinencia verbal de Lorelai) que hacen que cada capítulo se nos pase en un santiamén. Lejos de presentarse como la típica sitcom pastelosa e insoportable, la serie está llena de referencias, tanto cinematográficas como literarias, más inteligentes de lo que uno espera a simple vista. Muy recomendada.

 

4. Las cuatro estaciones de las chicas Gilmore

Y si te ha gustado nuestra anterior recomendación, no te puedes perder esta miniserie spin-off que podríamos definir como el broche de oro. Es, a todas luces, la serie perfecta para cumplir los designios de los fans más acérrimos, pero no te aportará nada si no has visto la producción original

 

5. Lovesick

Una de las últimas incorporaciones en Netflix es esta serie que podríamos catalogar como comedia romántica. Lovesick es una comedia ligerita que nos presenta a un joven con clamidia (has oído bien) que debe confesarle este terrible secreto a todas sus parejas sexuales. Esa es la excusa perfecta para presentarnos varias historias de amor, todas diferentes, que ha vivido el protagonista. A pesar de ese tono jocoso presente en cada capítulo, es una serie de amor y amistad bastante compleja.

 

6. Tu, yo y ella

Reavivar la llama del amor no siempre es tarea sencilla. Algunos incluso recorren al poliamor, aquello de querer como pareja a más de una persona a la vez. Tu, yo y ella es una de las pocas series de Netflix que se atreve a tocar este terreno, y lo hace con todas las de la ley. No faltan los vecinos indiscretos, las normas sociales, los prejuicios y los sentimientos contradictorios a los que Jack y Emma deben hacer frente. Ideal para aquellos que quieran tener una visión más precisa del concepto de poliamor.

 

Mejores series románticas en otras plataformas

No solo de Netflix vive el hombre. Estas son las mejores series sobre amor que puedes encontrar en otras plataformas o en la televisión convencional. Prepárate para una buena dosis de comedia, drama y mucho amor.

7. Sexo en Nueva York

El éxito de esta comedia americana es innegable, pero más allá de premios y críticas, lo que ha conseguido Sexo en Nueva York es que se deje de ver a la mujer como un sujeto pasivo en las relaciones amorosas. Aquí encontrarás a mujeres hablando de sexo abiertamente y dando rienda suelta a sus pulsiones más profundas. O las odias o las amas, pero no te dejarán indiferente. Aquellas y aquellos que sean apasionados del mundo de la moda tienen un motivo extra para ver la serie,

 

8. Velvet

Una serie romántica española de época que nadie se debería perder. La historia de amor entre Ana Ribera (Paula Echevarría) y Don Rafael Márquez (Miguel Ángel Silvestre) está contada con gusto y delicadeza, casi tanta como la que se aprecia en cada uno de los detalles de vestuario de la serie. El mundo de la moda suele ser una constante en las series románticas y en esta ocasión no es diferente, y es que la trama sigue la historia de las Galerías Velvet y sus costureras. A la altura de las grandes producciones americanas.

 

9. You’re the worst

Las mejores series de amor (bajo mi humilde opinión) son aquellas que se centran en historias de parejas que se salen de la norma. Los protagonistas de esta comedia norteamericana son el claro ejemplo: a él lo han echado de la boda de su exnovia y ella se ha largado después de robar uno de los regalos de novios. Su relación seguirá un camino casi paralelo a la que se acaba de casar, solo que la suya es una historia mucho más realista, divertida y tierna.

 

10. Dates

De los creadores de Skins, una de las series de adolescentes más míticas de todos los tiempos, nos llega Dates, un drama con aires de comedia que ha arrasado en el Reino Unido. Cada episodio se centra en la cita entre dos personas, si bien hay personajes troncales que aparecen en más de un capítulo. Solo con este formato podemos apreciar la diversidad del amor y la complejidad de las relaciones de pareja. Al final, la conclusión que sacarás es que nadie es perfecto, aunque en la imperfección está la belleza.

 

Comentarios