Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Las 20 mejores películas sobre la Segunda Guerra Mundial

¿Cuáles son las mejores películas sobre la Segunda Guerra Mundial? ¿Qué películas son mejores para hablar del holocausto y del sufrimiento producido?
¿Cuántas has visto ya? | Imagen de: Salvar al soldado Ryan.

 

Algunas películas de la Segunda Guerra Mundial han tratado de reflejar, de la forma más fiel posible, el horror vivido durante este conflicto que implicó a las grandes potencias mundiales de la época.

El lector que nos conozca sabe que somos grandes amantes del séptimo arte, por lo que en las próximas líneas desplegaremos un listado con las que consideramos son las mejores películas que transcurren durante este periodo bélico.

20 películas sobre la Segunda Guerra Mundial de obligado visionado

Para la siguiente lista, hemos seleccionado una veintena de películas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, por lo que tendremos en cuenta tanto títulos cuya acción se desarrolla en plena batalla; como filmes contextualizados en aquella época pero no necesariamente situados en zonas de guerra.

20. Evasión o victoria (John Huston, 1981)

Este drama carcelario ambientado en el campo de concentración de Gensdorff, cuenta cómo su comandante al mando, el Mayor Von Steiner, decide organizar un partido de fútbol de alemanes contra los prisioneros de guerra franceses e ingleses que en él viven.

Si bien la propuesta parece que no acaba de gustar a los aliados, éstos deciden aceptar el reto al considerarlo una oportunidad de oro para trazar un plan de fuga.

19. Tora! Tora! Tora! (Richard Fleischer, Kinji Fukasaku, Toshio Masuda, 1970)

La batalla de Pearl Harbour, que supuso la inclusión de Estados Unidos en el conflicto, ha sido también uno de los temas recurrentes de las películas sobre la Segunda Guerra Mundial.

En Tora! Tora! Tora! (que hace referencia a lo que gritaban los japoneses tras el éxito del bombardeo a la base naval hawaiana), vemos desde el punto de vista nipón, cómo fueron las deliberaciones y posteriores preparativos de este ataque realizado por sorpresa.

18. Stalingrado (Joseph Vilsmaier, 1993)

Esta producción sueco-germana nos muestra cómo de duras fueron las condiciones vividas en el que fue uno de los combates más cruentos de la Segunda Guerra Mundial, a través de los ojos de un batallón de soldados alemanes destinados allí tras un retiro vacacional en Italia.

17. Das boot (Wolfgang Petersen, 1981)

Película que transcurre en el interior de un submarino alemán, enviado a una misión secreta que puede ser de no retorno. A lo largo del metraje, seguimos a los entregados soldados en su viaje, decididos en un principio a dar la vida por su patria, pero también con dudas acerca del éxito de su campaña.

A pesar de tener a unos protagonistas que el cine siempre ha identificado como “los malos”, en Das boot, el espectador logra empatizar con los tripulantes de la nave; además de sentir la tensión que, gradualmente, va en aumento.

16. De aquí a la eternidad (Fred Zinnemann, 1953)

Esta historia ambientada en Hawaïi (con el bombardeo de Pearl Harbour como telón de fondo), sigue al soldado Prewitt, un ex-boxeador que se niega a pelear en el equipo de su unidad y que por ello, será vejado tanto por otros soldados como por los superiores.

De aquí a la eternidad es considerada, por muchos expertos en cine, una de las mejores películas de la Segunda Guerra Mundial de todo el séptimo arte.

15. Enemigo a las puertas (Jean-Jacques Annaud, 2001)

No muchas películas de la Segunda Guerra Mundial han situado su foco de interés en el desarrollo del conflicto entre Rusia y Alemania. En Enemigo a las puertas, conocemos la historia de un afamado francotirador ruso, convertido en héroe nacional por haber causado innumerables bajas al ejército enemigo.

No obstante, los alemanes tienen un as en la manga, así que envían a un francotirador experto para que acabe con él.

14. El puente sobre el río Kwai (David Lean,  1957)

Cintas de la Segunda Guerra Mundial como esta, se han dedicado a plasmar las condiciones de vida los prisioneros de guerra en los campos de trabajo o de concentración.

La magnífica película de David Lean, nos muestra a un grupo de presos británicos (oficiales incluidos) de las tropas japonesas, que son obligados a construir para ellos un puente que los Aliados planean destruir.

13. La tumba de las luciérnagas (Isao Takahata, 1988)

La tumba de las luciérnagas cuenta cómo dos hermanos tratan de sobrevivir en la ciudad de Kobe tras un bombardeo.

Todos los que han visto esta película de animación japonesa coinciden en que estamos ante una historia tan conmovedora como desgarradora que no dejará indiferente a nadie. Pocas películas sobre la Segunda Guerra Mundial son capaces de ilustrar con tanto realismo los horrores vividos desde dentro por sus supervivientes.

12. El hundimiento (Oliver Hirschbiegel, 2004)

Afamada cinta alemana que recrea los últimos días de Adolf Hitler, Eva Braun y los pocos fieles que siguen al malogrado Führer. Todos ellos, permanecen atrincherados en un búnker subterráneo en Berlín, mientras la ciudad está a punto caer a manos de las tropas rusas. Reacio a ser tomado como preso, Hitler hace los preparatorios para sus últimos días, ultimando los detalles para una supuesta continuación del régimen nazi y nombrando a sus sustitutos cuando él ya no esté.

Una fiel recreación basada en los libros El hundimiento: Hitler y el final del Tercer Reich, de Joachim Fest; así como en Hasta el último momento, escrito por Trauld Junger, la secretaria de Hitler que le acompañó durante su estancia en el mencionado búnker y que fue liberada tras la toma de Berlín. Además de una de las mejores películas de la Segunda Guerra Mundial, se nos ofrece una soberbia interpretación de Adolf Hitler, gentileza del monstruo de la interpretación llamado Bruno Ganz.

11. La vida es bella (Roberto Benigni, 1997)

Una bonita historia de amor en los albores de la Segunda Guerra Mundial sobre un excéntrico bibliotecario de origen judío, decidido a mantener a su pequeño hijo al margen de la barbarie cuando toda su familia sea internada en un campo de concentración. Para lograrlo, le hará creer que todo lo que ocurre forma parte de un gran juego en el que todos, alemanes incluidos, participan.

La vida es bella sorprendió por la imaginación y positivismo desprendidos por su personaje protagonista, un tipo capaz de todo por proteger a su mujer e hijo de los peligros de la delicada situación que les ha tocado vivir.

10. La gran evasión (John Sturges, 1963)

De nuevo, estamos ante un drama bélico situado en un campo de concentración. Los oficiales ingleses y americanos de varios escuadrones de aviación, prisioneros todos ellos de un campo de concentración, planean una huida masiva de varios cientos de los reclusos. Si quieren que su plan prospere, deberán trabajar unidos y sin demora en la excavación de una intrincada red de túneles subterráneos que les llevarán hasta la libertad.

Como decíamos al comienzo, no todas las mejores cintas de la Segunda Guerra Mundial tienen lugar en el epicentro de míticas batallas, tal y como nos muestra este film que, pesar de su descabellado planteamiento, está basado en una fuga que tuvo lugar en la realidad.

9. El pianista (Roman Polanski, 2002)

Basada en la vida real de Wladyslaw Szpilman, El pianista es una cruda estampa de la desolación y destrucción dejadas por los nazis durante las atrocidades de la ocupación de Polonia. Separado de su familia, que ha sido deportada al campo de concentración de Treblinka, Szpilman deberá vivir escondido en los restos del ghetto de Varsovia, esquivando a las patrullas nazis que barren la zona de posibles supervivientes.

El azote de realismo que supuso y su capacidad de remorder la conciencia del espectador, convierten a El pianista en una película sobre la Segunda Guerra Mundial que nadie debería perderse.

8. Doce del patíbulo (Robert Aldrich, 1967)

Durante el transcurso de la guerra, un insurgente comandante del ejército de Estados Unidos recibe una misión de sus superiores que le pondrá a prueba: adiestrar a doce indisciplinados convictos por asesinato para que maten a los altos mandos nazis parapetados en una fortaleza aparentemente inexpugnable.

Mitiquísimo film de la Segunda Guerra Mundial con un reparto de actores muy celebrado.

7. Malditos bastardos (Quentin Tarantino, 2009)

No será nada fiel a los hechos que ocurrieron, pero la incursión de Tarantino en el cine bélico es considerada uno de sus mejores trabajos.

Malditos bastardos propone una reescritura de la Historia muy interesante: el teniente Aldo Raine y sus ‘bastardos’, son un escuadrón de soldados judíos que se dedican a cazar a importantes objetivos nazis. A su vez, una superviviente que fue testigo de la ejecución de su familia, planea venganza contra el coronel de las SS que los asesinó; aprovechando que la sala de cine en la que trabaja acogerá un gran estreno al que asistirán importantes personalidades del Alto Mando Nazi.

A pesar de su poco rigor histórico, Malditos bastardos es sin duda una de las grandes películas de la Segunda Guerra Mundial que nos ha llegado en los últimos años.

6. Hasta el último hombre / Hacksaw Ridge (Mel Gibson, 2016)

Cuenta la historia real de Desmond Ross, médico militar objetor de conciencia, que participó en la batalla de Okinawa sin disparar ni un solo tiro, salvando la vida de muchos de sus compañeros.

Mel Gibson llevaba 10 años sin dirigir una película, pero la espera valió la pena: nos regaló una de las películas sobre la Segunda Guerra Mundial recientes mejor valoradas por crítica y aplaudida por el público. Obligatoria para todos los amantes del género.

5. Corazones de Acero / Fury (David Ayer, 2014)

Durante los últimos coletazos de la guerra, el joven Norman es destinado al tanque Fury, junto al veterano sargento al mando y otros tres soldados, para recorrer una Alemania asediada y cuyos últimos reductos del ejército nazi son más peligrosos que nunca al ver que la derrota está cercana.

Una historia hiperrealista acerca de la Segunda Guerra Mundial, deudora de la estética de otras anteriores, pero con increíbles escenas de batallas de tanques y un muy buen reparto actoral; que no se corta a la hora de plasmar el salvajismo de aquellos tiempos.

4. La delgada línea roja (Terrence Malick, 1998)

El incomprendido Malick dirigió esta película sobre la batalla de Guadalcanal, donde una guarnición de soldados es enviada para unirse a los restos de un destacamento de la Marina. Juntos, deberán tomar la colina de esta isla del Pacífico.

Con un casting lleno de estrellas de Hollywood por todos reconocidas, La delgada línea roja fue una de las grandes ignoradas de los premios Oscar de ese año, pero es sin duda una película sobre la Segunda Guerra Mundial que, si existe la justicia, en unos años se considerará un clásico de finales del siglo XX.

3. La lista de Schindler (Steven Spielberg, 1993)

Gracias a su poder de influencia sobre los nazis, el empresario Oskar Schindler logra convertirse en dueño de una fábrica de Cracovia, donde contratará a mano de obra judía para que trabaje en ella y así lograr librar a estas gentes de un destino funesto en los campos de concentración.

Basándose en la figura real del empresario que da nombre a la película, Steven Spielberg construye un relato muy amargo sobre desesperación constante que experimentan los judíos a lo largo del metraje, a la vez que nos muestra la fiereza y falta de humanidad de los oficiales y soldados nazis ante los crímenes que cometieron.

2. Cartas desde Iwo Jima (Clint Eastwood, 2006)

Clint Eastwood dirigió un díptico de cintas ambientadas en plena Segunda Guerra Mundial: Banderas de nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima, estrenadas con pocos meses de diferencia en 2006.

Sin dudarlo, nos quedamos con Cartas desde Iwo Jima como mejor película, que narra el drama de los últimos soldados japoneses apostados en esta pequeña isla del Pacífico, punto estratégico del ejército nipón y cuya conquista supondría su inminente derrota. Es una de las mejores películas de la Segunda Guerra Mundial explicada desde el bando japonés, que retrata fielmente el horror de estos valientes soldados cuyas vidas estaban prácticamente sentenciadas.

Hablada íntegramente en este idioma y subtitulada, cuenta con una fotografía cuyos colores en tono sepia apagados la acercan casi al cine en blanco y negro.

1. Salvar al soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998)

Elogiado film de manos del portentoso Spielberg sobre un destacamento de soldados que deben cruzar a pie tierras francesas, infestadas de nazis, para encontrar al soldado Ryan, el cuarto de tres hermanos que han caído en el conflicto. Este grupo de rescate deberá meterse en pleno corazón de la guerra para salvar la vida de un solo hombre.

A partir de esta película acerca de la Segunda Guerra Mundial, el paradigma del cine bélico comenzó a cambiar: desde entonces, el espectador fue capaz de palpar la suciedad, la crudeza o el terror que se experimentan durante los combates armados; así como el peligro inminente a ser alcanzado por una bala, sin olvidar la falta de piedad del ser humano durante la lucha.

Salvar al soldado Ryan es una inmensa obra de arte que cuenta con una secuencia inicial sobre el Desembarco de Normandía inimitable hasta la fecha.

Comentarios