Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Las 30 mejores películas bélicas de la historia

Hacemos un repaso de las mejores películas bélicas, títulos para entretenerse con las guerras más apasionantes. Segunda Guerra Mundial, Guerra del Vietnam y otras.
Las mejores películas bélicas de la historia para disfrutar en casa. | Imagen de: Israel Palacio / Unsplash.

 

Las guerras más importantes han proporcionado el escenario ideal para las mejores películas bélicas de la historia. Te presentamos los títulos que no te puedes perder si quieres engancharte a las historias de amor, amistad y aventuras con la guerra como telón de fondo.

La mayoría de las mejores películas bélicas se han centrado en la segunda guerra mundial y la guerra de Vietnam, pero aquí encontrarás también otras batallas épicas y guerras que han dado lugar a grandes producciones.

Las mejores películas bélicas de la Primera Guerra Mundial

Como en la pintura y la literatura, desde los orígenes del cine la guerra ha sido una materia prima de la cual extraer historias maravillosas y convertirlas en arte.

Aunque con los años la segunda guerra mundial le quitó protagonismo y su interés decayó, quedan para la historia algunos títulos que no te puedes perder.

1. Armas al hombro (1918)

Nadie mejor que Charles Chaplin para regalarnos tan maravillosa perspectiva satírica de un hecho tan cruel como es la guerra. En 1918, apenas acabada la primera guerra mundial, el genio del cine mudo hizo reír al personal a pesar de los traumas que acarreó la contienda.

Armas al hombro es la historia del soldado número 13 de un batallón de infantería de los Estados Unidos que, interpretado por el propio Chaplin, protagoniza escenas surrealistas por el miedo a morir. A través de 45 minutos desternillantes Charles Chaplin fue el primero que en el cine demostró que se puede llenar de ingenio y humor lo que parece trágico.

2. Sin novedad en el frente (1930)

Este es todo un clásico del cine de guerra. Basado en la novela homónima de Erich Maria Remarque, la adaptación de Lewis Mileston a la gran pantalla conserva ese espíritu de denuncia agazapado en el sufrimiento de unos jóvenes que realizan el viaje a la madurez a través de la traumática experiencia de la guerra.

Con el tiempo y como suele suceder con esas cintas tan antiguas, algunos planos quedan algo anticuados, pero su valor como precedente es indudable, y marcó en una fecha muy temprana una pauta para el futuro desarrollo del género.

3. Senderos de gloria (1957)

Sin duda la mejor película de la primera guerra mundial y una de las mejores películas del cine bélico, Senderos de gloria fue el bautizo de fuego de la denuncia antibelicista que más tarde el mismo Stanley Kubrick trató de reivindicar en La chaqueta metálica.

Kubrick se carga el mito de la gloria y el valor en la guerra con una película extraordinaria que ejecuta a la perfección Kirk Douglas. Tras la retirada de una ofensiva por parte de un batallón agotado y atemorizado, los oficiales deciden imponerles un duro castigo. Las últimas escenas, además de sobrecogedoras, son de las mejores del cine bélico.

4. Lawrence de Arabia (1962)

Con este largometraje, David Lane, que ya había demostrado su talento en El puente sobre el río Kwai, se reivindicó como uno de los grandes maestros del cine bélico clásico. En esta ocasión contó con la brillante interpretación de Peter O’Toole y Omar Shariff, además de repetir elenco con Alec Guinness y Jack Hawkins, e incorporar a Anthony Quinn.

El excelente reparto acompaña tres horas de cine hipnotizante en el que las escenas de acción exótica en el desierto se combinan con otras de carácter introspectivo y humano para narrar la misión de un oficial británico en apoyo a los árabes contra Turquía.

5. Gallipoli (1981)

Cuando la primera guerra mundial ya había perdido todo el interés para los cineastas para los que la segunda guerra mundial y la guerra de Vietnam se había convertido en una obsesión, Peter Weir firmó una obra conmovedora sobre la Gran Guerra.

En Gallipoli se retrata el entusiasmo de dos jóvenes amigos, ambos atletas, para alistarse al ejército y combatir por su patria en un lugar remoto, Gallipoli, contra los turcos. La belleza artística y la ternura del guion se dan la mano en esta obra fundamental del cine bélico que contiene, además, uno de los finales más tensos y brillantes.

Las mejores películas bélicas de la Segunda Guerra Mundial

La segunda guerra mundial aportó un material muy valioso para la creación de películas que con el tiempo se convirtieron en mitos del cine clásico. Su interés no ha decaído, y en las últimas décadas ha seguido dando títulos para el recuerdo.

6. El puente sobre el río Kwai (1957)

Las brillantes interpretaciones de William Holden, Alec Guinness y Jack Hawkins pusieron un broche de hora a la película dirigida por David Lean que es ya un mito del séptimo arte. El mérito está en la ruptura de muchos clichés que se habían asentado en el cine bélico.

Porque básicamente esta historia (en la que unos oficiales se rebelan contra el trato injusto a unos prisioneros británicos a los que los japoneses obligan a construir un puente) no intenta crear buenos o malos sino que se centra en el peso de la guerra en los individuos dotando de profundidad a los personajes y de ritmo a las escenas.

7. Los cañones de Navarone (1961)

Gregory Peck, David Niven y Anthony Queen se ponen al servicio de J. Lee Thompson para dar vida a una película cuyo mejor calificativo es el de espectacular. En Los cañones de Navarone las consideraciones éticas y los juicios de valor ceden el paso a la aventura vertiginosa de la misión de un comando británico en las islas griegas.

El espectador encontrará, eso sí, conceptos como la amistad, el valor y el amor, pero el peso en la película lo lleva una acción frenética que engancha desde el principio, con un ritmo perfecto sobrellevado con una banda sonora pegadiza. Cine para disfrutar, sin duda.

8. Doce del patíbulo (1967)

Doce del patíbulo tiene todo lo que necesita una película para triunfar: un reparto de lujo, una dirección firme y una historia atractiva. Lee Marvin, Charles Bronson, John Cassavetes, Donald Sutherland y Ernest Borgnine son solo algunos de los actores que dan vida a la historia de una misión suicida: el asalto a una fortaleza nazi donde se encuentran los jerarcas del régimen.

Para ello el mayor Reisman (Lee Marvin) tiene que adiestrar a su equipo de élite, que cuentan con la particularidad de ser convictos en el corredor de la muerte. Este argumento fue convertido por Robert Aldrich en una de las mejor películas del cine bélico. 

9. Patton (1970)

La biografía del general más famoso de la segunda guerra mundial es el pretexto de una de las mejores películas del cine bélico dirigida por Franklin J. Schaffner con guion de Francis Ford Coppola. Lo mejor, la combinación de profundidad introspectiva y acción trepidante.

La película presentaba alguna ambigüedades que hizo que muchos la criticaran por ser pura propaganda belicista en un momento crítico para el gobierno americano en plena crisis del Vietnam, y otros la acusaran de panfleto pacifista. Quizá lo mejor para disfrutar de Patton es alejarse de las consideraciones morales y entregarse a dos horas de puro cine.

10. Un puente lejano (1977)

Fue la primera película bélica que desplegó un arsenal tan imponente de actores famosos: Sean Connery, James Caan, Dirk Bogarde, Anthony Hopkins, Liv Ullmann, Gene Hackman, Laurence Olivier y Michael Caine son solo algunos de los actores que completaron el reparto bajo la dirección de Richard Attenborough.

La superproducción atrajo ingentes cantidades de aficionados al cine bélico a los cines de todo el mundo convirtiéndose en un éxito de taquilla y en un mito del género. En ella se narra la  misión de invadir alemania a través de la conquista de varios puentes que pasa del entusiasmo inicial a un desenlace inesperado tras varios imprevistos.

11. Salvar al soldado Ryan (1998)

La mejor escena que se haya rodado nunca del desembarco de Normandía. Salvar al soldado Ryan ofrece los primeros 15 minutos más espeluznantes de una película de guerra, respaldado además por el elogio que muchos historiadores hicieron del realismo de las batallas.

Por eso muchos consideran este largometraje de tres horas dirigido por Steven Spielberg y protagonizado por Tom Hanks y Matt Damon como una de las mejores películas bélicas de la historia. La cruda puesta en escena de la angustiosa búsqueda del soldado Ryan por un capitán y seis soldados fue premiada por 5 Oscars.

12. La delgada línea roja (1998)

Esta película estrenada el mismo año que todo un clásico como Salvar al soldado Ryan brilló con luz propia gracias a un sobresaliente elenco encabezado por Jim Caviezel que incluía a Sean Penn, George Clooney, John Cusack, Nick Nolte, Adrien Brody, John Travolta, Jared Leto y Woody Harrelson bajo la batuta del director Terrence Malick.

La película, con una coherencia narrativa sublime, explica las peripecias del soldado Witt (Jim Caveizel) en la toma de la isla de Guadalcanal en la guerra del Pacífico. Las batallas contra las guerrillas japonesas son una delicia visual. Todo un clásico.

13. Enemigo a las puertas (2001)

Acostumbrados a mirar la guerra desde el cine a través del prisma occidental, Enemigo a las puertas nos trasladó a un apasionante recorrido por la trayectoria del mejor francotirador de la URSS, Vassili Zaitsev, en el momento álgido de la ofensiva alemana en Stalingrado.

En esta película de Jean-Jacques Annaud interpretada por Jude Law, Joseph Fiennes, Rachel Weisz y Ed Harris la épica se convierte en un western bélico en la que el drama de la guerra se acaba centrando en un duelo de francotiradores, poniendo el énfasis en el peso que cargaron sobre sus espaldas los protagonistas anónimos de la segunda guerra mundial. 

14. Pearl Harbor (2001)

A pesar de su indolencia y la caída en cierta monotonía en el tramo final, no hay duda de que Pearl Harbor merece estar entre los clásicos del cine bélico y que, en las últimas dos décadas, es uno de los productos más brillantes de entretenimiento.

En este film con aspiraciones épicas, dos amigos pilotos se separan y mientras uno sirve en Europa otro es destinado a la base de Pearl Harbor, en Hawai, junto a la novia de su amigo, una bella enfermera. Esta historia de amor, amistad y guerra cuenta con actores conocidos como Ben Affleck y Josh Hartnett, Cuba Gooding Jr. y Alec Baldwin.

15. Cartas desde Iwo Jima (2006)

Clint Eastwood, de quien no es desconocido su patriotismo y su gusto por las armas, flirteó con éxito con el género bélico cuando en 2006 dirigió dos películas que forman parte de un mismo proyecto: Cartas desde Iwo Jima y Banderas de nuestros padres.

Sin embargo, en cuanto a realismo bélico, profundidad moral y valor introspectivo, la película que muestra la tragedia de la guerra para los japoneses brilla con mucho más poderío. Quitando algunos excesos, en su conjunto ofrece un producto equilibrado que nos acompaña hasta las puertas del inframundo que dan acceso al infierno de la guerra.

16. Hasta el último hombre (2016)

Si logramos abstraernos del irrefrenable impulso patriótico y panfletario de Mel Gibson y nos centramos en su talento artístico descubriremos una nueva genialidad de este director. Es seguramente la mejor película bélica que se ha rodado en los últimos tiempos.

En esta ocasión no cabe duda de que el gran gancho es la brillante actuación de un actor en ascensión, Andrew Garfield, y la épica de la historia que encierra el heroísmo anónimo. Mel Gibson sabe atrapar al espectador en la tensa contradicción del espíritu pacífico e inocente del protagonista con una narración brutal y violenta de la batalla de Okinawa.

Las mejores películas bélicas de otras guerras

Otras guerras, más antiguas como la de Waterloo o más modernas como la de Somalia, han inspirado a varios directores para ofrecer películas bonitas y entretenidas. Sin embargo, el gran filón del cine bélico ha sido la guerra del Vietnam, cuyo impacto en la sociedad norteamericana se refleja en un conjunto de películas de denuncia.

17. Waterloo (1970)

El director ruso Sergei Bondarchuk se había forjado en el cine bélico dirigiendo una ambiciosa adaptación del clásico de Tolstoi Guerra y Paz. Su éxito le permitió liderar la producción italiano-soviética que en 1970 dio como resultado la película Waterloo, una bellísima mirada hacia las guerras napoleónicas de principios del siglo XIX.

Hay que destacar, por encima de todo, la valentía de afrontar la recreación de una batalla de época cuyo interés estaba fuera del alcance del cine comercial. Su exitoso resultado cuenta, además, con la aparición de actores de primera línea como Orson Welles y Jack Hawkins.  

18. La chaqueta metálica (1987)  

La guerra de Vienam, tan traumática y trascendental para la sociedad norteamericana de los años setenta, ha dado lugar para muchas interpretaciones cinematográficas. Pocas adquirieron tanto impacto en el público como la feroz crítica de Stanley Kubrick.

Solo alguien como él podía firmar una película tan polémica que fue recibida con entusiasmo (y también con muchas críticas). Destaca la primera parte del film, en la que el sargento de artillería Hartman se ceba a insultos y humillaciones con un soldado hasta que este se suicida, poniendo el acento así en el cuestionamiento de la formación de los marines.

Por cierto, el actor que dio vida al sargento era militar en la vida real, y la mayoría de los insultos fueron escritos y sugeridos por él.

19. Apocalypse Now (1979)

Marlon Brando, Robert Duvall y Martin Sheen (casi nada) brillan en esta adaptación de Francis Ford Coppola que es ya una película de culto dentro del género bélico. Estrenada a finales de los setenta, la guerra de Vietnam es el telón de fondo de un argumento original que se basa en una expedición secreta para capturar a un oficial desertor en Camboya.

La espectacular fotografía, la banda sonora con los Doors de fondo, el aura que desprende Marlon Brando en el tramo final de la película, la actuación soberbia de Robert Duvall en el papel del histriónico coronel Kilgore y la profunda simbología que reviste la película son motivos suficientes para no perderse esta joya.

20. El cazador (1978)

Cinco Oscars y el aplauso unánime del público y la crítica avalan el éxito de El cazador como una de las mejores películas bélicas de la historia. Es tan buena que resulta insoportablemente desgarradora y traumática. De esas películas que dejan huella…

En ella el director Michael Cimino, de la mano de Robert De Niro, Christopher Walken, Meryl Streep y John Savage, presenta una obra antibélica que habla sobre la amistad de tres obreros cuyas vidas cambian para siempre al entrar en el horror de la guerra de Vietnam. Algunas escenas quedan grabadas en la mente, gracias a la fotografia de Vilmos Zsigmond. 

21. Platoon (1986)

Como respuesta a la glorificación que de la guerra de Vietnam hizo en 1968 John Wayne, en 1968 el director Oliver Stone presentó Platoon para sumarse a la denuncia de la guerra de películas como El cazador y Apocalypse Now, esta vez sin tanta profundidad psicológica y apoyándose en la crudeza real de las escenas bélicas.

Lo que sitúa a Platoon como una de las mejores películas bélicas de la historia es la forma en que Stone, con mano magistral, juega con el espectador y le induce a una visión reflexiva de la guerra enganchándolo desde principio a fin gracias a unos planos maravillosos.

22. Black Hawk derribado (2001)

Los amantes del cine bélico quedaron entusiasmados con esta película de Ridley Scott que, basada en hechos reales, relata una misión de paz de soldados norteamericanos en Somalia en 2003 que se ven sorprendidos cuando su avión es derribado.

Su éxito residía en el hecho de que Black Hawk derribado renuncia a toda pretensión filosófica y se centra en la narración artística de los hechos para ofrecer una película realista. Aunque se le puedan achacar algunas deficiencias, en su conjunto ofrece una historia atractiva que mantiene al espectador enganchado durante dos horas de puro cine de acción.

23. En tierra hostil (2008)

La tensión marca el ritmo de esta película que te deja paralizado durante dos horas en el sillón siguiendo con el corazón taquicárdico las temeridades de un sargento de la unidad de élite de artificieros en plena de guerra de Irak.

La directora Kathryn Bigelow huye de las escenas típicas de grandes batallas en las que ha caído el cine bélico para cargar toda esa tensión en el factor riesgo que conlleva el trabajo de artificiero, lo cual consigue en envolver en una atmósfera asfixiante que se convierte en un retrato fidedigno del caos reinante en la invasión de Irak.

24. Ciudad de vida y muerte (2009)

Esta maravilla del cine de autor rompe con todos los esquemas del cine bélico clásico y ofrece un retrato tan intimista como cruel e incompasivo del profundo terror que supone la guerra y sus efectos en el ser humano. Lu Chan renuncia a grandilocuencias, música y efectos especiales para poner ante los ojos del espectador una revisión cruda de la guerra.

La película, en blanco y negro, narra las atrocidades de las tropas japonesas en la conquista de la ciudad china de Nanking, y entre otras cosas muestra de forma espeluznante la violación sistemática y organizada de mujeres por los soldados. 

Las mejores películas bélicas para ver en Netflix

Estas son las películas bélicas más interesantes que puedes ver a través de Netflix y que te aseguran un rato bien entretenido. Además de Salvar al soldado Ryan, que ya está en la lista, presta atención a las siguientes.

25. Chacal (1973)

Fred Zinnemann dirige esta sensacional película bélica que se centra en la acción de un mercenario sanguinario contratado por la OAS (organización secreta francesa) para asesinar al presidente francés Charles De Gaulle.

Para cumplir su misión este despiadado asesino conocido como “El Chacal” contará con la colaboración de una espía infiltrada en los servicios secretos franceses que actúa por resentimiento contra el gobierno francés. Todos los ingredientes para una trama de espías y acción que resuelve con eficacia la adaptación del best seller.

26. Expiración, más allá de la pasión (2007)

Este film bélico se aleja del campo de batalla para trasladarnos a las pasiones que también se desarrollan en tiempos de guerra. Heredera de Leyendas de pasión o Cold Mountain, esta película dirigida Joe Wright se basa en la novela homónima de Ian McEwan.

Lo mejor del film es la química que transmiten Kira Knightley y James McAvoy, aunque los amantes de las batallas en el cine de guerra saldrán algo decepcionados. Es mejor dejarse llevar por la magistral progresión narrativa y visual que, sobre todo en la primera media hora, te engancha a una trama inteligente e interesante.

27. Restrepo (2010)

Es uno de esos productos del cine bélico que adquiere tanta potencia que acaba siendo un relato de terror. Restrepo te traslada a la guerra de Afganistán de la mano de una expedición de soldados norteamericanos con una perspectiva documental.

El realismo que consigue esta película se basa en el hecho de que está dirigida por el tándem formado por el periodista Sebastian Junger y el fotógrafo Hetherington, que acompañaron durante meses a los marines norteamericanos en la zona más peligrosa de la guerra de Afganistán para conseguir un valioso material de primera mano.

28. El único superviviente (2013)

Tras la fiebre por las películas de la guerra del Vietnam, las intervenciones norteamericanas en Irak y Afganistán proporcionaron nuevos escenarios para el cine bélico. Una película muy entretenida sobre la guerra de Afganistán que puedes ver en Netflix es El único superviviente.

Aunque el título ya revela el final de la película, ésta cuenta con el ingrediente de ofrecer el clásico pero atrayente argumento de las misiones especiales protagonizados por grupos reducidos que van siendo eliminados en un ejercicio de supervivencia. El director Peter Berg hace algunas concesiones, pero en todo momento se muestra con franqueza.

29. Corazones de acero (2014)

Brad Pitt lidera un equipo de actores a la altura de un buen guion: Corazones de acero es de las mejores películas bélicas que puedes ver en Netflix. Sabe transmitir ansiedad, agonía, miedo y agobio a bordo del tanque donde una brigada de cinco soldados desafía el ataque furioso de los nazis en los estertores de la segunda guerra mundial.

Hay que mirar esta película sin muchas pretensiones, pues no consigue recuperar el vigor épico del mejor cine bélico, pero sí ofrece escenas de gran poder visual y una historia atrayente que es suficiente para pasar un buen rato.

30. El asedio de Jadotville (2016)

Esta original película consigue atrapar al espectador en una atmósfera asfixiando a través de la historia verídica de un oficial de las Naciones Unidas cercado con su batallón de 150 hombres por 3.000 soldados congoleses en 1961.

Richie Smyth dirige esta película de trepidantes acciones bélicas sólo ensombrecida por un guion inestable cuyos diálogos se parecen demasiado a los estereotipos hollywoodenses. En su favor hay que decir que enfoca un tema original y consigue enlazar la trama en un ritmo muy veloz y entretenido para el público.

 

 

Comentarios