Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

12 series originales de Netflix para el maratón perfecto

Si tienes un fin de semana libre y una suscripción a Netflix, tienes un buen plan. Te presentamos las mejores series originales para el maratón perfecto.
Series exclusivas de Netflix que no debes dejar pasar. | Imagen de: Netflix.

 

Si eres poseedor de una cuenta de Netflix y tienes el día libre para darte un atracón de capítulos, te presentamos las mejores series originales para el maratón perfecto. Prepara palomitas y dile a tus amigos que no contestarás al teléfono, porque te ponemos al día de las mejores producciones de la gran “N” roja.

12 series originales de Netflix que no te puedes perder

1. Dark

Hace tiempo que Netflix abandonó la idea de que las buenas series solo se producen en Estados Unidos y, de tanto en tanto, sale a pescar ideas en Europa. Uno de los ejemplos más gratificantes es Dark, a medio camino entre la típica serie norteña sobre desapariciones y asesinatos y Stranger Things

Te atrapará por su atmósfera y te enganchará por unos personajes redondos y unos giros de guión que te dejan sin aliento.

2. The Crown

El elenco se renovará cada dos temporadas, así que echaremos en falta la magnífica interpretación de Olivia Newton y compañía, pero la intención es recrear de manera fidedigna la vida de la monarca hasta llegar a la época actual. De esta forma, y según ha declarado la productora, la audiencia tendrá una mayor reacción sobre los eventos.

3. Altered Carbon

Aunque hace décadas era uno de los géneros más fructíferos de la televisión, la ciencia ficción está de capa caída. Un intento por recuperar la gloria de las series futuristas es Altered Carbon, la última original de Netflix

A algunos puristas del género les puede recordar a Blade Runner, aunque la trama no es, ni de lejos, tan compleja como la que plantea Ridley Scott. A pesar de eso, Altered Carbon es una serie original muy disfrutable que incorpora algunas escenas de acción y sexo, cosa que siempre viene bien.

4. Sense8

Dos temporadas y un capítulo final basta para contar la última locura de las hermanas Wachowski. El hecho de que fuera cancelada con apenas dos tongadas de episodios se debe a su elevado coste y a su audiencia insuficiente, pero los fans nos hemos llevado un enorme chasco. Para aquellos que disfruten de las series “sobrenaturales” sin demasiadas exigencias.

5. House of Cards

El escándalo de Kevin Spacey ha hecho mucho daño a la plataforma, pero dejando de lado las desviaciones del actor principal, House of Cards es de visionado obligado para cualquier suscriptor de Netflix.

Hay varios motivos para echarle un ojo. El primero es la impecable factura técnica que se gasta la serie y el segundo es la alta concentración de intrigas políticas que incluye cada capítulo. El cuanto al resto de motivos, será mejor que los descubras por tí mismo.

  • Puedes seguir todos los estrenos de Netflix en La Coctelera.

6. The Sinner

Esta serie original de Netflix ha generado división de opiniones entre los espectadores más críticos, aunque la mayoría de usuarios la ha valorado positivamente. Desde luego, el piloto no podría ser más impactante, en especial la escena del asesinato en la playa y el trauma posterior de una protagonista que no sabe por qué demonios acaba de matar a un hombre.

La ambientación puede recordar a True Detective, aunque sin esa fotografía oscura y gris de la serie de HBO. Pese a lo que te hayan dicho, merece la pena verla y que juzgues tú mismo.

7. Orange is the new black

La más longeva de esta lista de series originales de Netflix. Se trata de un drama cargado de humor negro e inspirado en el libro autobiográfico de Piper Kerman sobre su estancia en una prisión estatal de mujeres. El reparto es formidable, aunque sus arcos argumentales no siempre están igual de inspirados.

8. 13 Reaons why

El último fenómeno de Netflix relata las consecuencias del suicidio de una adolescente en un instituto de secundaria. En algunos momentos puede llegar a ser una americanada y en otros busca la lágrima fácil, pero en ningún momento lo oculta y consigue lo que se propone: conmover al espectador.

Además, es de las pocas series originales que se atreve a tratar en profundidad temas tan controvertidos como el bullying o el acoso sexual. Solo por eso, ya merece la pena verla.

9. Ozark

Volvemos a la temática narco, aunque desde un prisma muy diferente. El lago de Ozarks es el escenario donde se desarrolla esta ficción sobre un hombre que huye de su pasado y de una operación de lavado de dinero que salió mal. Marty deberá conseguir una importante suma de dinero en un tiempo record para no cabrear a un narcotraficante dispuesto a todo.

Consigue transmitir esa sensación de inquietud y peligro constante a la que es sometido el protagonista. Para pasar un mal rato.

 

10. Stranger Things

Si el fenómeno Stranger Things no hubiera estallado en el verano de 2016, probablemente la plataforma de streaming no sería lo que es ahora. Las aventuras de un grupo de adolescentes y de Once en su intento por salvar a su amigo Will han atrapado al público y a la crítica sin remedio.

Si te gusta la estética ochentera y eres un nostálgico de films como Los Goonies, no te la debes perder por nada del mundo. Si buscas algo más serio y terrorífico, tampoco te decepcionará.

11. Black Mirror

La serie original de Netflix que más te hará reflexionar. Cada episodio es un mundo distópico diferente que trata las abominables consecuencias de la tecnología en la sociedad. A continuación te presentamos una lista con los mejores episodios para hacer el maratón mucho más ameno.

12. Narcos

Palabras como “jueputa” o “malpario” han pasado a formar parte de nuestro vocabulario gracias a la peculiar interpretación de Wagner Moure como Pablo Escobar. Coincidimos en que el acento colombiano no es del todo acertado, pero el carisma del personaje ha hecho de Narcos una serie antológica.

Una buenísima serie de acción que te atrapará sin remezdio por su ritmo. Si hablamos de rigor histórico, no es la mejor serie sobre narcotraficantes que se ha hecho, pero ni falta que hace.

Comentarios