Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: hola@psicologiaymente.net

Las 11 mejores películas de risa para pasar un buen rato

El cine está repleto de títulos destinados a hacer reír. En nuestro afán por promover el buen humor, hemos preparado un listado con una selección de películas de risa para tener un rato agradable que nos evada de las preocupaciones diarias.
Las mejores películas de risa para que pases un muy buen rato. | Imagen de: Youtube.

 

La comedia es, probablemente, de los géneros cinematográficos más demandados por el gran público, ávido siempre de historias frescas que garanticen una buena carcajada. Sin embargo, junto al terror, es también de los que más cuesta que causen el efecto deseado; al fin y al cabo, el sentido del humor es algo tan subjetivo como aquello que nos infunde miedo.

Aun con todo ello, traemos una batería de películas de risa aplaudidas por la crítica y muy queridas por gran parte de los espectadores, que coinciden en apuntar a sus ingeniosos gags y sentido del humor como clave de su gran éxito. 

Las 11 mejores películas de risa para pasar un buen rato

¡Cuidado! Las siguientes comedias generan una dosis de carcajadas que puede ocasionar fuertes dolores de abdomen:

1. Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959)

Cuando dos músicos de tres al cuarto presencian un ajuste de cuentas entre dos mafias rivales, deben huir y esconder sus identidades para que no les encuentren y les maten. Su plan consiste en disfrazarse de mujeres e infiltrarse en una orquesta musical que está de gira. Pero, como suele pasar en estas películas de risa, las cosas no saldrán como esperaban: mientras uno de ellos se enamora de la guapa cantante de la banda, el otro es cortejado por un magnate que se ha enamorado de su alter ego.

El divertido dúo de Tony Curtis y Jack Lemmon nos ofrecen su mejor vis cómica con este clásico del cine, en el que también aparece el icono de los 50, Marilyn Monroe.

2. El apartamento (Billy Wilder, 1960)

Un apocado empleado de una compañía de seguros está dispuesto a subir de categoría en la empresa como sea. Para ello, ceda a sus jefes el apartamento en el que vive para sus encuentros amorosos, con la esperanza de que lo tengan en cuenta a la hora de concederle su tan ansiado ascenso. El día que conozca a una hermosa ascensorista, de la que se enamora perdidamente, su objetivo profesional se verá amenazado, ya que se trata de la amante de uno de sus superiores.

Billy Wilder fue sin duda el maestro al que podemos considerar fundador del género de la comedia de enredos, y el presente título es uno de sus mejores ejemplos.

Jerry Zucker ya se había granjeado su fama con el título burlesco del cine de catástrofes por antonomasia: Aterriza como puedas (1980).

3. El guateque (Blake Edwards, 1968)

Toda una obra de culto del cine de humor, a cargo de uno de los mejores directores de películas de risa de la historia: Blake Edwards.

El guateque tiene como protagonista Hrundi, un chapucero actor al que despiden del rodaje de un film que, por puro azar, iba a protagonizar. Su suerte cambia cuando, por error, es invitado a la fiesta que organiza el mismo productor que le ha echado. Ni qué decir, que la intromisión de Hrundi tendrá desternillantes consecuencias...

4. El jovencito Frankenstein (Mel Brooks, 1974)

El nieto del famoso científico Victor Frankenstein, creador de una horripilante criatura hecha a partir de las partes del cuerpo de diferentes cadáveres, lucha por llevar una vida normal como profesor y limpiar el nombre de su familia. Una vez herede el castillo de sus antepasados, descubrirá un libro en el que se detallan los pasos que siguió su abuelo para dar la vida a los muertos, por lo que se decidirá a hacer su propia criatura.

Una hilarante parodia de la película dirigida por James Whale en 1931 (que adaptaba la obra de Mary Shelley), a modo de secuela tardía y en clave de comedia. Por cierto, ¡se pronuncia “Frankensteen”!

5. Top Secret! (Jim Abrahams, David y Jerry Zucker, 1984)

Un clásico del cine de los ochenta que inauguró el género de parodia. Ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, seguimos al famoso cantante de un grupo de rock que se ve inmerso en un complot con la Resistencia francesa para rescatar a un científico apresado por los nazis.

6. Mejor...Imposible (James L. Brooks, 1997)

El misántropo Melvin Udall es un escritor de éxito pero con un marcado carácter hacia los demás, que le han vuelto un anciano desagradable con el que nadie quiere tratar, algo que se ve agravado por su trastorno obsesivo-compulsivo y sus marcadas manías.

Un día, su vecino de al lado es atacado en su apartamento y acaba ingresado en el hospital. En un inesperado giro de los acontecimientos, Melvin deberá cuidar de su perro mientras éste convalece. No obstante, su rutina diaria se ve truncada cuando la camarera que habitualmente le atiende falta a su turno. A raíz de este acontecimiento, su carácter comienza poco a poco a reblandecerse, aunque con dificultades.

Una de las películas de risa que más carcajadas producen en el espectador, a cargo de un Jack Nicholson increíble en su papel de maniático cascarrabias.

7. La cena de los idiotas (Francis Veber, 1998)

Un grupo de amigos tienen como tradición cenar juntos cada miércoles. Para su entretenimiento, han montado un juego en el que uno de ellos debe invitar cada semana a alguien que sea un verdadero idiota. Esa noche le toca el turno a Brochant, que parece que ha dado con el mayor de todos los idiotas; lo que no sabe que este pobre memo es también un manazas que rompe todo lo que toca.

Un ejemplo de que en el cine francés también son especialistas en rodar películas de risa con el sello de calidad.

8. Los Padres de Ella (Jay Roach, 2000)

Greg (Ben Stiller) es un enfermero que se ha propuesto pedirle matrimonio a su novia Pam. Pero antes de eso, deberá primero conocer a los padres de ella y pasar un fin de semana en su casa. Para su desgracia, el primer encuentro con el suspicaz padre de Pam (un soberbio Robert de Niro), ex agente de la CIA, no resulta del todo como esperaba. A partir de ese momento, pese a la buena fe de Greg y a sus dedicados esfuerzos por caer bien a sus futuros suegros, éste no hace más que meter la pata continuamente.

La pesadilla de todo yerno materializada en esta comedia en la que los infortunios y las situaciones más rocambolescas se suceden continuamente.

9. Virgen a los 40 (Judd Apatow, 2005)

El cómico Steve Carell se pone en la piel de un cuarentón de vida aburrida y rutinaria, que disfruta saliendo con su grupillo de amigos y de sus cómics. Sin embargo, este solterón todavía no ha tenido relaciones sexuales con nadie, ya que nunca se le ha presentado ni la oportunidad ni la chica adecuada. Pero su suerte parece cambiar cuando conoce a una madre que acaba de separarse…

Un tema recurrente en las películas de risa actuales ha sido la sexualidad de alguno de sus personajes. La gracia de la comedia de Judd Apatow es que no estamos ante el típico adolescente salido, sino ante un pobre diablo sin experiencia en la cama, arropado por el gran elenco de secundarios formado por sus más allegados.

10. Supersalidos (Greg Mottola, 2007)

Seth y Evan han sido inseparables compañeros de escuela durante toda su infancia. Ahora, a punto de terminar el instituto, los dos amigos deben lidiar con un futuro universitario que no parece que vayan a pasar juntos. Con motivo del fin de curso, se está preparando una gran fiesta en la que no faltarán las chicas… Pero sí el alcohol. Y es que al ser menores, estos inadaptados todavía no pueden comprar bebida. No obstante, el peculiar Fogell acaba de hacerse con un carnet falso con el que espera conseguir el preciado botín.

El trío de actores conformado por Jonah Hill, Michael Cera y Christopher Mintz-Plasse (“McLovin” para los amigos) nos regalan una de esas pelis de risa inolvidables, repleta de ácidos diálogos y situaciones que complicarán los planes de los jóvenes.

11. Resacón en las Vegas (Todd Phillips, 2009)

¿Qué ocurre cuando cuatro amigos se van de despedida de soltero a Las Vegas, incluido el novio y, tras una noche de desenfreno, éste desaparece a la mañana siguiente? Pues lo que sucede a continuación es una de las películas de risa más divertidas de la pasada década.

La genialidad del trabajo de Todd Phillips está no sólo en sus hilarantes gags, sino también en el ingenioso guion, que nos implica a los espectadores y nos hace partícipes de la trama junto a los tres amigos resacosos, que nada recuerdan de lo que hicieron. Igual que ellos, no tenemos ni idea de cómo fue esa juerga, ya que el director obvia dicha escena mediante una elipsis. De esta manera, vamos reconstruyendo las piezas de un puzzle que cada vez parece más surrealista.

Comentarios