Carácter Urbano

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@oblivionmedia.com

Droga caníbal: qué es y qué efectos tiene

Desmontamos el falso mito de la droga caníbal y analizamos qué es y qué efectos tiene el MDPV, la sustancia que se esconde detrás de todos estos casos.
Desmontando algunos mitos de la MDPV o droga caníbal. | Imagen de: Diario Chaco.

 

Desde hace unos años, los medios de comunicación se hacen eco de un nuevo tipo de droga sintética con efectos devastadores para quienes la consumen. El término que se utiliza es el de “droga caníbal”, aunque como veremos a continuación solo se trata de un mito surgido de la paranoia colectiva. Analizamos en profundidad qué es la droga caníbal y cuáles son sus efectos.

Rudy Eugene, el primer caníbal

Fue en 2012 cuando los medios estadouniddenses empezaron a hablar de la droga caníba,l y el detonante fue un terrible suceso que tuvo lugar en Florida.

Rudy Eugene, un hombre afroamericano de 31 años, destrozó a mordiscos la cara de un indigente llamado McArthur Causeway. Tras ser abatido por la policía, el cuerpo del joven fue trasladado al instituto forense para ser analizado, ya que las autoridades sospechaban que Eugene actuaba bajo los efectos de una poderosa droga, tal vez crack o anfetaminas. La sorpresa fue mayúscula cuando sólo hallaron trazas de marihuana en su organismo.

Hasta dónde los médicos sabían, la marihuana no era capaz de provocar (por sí sola) tal nivel de agresividad, ni siquiera la marihuana sintética.

Por otro lado, el agente que disparó a Eugene declaró que tuvo que apretar el gatillo hasta seis veces antes de que cayera al suelo. Esos detalles eran más bien propios de cualquier capítulo de The Walking Dead o de cualquier superproducción zombie, pero el caso es que la droga que había consumido Eugene poco tenía que ver con un apocalipsis de muertos vivientes.

¿Qué es la droga caníbal o MDPV?

Según revelaron informes posteriores, se trataba de una nueva sustancia sintética cuyo nombre científico es metilendioxipirovalerona (MDPV).

La metilendioxipirovalerona o MDPV es una droga altamente estimulante que inhibe la recepción de noradrenalina y dopamina. Fue desarrollada en 1969, aunque se empezó a comercializar de forma clandestina años más tarde, alrededor de 2004. Como hemos señalado, saltó a los medios en 2012 con el caso de Rudy Eugene.

Adopta la forma de pequeños cristales, parecidos a las sales de baño, que se administran por vía oral.

Un informe de la OMS señala que, en la jerga callejera, recibe los siguientes nombres: “MDPV”, “MDPK”, “Magic”, “Super coke”, “Peevee”, “New Ivory Wave”, “Kannibaldrogen”, “Apdamm”, “Aakkoset”, “Bath salt”, “MP”, “MP4” y “MP3”.

¿Qué efectos tiene?

Quienes la consumen suelen esperar que actúe como un nootrópico o un potenciador cognitivo, para aumentar ciertas funciones mentales como la inteligencia, la memoria o la creatividad. Sin embargo, el consumo de MDVP, mal llamada droga caníbal por el caso de Florida, también acarrea una serie de efectos nocivos, tales como:

  • Taquicardia.
  • Hipertensión.
  • Vasoconstricción.
  • Insomnio
  • Náusea.
  • Bruxismo.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Escalofríos,
  • Sudoración.
  • Dilatación de pupilas.
  • Cefalea.
  • Cólico nefrítico.
  • Acúfenos
  • Mareos
  • Hiperestimulación.
  • Disnea.
  • Agitación.
  • Hipertonía.
  • Paranoia.
  • Confusión.
  • Delirios.
  • Ansiedad.

Por cada cinco miligramos de esta sustancia en el organismo, los efectos pueden durar hasta siete días. Otro de los peligros de la droga caníbal es que el consumidor pierde la noción de su propio cuerpo y no nota dolores tan intensos como la rotura de huesos.

Por el momento, no se han realizado estudios concluyentes sobre los efectos a largo plazo de esta sustancia en humanos, aunque se sospecha que pueden alterar profundamente las funciones cognitivas y la calidad de vida del individuo.

La droga caníbal en España

El caso es que esta droga ha llegado a territorio europeo a través al turismo de masas. Por ese motivo, uno de lo primeros casos en detectarse fue el de un jóven de 28 años en Mallorca. Tras ingerir una dosis de MDPV, trató de agredir a varios turistas en la playa. Fueron necesarios hasta once agentes de la Policia Local para reducirlo.

Otro caso tuvo lugar en 2018, durante la Semana Santa madrileña. Una mujer de 35 años y dos hombres de 24 tuvieron que ser atendidos tras enzarzarse en una pelea. Los tres presentaban contusiones y laceraciones en la cara, fruto de arañazos y mordiscos. Habían consumido la droga caníbal.

Desmontando el mito de la droga caníbal

Pese a todos estos casos, los expertos señalan que no hay una correlación entre el consumo de MDVP y una conducta agresiva. En otras palabras, no es la droga lo que produce el comportamiento violento del individuo, sino más bien a la inversa. Todo depende del estado mental que presentaban antes, el contexto social o si padecían algún tipo de patología mental.

No hay una droga que vuelva a la gente caníbal, sino que el consumo de esta sustancia despierta una conducta irracional, potenciada por la ansiedad y las alucinaciones. Si el consumidor ya padecía algún trastorno mental, la cosa se agrava. La incapacidad para sentir dolor es lo que provoca que los sujetos sean difíciles de reducir (o abatir, como en el caso de Rudy Eugene). Por lo tanto, tampoco existen los zombies.

Por otro lado, debemos considerar que hay episodios de violencia con mordiscos y sin drogas de por medio. El ejemplo más claro es el del campeón de boxeo Mike Tyson, quien en 1997 mordió en la oreja a su contrincante Evander Holyfield.

Por último, os dejamos un dato curioso. Resulta que el MDVP no es la sustancia más relacionada con episodios de violencia. El primer puesto se lo lleva una droga totalmente legal: el alcohol.

Comentarios