Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Los 8 mejores capítulos de Black Mirror

Estos son, a nuestro juicio, los mejores capítulos de Black Mirror, historias llenas de controversia y dilemas morales que tardaremos mucho tiempo en olvidar.
Fotograma de Odio Nacional, el primer capítulo de Black Mirror y uno de los mejores. | Imagen de: Netflix.

 

La oferta de series de ficción actual es amplia y muy buena, pero hay una serie que cambiará seguro tu perspectiva de la sociedad. Te ofrecemos los 8 mejores capítulos de Black Mirror, los imprescindibles de una serie que también tiene sus altibajos.

Para todos aquellos que (aún) no la hayan visto, Black Mirror está disponible en Netflix, cuenta con 4 temporadas y seguramente tendrá una quinta. Cada episodio cuenta una historia diferente, por lo que puedes ver la serie en el orden que más te interese.

Cada capítulo de esta obra de arte de Charlie Brooker se basa en una distopía bajo la premisa de “qué pasaría si en un futuro…”. Sin embargo, el problema viene cuando esa sociedad del todo indeseable que nos presentan parece demasiado probable.

Los 8 mejores episodios de Black Mirror

Te presentamos los que son, a nuestro juicio, los mejores capítulos de una ficción que no te puedes perder. Cada uno de ellos está plagado de tramas únicas, dilemas morales y una profunda sensación de que el mundo se encamina hacia un futuro sórdido.

8. Toda tu historia (1x03)

Empezamos la lista de mejores capítulos de Black Mirror con una historia de la primera temporada que ofrece el siguiente planteamiento: ¿Qué pasaría si pudiéramos revivir los recuerdos una y otra vez? Mediante un microchip, los protagonistas pueden visualizar sus vivencias y, de paso, descubrir detalles aterradores que de otra manera pasarían por alto.

Con esta excusa, muchos de ellos se refugian en el recuerdo o entran en una espiral paranoica. Veremos como el matrimonio que protagoniza el episodio está a punto de romperse por los celos y la soledad.

7. Playtesting (3x02)

No hay nada más aterrador que aquello que podemos llegar a imaginar, y eso es precisamente lo que explota este genial capítulo de la tercera temporada. En Playtesting nos encontramos cara a cara con nuestros miedos con trágicas consecuencias (como en muchas de las entregas de esta ficción).  

Un joven estadounidense acepta ser el conejillo de indias de una innovadora compañía de juegos. Mediante un implante en el cerebro, intenta pasar una noche en una casa virtual en la que se reproducirán sus peores temores, literalmente.

6. Cállate y baila (3x03)

En los mejores capítulos de Black Mirror no pueden faltar dilemas morales, decisiones imposibles y una sensación agobiante de que sus protagonistas están siempre al borde del precipicio. Cállate y baila no es una excepción.

Kenny es un joven de 19 años que ha sido víctima de un hackeo informático y ha sido grabado mientras se masturba. El resultado, que por supuesto no vamos a desvelar, nos plantea cuestiones como quién es la víctima y quién el verdugo o quién es el villano de la historia. Mención especial para un giro final que nos deja con un horrible, y magnífico, sabor de boca.

5. El himno nacional (1x01)

Para muchos, Black Mirror sigue siendo la serie del “tío que se tiene que tirar a un cerdo”. Sin embargo, Odio Nacional merece un puesto en la lista de mejores capítulos por este dilema tan sencillo y complejo a la vez: el Primer Ministro británico debe mantener sexo con un cerdo y mostrarlo a toda la población si quiere salvar a un miembro de la familia real.

El planteamiento es simple pero nos mantiene enganchados a la pantalla desde el minuto 1. ¿Será capaz de hacerlo por alguien a quien ni siquiera aprecia? Una manera inmejorable de empezar esta serie antológica.

4. Ahora mismo vuelvo (2x01)

¿Qué pasaría, si en el futuro, pudiéramos convivir con réplicas de nuestros seres queridos que han fallecido? Como en otros capítulos, el resultado no es tan sencillo como parece. Una vez más, Black Mirror nos demuestra que la tecnología puede darnos una falsa sensación de estabilidad emocional, pero todo se desmorona cuando aparece el factor más humano.

Martha recibe por correo una réplica de su novio fallecido. El androide reproduce incluso la personalidad del difunto, pero el problema rubrica en la perfección, y demasiada perfección no es humana.

3. Quince millones de méritos (1x02)

El episodio nos presenta una distopía en la que la mayoría de la población tiene que ganar dinero, llamado “Méritos” pedaleando en una bicicleta. Entre los premios está participar en un talent show en el que tienen que demostrar que son algo más que esclavos de la rutina.

Se trata de una crítica ácida a la industria del entretenimiento,  una joya visual y, por encima de todo, una historia de amor en un mundo frío y superficial. Destaca la actuación principal de Daniel Kaluuya y un discurso final que nos revuelve las tripas.

2. Oso Blanco (2x02)

Victoria despierta con una profunda amnesia en una casa abandonada. Pronto descubrirá que varios enmascarados tratan de acabar con su vida mientras el resto se limita a grabar la escena con el móvil. El final del capítulo empieza con el mejor giro argumental que hemos presenciado en mucho tiempo.

El morbo de la violencia es el controvertido tema que trata Oso Blanco. El capítulo nos mantiene constantemente angustiados e igual de desconcertados que su protagonista, hasta que todo cobra sentido y resulta más aterrador de lo que parecía.

1. San Junípero (3x04)

No es ninguna sorpresa, y San Junípero es el mejor capítulo de Black Mirror por varios motivos. En apenas 60 minutos nos ofrece la posibilidad de reflexionar sobre temas tan dispares como la consciencia después de la muerte gracias a la tecnología, el pensamiento de que cualquier tiempo pasado fue mejor o la sexualidad.

No podemos pasar por alto la maravillosa interpretación de sus dos actrices principales y el Emmy que recibió el capítulo en la categoría de Mejor Guión para una Miniserie. San Junípero es un oasis refrescante en el angustioso desierto de Black Mirror, un episodio diferente que todo amante de las series tiene que ver, al menos, una vez en su vida.

Mención especial:

Estos dos capítulos que presentamos a continuación también suelen aparecer entre los mejores, pero no los hemos incluido en la lista por diferentes motivos.

1. Caída en picado (3x01)

Como crítica a la hipocresía en las redes sociales es más que excelente, y es que hace que nos planteemos cuestiones como hasta qué punto es importante la popularidad. Sin embargo, Caída en picado tiene sus altibajos y carece de esa sensación agridulce a la que nos tiene acostumbrados la serie.

2. Metalhead (4x05)

Ha sido catalogado como el mejor capítulo de Black Mirror y también como el peor. A decir verdad, a nosotros no nos ha convencido la historia de alguien que va huyendo de un perro-metálico-asesino, por mucho que el montaje sea en blanco y negro y eso quede cool. Una aberración dentro de una cuarta temporada flojísima.

Comentarios